Parte la vacunación de los niños y niñas en Chile: todo lo que debes saber del proceso

Se estima que casi 1 millón y medio de menores podrán ser inoculados contra el Covid-19 en Chile. Revisa todos los detalles del proceso que acaba de iniciarse en el país.




El Plan de Vacunación contra Sars-CoV-2 del Programa Nacional de Inmunizaciones (PNI), considera vacunar población general de 18 años en adelante, grupo que ha sido el más afectado, con más casos positivos por Covid-19, con mayor riesgo de hospitalización y muerte asociada al SARS-CoV-2.

Pero hoy comienza un nuevo hito en el proceso: la vacunación para la población entre los 12 y los 17 años. Se estima que casi 1 millón y medio de niños y niñas podrán ser inoculados contra el Covid-19 en Chile.

“Partiremos el 21 de junio con los jóvenes de centros del Sename, de atención de salud mental, que tienen comorbilidades, pero después seguiremos con todos los jóvenes de nuestro país”, comunicó el presidente Sebastián Piñera el 10 de junio al anunciar la medida.

El anunció se dio a conocer luego de la aprobación de uso de la vacuna del laboratorio Pfizer BioNTech se extendió hasta los 16 años. En el mes de marzo, se incorporó al calendario de vacunación a los adolescentes con patologías crónicas de 16 y 17 años, en esa instancia se ha vacunado a 38.322 personas según datos de RNI.

Según datos del sistema de vigilancia epidemiológica del Ministerio de Salud “Epivigila” ( al 4 de junio) los casos notificados confirmados y probables de Covid-19 son 8,09% en menores de 15 años, 26,47% en personas de 15-29 años, 29,26% en personas de 30 a 44 años, 26,77% personas de 45 a 64 años, y un 9,41% en adultos de 65 años y más.

Según datos del sistema de vigilancia epidemiológica del Ministerio de Salud “Epivigila” ( al 4 de junio) los casos notificados confirmados y probables de Covid-19 son 8,09% en menores de 15 años. Foto: Reuters.

Calendario

Los niños y adolescentes, aunque cursan una enfermedad más leve y son menos susceptibles al SARS-CoV-2 en comparación con los adultos, se ha demostrado que pueden desempeñar un papel importante en la transmisión comunitaria ya que poseen cargas virales de Sars-CoV-2 similares a los adultos en la nasofaringe.

Sin embargo, debido a que es difícil estimar la incidencia de Covid-19 en este grupo, los niños y adolescentes con afecciones subyacentes como asma, enfermedad pulmonar crónica y cáncer tienen un riesgo más alto de hospitalización y muerte por Covid-19.

La subsecretaria de salud Paula Daza, señaló el 10 de junio que la vacunación para la población entre los 12 y los 17 años, se inicia con los niños y niñas residentes en Servicio Nacional de Menores (Sename) o en centros en convenio con esa institución y con comorbilidades específicas (afecciones subyacentes como asma, enfermedad pulmonar crónica y cáncer), “pronto se sumarán el resto de los menores, sin enfermedades de base”, aclaró.

La inoculación partirá con inyecciones de Pfizer, la que fue aprobada el pasado 31 de mayo por el Instituto de Salud Pública de Chile (ISP), que junto al grupo de expertos del Programa Nacional de Inmunizaciones (PNI) y al Comité Asesor de Vacunas e Inmunizaciones (CAVEI) del Ministerio de Salud, autorizaron su uso en menores de 12 a 16 años contra la enfermedad de Covid-19.

La lista de comorbilidades para la vacunación este grupo incluye: Enfermedad pulmonar crónica (fibrosis quística, fibrosis pulmonar de cualquier causa, asma grave o tuberculosis en tratamiento); enfermedad neurológica (neuromusculares congénitas o adquiridas, que determinantrastornos de la deglución o del manejo de secreciones respiratorias o epilepsia refractaria). Enfermedad renal crónica (insuficiencia renal en etapa 4 o mayor, diálisis); enfermedad hepática crónica (hepatitis crónica o hepatopatías); enfermedades metabólicas (diabetes mellitus, enfermedades congénitas del metabolismo); cardiopatías. enfermedad autoinmune; cáncer en tratamiento con radioterapia, quimioterapia, terapias hormonales o medidas paliativas de cualquier tipo; inmunodeficiencias congénitas o adquiridas, incluyendo Síndrome de Down, trasplantados y personas viviendo con VIH; enfermedad mental grave y obesidad severa.

La inoculación partirá con inyecciones de Pfizer, la que fue aprobada el pasado 31 de mayo por el Instituto de Salud Pública de Chile (ISP). Foto: Reuters.

Vacuna Pfizer-BioNTech

El 10 y 28 de mayo la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA) y la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) respectivamente, aprobaron el uso de la vacuna de Pfizer-BioNTech para niños y adolescentes de 12 a 15 años.

La vacuna Pfizer-BioNTech, del laboratorio Pfizer-BioNTech está compuesta por un ARNm modificado con nucleósidos (modRNA) formulado con nano partículas lipídicas (ARNm) que codifican la glicoproteína “Spike” (S), que es esencial para que el virus se adhiera a las células humanas y las infecte. La vacuna se administra en un esquema de dos dosis (0,3 ml cada una) con un intervalo de 28 días.

Los laboratorios BioNTech y anunciaron en marzo de este año que su vacuna contra el coronavirus demostró una eficacia del 100% en jóvenes de entre 12 y 15 años. Según ambas empresas, los ensayos de fase 3, llevados a cabo en 2.260 adolescentes en Estados Unidos “demostraron una eficacia del 100% y una sólida respuesta de los anticuerpos”, así como buena tolerancia y efectos secundarios consistentes con los observados en adultos. Se observaron 18 infecciones confirmadas por Covid-19 en el grupo de placebo y ninguna infección confirmada en el grupo que recibió la vacuna.

Actualmente, Estados Unidos, Canadá y la Unión Europea han autorizado esta vacuna para menores de 16 años.

El Director (s) del ISP, Heriberto García Escorza señaló que “esta es una muy buena noticia para avanzar en la inmunidad capullo, también protegiendo a nuestros adolescentes, quienes con dos dosis y 14 días tendrán una muy buena inmunidad para ir retomando la anhelada normalidad”. “Mientras más vacunados tengamos, más rápido lograremos la inmunidad capullo”, agregó.

Seguridad

Estudios en Estados Unidos indican que la vacuna fue bien tolerada en los participantes de 12 a 15 años. Las reacciones locales fueron en su mayoría leves a moderadas y se resolvieron en su mayoría entre 1 a 2 días. La más común fue dolor en el sitio de punción, y en un 1,5% de los participantes de 12 a 15 años la reacción fue severa, en comparación con el 3,4% de la cohorte de 16 a 25 años.

Respecto a los efectos adversos sistémicos, fatiga y dolor de cabeza fueron los más frecuentes en ambas cohortes. Después de la segunda dosis, un 20% de la cohorte de 12 a 15 años presentó fiebre (≥38°C) y un 17% de los de 16 a 25 años.

En general, los efectos adversos sistémicos ocurrieron principalmente después de la segunda. Se informó linfadenopatía en el 0,8% de los participantes de 12 a 15 años que recibieron la vacuna y en 0,2% de los que recibieron placebo. No se informaron eventos adversos graves ni muertes relacionados con la vacuna. La duración del seguimiento de seguridad posterior a la segunda dosis fue en un 98,3% de los participantes ≥ 1 mes, mientras que en el 58% fue ≥ 2 meses.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.