Pfizer, Moderna, Sinovac, Oxford, CanSino: ¿Qué vacuna debería elegir Chile?

Foto: Reuters

Eficacia, precio, facilidad de distribución son alguno de los elementos que se consideran para definir con qué vacunas se protege a la población. La pandemia de Covid-19 impone una nueva elección.




Si se cumple una buena parte de lo anunciado por las farmacéuticas que están desarrollando vacunas contra Covid-19, es muy probable que el próximo año, existan en el mercado varias alternativas disponibles.

Considerando que la producción es limitada y que gran parte de los países del mundo estarán requiriendo millones de dosis -por primera vez en la historia- definir qué vacuna será la que se administrará en Chile es una decisión en la que se conjugan varios elementos que no solo tienen que ver con la seguridad y eficacia de la vacuna, la distribución y almacenamiento de los millones de dosis, es también una preocupación. Solo Chile necesita vacunas para 14 millones de personas, 24 millones de dosis considerando que el esquema de vacunación de la mayoría de las candidatas, son dos dosis.

La primera advertencia que hacen los especialistas es que a la fecha no existe una vacuna aprobada y que todos los referencias que hay respecto de los prototipos que se están estudiando son preliminares. La segunda, que la seguridad es por lejos lo más importante.

Lorena Tapia, pediatra infectóloga e investigadora del Instituto de Ciencias Biomédicas (ICBM) de la Facultad de Medicina de la U. de Chile y miembro del Comité Asesor en Vacunas Covid del Ministerio de Ciencia, explica que quienes toman la decisión final es el Ministerio de Salud luego de la recomendación del Comité Asesor en Vacunas y Estrategias de Inmunización (Cavei).

A su juicio, lo más importante es la seguridad y la efectividad de las vacunas, en ese orden. “No puede haber una vacuna que es efectiva pero no segura”, dice.

Mario Calvo, infectólogo Universidad Austral y exmiembro del Cavei está seguro que para este comité “el primer criterio que utilizará será seguridad, el segundo será seguridad, el tercero será seguridad y el cuarto efectividad”.

Según el especialista, el precio de las vacunas también afecta “pero es muy probable que sea el último elemento a considerar”.

Respecto de la efectividad, Calvo señala que “más importante es la capacidad de prevenir un Covid grave”.

Para el el infectólogo infantil de Clínica Las Condes, Juan Pablo Torres, la decisión pasa por elegir la vacuna que sea más segura, que tenga mejor respuesta, sea más eficaz, consideraciones de costo y facilidad de distribución y almacenamiento, en ese orden.

Para el Ministerio de Salud, hay tres aspectos importantes en consideración: la seguridad de la vacuna, criticidad de la vacuna y la protección de las poblaciones vulnerables.

Cecilia González, jefe Departamento de Inmunizaciones, División de Prevención y Control de Enfermedades del Minsal, explica que es fundamental conocer los datos al respecto de los estudios clínicos en ejecución. “Con las vacunas de plataformas tradicionales (inactivadas), existe experiencia de uso en los programas de vacunación. De las vacunas de nuevas plataformas, se desconoce aspectos de seguridad, por eso son relevantes los estudios clínicos”, dice.

También es relevante, indica González,  preservar la indemnidad del sistema sanitario y de las actividades esenciales para el país, por lo que la propuesta a nivel mundial ha sido iniciar la vacunación en estos dos grupos de personas.

Sobre la protección de poblaciones vulnerables, la jefe de Inmunizaciones dice que están a la espera de mayor información de seguridad y eficacia de las vacunas de nuevas plataformas especialmente en población de riesgo de enfermedad grave por condición de salud o por edad.

Producción y distribución

La producción y distribución de las vacunas también son un tema para considerar. En ese sentido, Torres dice que en el caso de vacunas que requieran condiciones de almacenamiento de -70 grados, como la vacuna de Pfizer, con el tiempo irán surgiendo soluciones, como la utilización de hielo seco por algunas horas o días. “Son desafíos que se van agregando. Si existe una vacuna que requiere logística de almacenajes, van a ir surgiendo soluciones”, indica.

Sobre el tema logístico, Javier Tinoco, infectólogo de la Clínica Universidad de los Andes, señala el tema logístico depende de la realidad de cada país. En el caso de Chile, transportar y mantener una vacuna a -70 grados es difícil porque hoy no existen ese tipo de equipos disponible y si se rompe la cadena de frío, la vacuna simplemente no servirá.

La vacuna de Pfizer requiere refrigeración de -70 grados. FOTO: REUTERS

El tema del precio, el Ministerio de Salud junto al ISP evaluarán la alternativa de vacuna que se tenga, es un factor que puede pesar pero no más que otros, insiste Tinoco. Es probable que las vacunas con ARNm sean más caras porque se trata de una tecnología más nueva pero todo apunta a que habrá más de una vacuna disponible.

Más alternativas, mejor

Considerando que son varias las vacunas que están en desarrollo, es probable que varias vacunas sean aprobadas, el especialista de Clínica Las Condes cree que “la estrategia no sea la elección de una sola vacuna y lo más probable es que si existe más de una, se escoja más de una”.

A juicio de Tapia, contar con varias alternativas de vacunas es bueno porque las vacunas no se comportan de la misma manera en toda la población. De esta manera, será posible tener un esquema de vacunación para niños, adultos crónicos, adultos mayores y población general.

De la misma idea es Calvo. “Va a generar confusión que existan varias vacunas, pero para nosotros es súper bueno. Es confuso, pero bueno. Vamos a contar con vacunas de distintas plataformas”.

Tras la decisión

El ministro de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación, Andrés Couve, señala que después aún cuando se defina qué opción tomará nuestro país y se inicie la vacunación, es necesario un seguimiento de cerca del avance de las tecnologías. “Una primera generación de vacunas se irá perfeccionando, se realizarán nuevos ensayos, se avanzará en la reducción de costos, etc., y desde el Ministerio de Ciencia, junto con nuestro Comité Vacuna Coronavirus, seguiremos monitoreando cada paso de este avance”.

Couve también destacó el desafío comunicacional que representará la vacunación. “No podemos olvidar que las vacunas permiten salvar vidas y erradicar enfermedades. Para garantizar mayor adherencia de la población, debemos ser claros en informar que las vacunas son herramientas eficaces para combatir enfermedades como el coronavirus. Sin ir más lejos, nuestro país logró erradicar la polio del territorio en 1975; y la viruela una enfermedad que tenía efectos devastadores en la salud pública, fue erradicada globalmente gracias al desarrollo científico y programas internacionales de vacunación”, recuerda.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.