Mascarillas: cuándo usarlas, cómo ponérselas, cómo sacárselas y quién debe utilizarlas

¿Debo usarla en el Metro o en la calle? ¿Cuánto duran? ¿Cómo deben ponerse? Tres especialistas responden.




Las mascarillas fueron uno de los primeros insumos en agotarse después de iniciada la expansión del coronavirus, especialmente tras la llegada del país.

Las mascarillas quirúrgicas sirven para limitar el esparcimiento de gérmenes e infecciones respiratorias que se transmiten por gotitas de gran tamaño (mayores a 5 micrones). Pero personal médico recomienda su uso solo si una persona presenta síntomas respiratorios como tos, estornudos, dolor de garganta, congestión nasal y así prevenir que otros se contagien -especialmente si luego se confirma que es portador del Covid-19-, si es personal de salud (médicos, enfermeros, etc), se relaciona con muchas personas, como personal de FF.AA. o vendedores, o tiene a alguna persona con coronavirus en la casa.

Es válido que ocupe mascarilla el personal de Fuerzas Armadas (FF.AA.), Carabineros y vendedores “puesto que mantienen un contacto directo con muchas personas y es difícil mantener en muchas ocasiones una distancia mínima de 1 a 2 metros”, explica Fernanda Niemeyer, Enfermera Coordinadora de la Unidad de IAAS de la Clínica Universidad de los Andes.

¿Debe la gente en la calle usar mascarillas? ¿En el metro? ¿En los negocios? ¿En el auto?

“No. No hay que usarla en estos casos, pero sí es necesario mantener la distancia social de un metro a un metro y medio para prevenir el contagio”, explica Javiera Toledo, enfermera y docente Facultad de Salud y Odontología U. Diego Portales.

En un estudio publicado este fin de semana, la Organización Mundial de la Salud (OMS) confirma que las mascarillas no son necesarias para los transeúntes porque el coronavirus no se transmite por el aire. La conclusión a la que llega es que el Covid-19 se transmite únicamente por contacto con las gotitas respiratorias que una persona contagiada proyecta al estornudar o al toser.

“La transmisión por gotitas se produce cuando una persona que se encuentra en estrecho contacto (menos de un metro) de otra que tiene síntomas respiratorios (como tos o estornudos) y entra así en riesgo de poner sus propias mucosas (boca y nariz) o sus ojos expuestos a sus gotitas respiratorias potencialmente infecciosas”, explica el estudio de la OMS. “Así, el contagio puede producirse por contacto directo con una persona infectada o por contacto con una superficie o un objeto que ésta haya utilizado” agrega.

Por ello, el lavado frecuente de manos es la medida más efectiva en la prevención de infecciones, recalca Niemeyer.

Una de las cosas que se debe tener muy en cuenta es que, “la mascarilla debe quedar fija. No debe desplazarse ni al hablar ni al moverse, porque la idea es que nos proteja de los microrganismos y virus ambientales”, dice Danissa Magliona, enfermera Centro de Capacitación en Reanimación de Clínica Alemana.

La mascarilla se debe cambiar cada vez que esta se humedezca o ensucie. Tampoco hay que dejarla bajo el cuello, porque se contamina esa área al dejarla caer, explica Javiera Toledo.

Además, la durabilidad de una mascarilla simple quirúrgica es de alrededor de unos 30 minutos, ya que comienza a perder su efectividad como barrera protectora. Y en el caso de una mascarilla de alta eficiencia N95, si su uso es continuo puede durar entre 12 a 24 horas, añade la profesional.

Si usted es unas de las personas que debe usar una mascarilla, revise en nuestra animación interactiva cómo usarla, cómo debe retirarla y todos los cuidados que debe tener en su manipulación.

Comenta