Se aproxima la vacuna: ¿Hasta cuándo tendremos que utilizar mascarillas?

A once meses de su aparición, hoy se sabe que el virus causante de Covid-19, se quedará conviviendo entre nosotros, lo que supone varios cambios culturales que debemos adoptar.




La esperanza de detener al virus Sars-CoV-2 está puesta en las vacunas que hoy tienen más avanzado su desarrollo y que en los estudios preliminares han demostrado ser seguras y efectivas, pero aun cuando una o varias de esas vacunas sean efectivas y se aprueben, medidas como el uso de la mascarilla permanecerá entre nosotros hasta el verano de 2022 e incluso para siempre, sobre todo en el invierno, aseguran algunos especialistas.

Al inicio de la pandemia, las recomendaciones respecto del uso de las mascarillas eran contradictorias a nivel mundial: para asegurar stock, la primera recomendación era que solo debían utilizarlas era el personal médico, después se dijo que las personas podrían fabricarlas en su propia casa a partir de tela que entrelazado cerrado y en tres pliegues. Lo cierto es que hoy nadie duda de su uso, salir sin ella de la casa es para la mayoría como salir sin reloj o sin celular y para otros es motivo de preocupación no solo llevarla consigo, sino también que combinen con el atuendo que se viste.

Para Luis Miguel Noriega, infectólogo y jefe del Departamento de Medicina Interna de Clínica Alemana, señala que tendremos que seguir utilizando mascarillas por un buen tiempo, si es que no para siempre, “como una medida de prudencia”.

“Falta tiempo para que la vacuna se apruebe, esté lista, llegue a Chile y se pueda comenzar a vacunar a un buen número de la población”, dice el especialista.

“Necesariamente, necesitamos un cambio de cultura como evitar los lugares muy cerrados, las aglomeraciones, el lavado de manos. Además, hay que considerar que lo más probable es que la vacuna no nos dé una protección total y seguiremos teniendo un número determinado de casos anuales”, explica Noriega.

A su juicio, en los viajes en avión, en el transporte público y cuando estemos con algún síntoma respiratorios, deberemos utilizar mascarillas. “Debemos aprender la lección y sacar lo bueno de esta pandemia. Yo creo que es razonable seguir utilizándola hasta fines del próximo año o hasta el próximo verano. Después de eso, sería prudente utilizarla en situaciones particulares, sobre todo en la época de invierno en que aumentan los virus respiratorio”, dice Noriega.

Jorge Jorquera, broncopulmonar de Clínica Las Condes, cree que todavía falta evaluar el rol del uso de las mascarillas en esta pandemia, pero que aún así permanecerá por mucho tiempo con nosotros.

Al interior del Metro y en el transporte público las mascarillas deberá seguir siendo utilizada. FOTO: Andrés Pérez.

Cambio cultural

Para Jorquera, todo dependerá de cuánto impacto la pandemia en la vida de las personas y en las generaciones, cuánto les hizo cambiar la vida.

“Ya cambió la forma de hacer las reuniones, el teletrabajo, avanzamos como diez años. La forma de saludar, el mantener el distanciamiento físico y el uso de mascarillas serán parte de esos cambios, pero lo fundamental es el estricto lavado de manos”, indica Jorquera y recuerda, que después de la influenza H1N1 muchas personas y sobre todo los niños aprendieron a estornudar sobre el antebrazo.

Lo ideal, a su juicio, sería que los grupos de riesgo siguieran utilizando mascarillas, sobre todo en el invierno que es cuando comienzan a circular los virus que producen las enfermedades respiratorias, “todo dependerá del momento epidemiológico que estemos viviendo”, resume. El uso de mascarillas entonces, también podría disminuir el riesgo de todas las enfermedades respiratorias, no solo de Covid-19, y eso implica un impacto importante para el país.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.