Hasta 60 meteoros por hora: Restos del cometa Halley provocan la más espectacular lluvia de estrellas

Imagen referencial.

El fenómeno astronómico comenzó en abril y se extenderá hasta fines de mayo. Es posible observarlo en gran parte del país, aunque mayormente en lugares con cielos despejados y sin contaminación lumínica.


La última vez que el cometa Halley fue visto merodeando la Tierra fue en 1986, pero desde entonces, y cada año, restos de la cola del famoso objeto caen sobre el planeta, en lo que se conoce como lluvia de estrellas de las Delta Acuáridas.

Se trata de la lluvia más “copiosa” de este tipo. En el hemisferio sur se registran alrededor de 60 fragmentos o meteoros por hora.

Las Delta Acuáridas se producen una vez al año. Cada lluvia de estrellas se repite en las mismas fechas porque es la Tierra la que pasa por la “huella” que ha dejado algún cometa, y esas huellas son pequeñas partículas o rocas minúsculas que quedan flotando y orbitando.

Cada vez que la Tierra se cruza con ellas algunas entran a ésta y se queman, dando lugar a los meteoros o estrellas fugaces como se les conoce coloquialmente.

Cometa Halley

Aproximadamente cada 76 años, el cometa Halley se acerca al Sol. Su superficie helada se calienta hasta que los hielos se evaporan en el espacio en un proceso llamado “sublimación”. Esto envuelve al cometa en un coma gaseoso, que se aleja del Sol para generar la cola del cometa.

El cometa Halley.

El gas que escapa de la superficie del Halley transporta granos de polvo, que se esparcen gradualmente alrededor de la órbita del cometa. Algunos se adelantan al cometa, mientras que otros se quedan atrás.

Juan Carlos Beamin, astrónomo de la Universidad Autónoma, señala que cada vez que el Halley se acerca un poco al Sol deja parte de su material en órbita, “y cuando la Tierra pasa por ese punto, este material entra a la Tierra y se quema en la atmósfera dando origen a estos meteoros (o estrellas fugaces)”.

El cometa recibió ese nombre por el apellido de quien calculó su órbita: Edmund Halley.

Durante miles de años, el espacio alrededor de la órbita de Halley se ha llenado de granos de polvo. El cometa se está moviendo esencialmente a través de una sucia tormenta de nieve creada por él mismo. Y cada año, la Tierra atraviesa ese ancho río de polvo, dando lugar a la lluvia de meteoritos

Curiosamente, la Tierra vuelve a chocar con los escombros de Halley en octubre, produciendo la famosa lluvia de meteoritos Oriónidas. Aunque el “mejor espectáculo” es en mayo de cada año con las Delta Acuáridas, ya que es cuando la Tierra se acerca al centro de la corriente de polvo.

La mejor forma de observarla

Para observar el detalle de la lluvia de estrellas, las personas deben mirar hacia el este a partir de las 8 o 9 de la noche, aunque la hora de mayor visibilidad es en la madrugada.

Quedan tres semanas para disfrutar del fenómeno. Beamin explica que las Delta Acuáridas partieron el 19 de abril, “y se extienden hasta el 28 de mayo. Si bien su punto máximo fue entre el 5 y 6 de este mes, hoy y esta semana podríamos seguir viendo algunas “estrellas fugaces” o meteoros, que son restos del cometa Halley”.

Se puede ver desde cualquier parte de Chile, aclara el astrónomo de la Universidad Autónoma, “pero principalmente de lugares con poca contaminación lumínica y cielos despejados”, añade.

En esos puntos los días de máxima actividad se puede ver aproximadamente una estrella fugaz por minuto en promedio, “aunque mientras más días pasen menos se podrán ver. El mejor momento para verlas es antes del amanecer (desde las 3 am aprox.) hacia el este, donde además nos seguimos encontrando con los brillantes planetas Saturno, Marte, Júpiter y Venus (en orden como se ven desde poniente a oriente)”, agrega.

Lea también en Qué Pasa:

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

Los “desaparecidos no localizados” se dispararon de 265 a 10.366en 2021, acumulando un total de 108 mil casos desde 1964.