Mujeres que provienen de colegios mixtos optan más por carreras científicas

FOTO: SEBASTIAN BELTRAN GAETE/AGENCIAUNO

Estudio dice que el 48% de las alumnas que cursaron esa modalidad optaron por carreras STEM, mientras que en establecimientos separados, esta cifra se reduce al 43%. Trabajo plantea como desafío el entregar una educación en Chile con menor sesgo de género.


En Chile, por cada 100 alumnos que entran a estudiar Ingeniería en Informática, nueve son mujeres. Y si bien ellas representan el 51,6% de la matricula en la educación superior, son solo un 43,6% de la matricula en carreras comprenden las áreas de Ciencias, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas, (STEM por su sigla en inglés).

Un nuevo estudio, realizado en el marco del Día Mundial de la Mujer y la Niña en la Ciencia, de la Fundación Por Una Carrera, sobre la elección que tienen hombres y mujeres al momento de entrar a una carrera técnica o universitaria STEM, destaca que esa elección está determinada en gran medida por factores externos. Y la modalidad del colegio tiene mucho que decir: El 48% de las mujeres que cursaron su escolaridad en colegio mixto optaron por carreras STEM, mientras que en establecimientos separados, esta cifra se reduce al 43%.

Según cifras del Ministerio de Educación (Mineduc) para 2015, del total de colegios, el 96,3% (11.555) eran mixtos, mientras que los exclusivamente femeninos eran el 1,8% (209) y los de hombres, el 2,2% (262).

El trabajo destaca además, que aunque el curso sea mixto, existe una proporción entre la cantidad de mujeres que hay por sala de clases y la decisión de inscribirse en carreras STEM. Los cursos que tienen un porcentaje mayor al 75% de mujeres, cerca del 48% elegirá carreras científicas. Mientras que los cursos que tienen un 25% o menos mujeres, más del 60% optará por carreras que apuntan a la ciencia.

Iniciativa Ciencia al Parque, actividad con la que se inauguró la Semana Nacional de la Ciencia y Tecnología 2018.
FOTO. JAVIER SALVO/ AGENCIAUNO.

Para la académica de la Universidad de Antofagasta, y vocera de la Red de Investigadoras, Cristina Dorador, este indicador “refuerza la idea de que los estereotipos se profundizan cuando se segregan a las personas. La diversidad es clave para tener una visión más amplia del mundo, hay que crecer y desarrollarse en diversidad”.

El director ejecutivo de la Fundación Por Una Carrera, Francisco Fernández plantea inquietudes que apuntan al proceso formativo de los jóvenes. No se sabe si el sesgo se aprende en los colegios, hogares o la sociedad. “Al menos, tenemos que preocuparnos que los profesores no entreguen sesgos de género durante la formación educativa de los jóvenes”, concluye.

Elección femenizada

Por otro lado, el estudio indica que las mujeres ocupan más del 90% en la matrícula de carreras como Obstetricia, Nutrición o Enfermería. Si bien, no existe una diferencia en el acceso de hombres y mujeres a la Educación superior ¿Cómo se explica que exista segregación de género en carreras universitarias, de acuerdo a su área?

La elección a este tipo de carreras no es homogénea. Fernández, explica que, de acuerdo al estudio, la diferencia existente entre hombres y mujeres en la elección de carreras STEM “se agudiza en áreas como la Informática e Ingeniería, y es inversa en otras áreas como la salud y la medicina veterinaria”.

Tal como muestran los datos que recopilaron del Mineduc, las áreas donde existe una mayor cantidad de matrícula femenina es en Medicina Veterinaria y en carreras relacionadas a la Salud. De este último ítem, destaca que en carreras como Obstetricia y Puericultura, el estudiantado de primer año se complete con un 95% de mujeres.

A pesar de que las mujeres que entran a carreras relacionadas a la matemática e ingeniería son proporcionalmente pocas, ellas suelen tener un mejor desempeño académico en su paso por la Educación media que sus pares hombres. Para Dorador, esto se podría interpretar como “una victoria al estereotipo, incluso muchas veces acentuado por sus mismos profesores. Es decir, a pesar de existir carreras ‘masculinizadas’ como las ingenierías, las estudiantes se sienten capaces de proseguir estas carreras a pesar del entorno”.

“No existen carreras para hombres o mujeres”, agrega Valentina Gran, orientadora Fundación Por Una Carrera. Esa creencia limita a la hora de escoger qué estudiar. “Tenemos que entender como los profesores y administrativos están reforzando o disminuyendo los sesgos de genero, especialmente los profesores jefes, que son uno de los referentes mas importantes al minuto de escoger carrera”, sostiene.



Seguir leyendo