Síntomas del coronavirus pueden ser para siempre: Expertos advierten que “Covid prolongado” probablemente nunca desaparezca y se transforme en una enfermedad crónica

Foto: Reuters.

Las secuelas post infección de Sars-CoV-2 siguen presentes meses después en parte de la población que estuvo enferma, y los especialistas explican que podría transformarse en una dolencia permanente.




La presencia del Covid-19 en el cuerpo podría extenderse más de lo esperado. Y es que uno de los tantos efectos que deja el virus es el denominado “Covid prolongado”, una serie de síntomas que podrían aquejar a los sobrevivientes de la enfermedad que iría desde manos que se pelan, úlceras bucales, problemas pulmonares e incluso la muerte.

El Instituto Nacional de Investigación en Salud (NIH, sus siglas en inglés) de Gran Bretaña ya alertaba sobre los “transportistas largos”, personas que llevan meses experimentando distintos padecimientos en su cuerpo después de superar la infección por coronavirus.

Según los datos de una aplicación de seguimiento de síntomas diseñada por el King’s College de Londres, el 10% de los pacientes con Covid-19 no se siente completamente recuperado después de tres semanas y el 5% puede continuar enfermo durante meses.

Y de acuerdo a un estudio publicado en la revista científica The Lancet, el 63% se quejó de fatiga o debilidad muscular, mientras que el 26% tuvo problemas para dormir. Además, se manifestó ansiedad o depresión, e incluso algunos pacientes desarrollaron problemas renales tras recibir el alta hospitalaria.

A estos datos se le suman las declaraciones del Director de los Institutos Nacionales de Salud (NIH) de EE.UU., Francis Collins, quien advierte que existe la posibilidad que estos padecimientos nunca desaparezcan.

Enfermedad crónica

En una entrevista a la cadena NBC News, Collins indicó que parte de los problemas en tratar el Covid prolongado, radican en que no sigue un patrón claro de síntomas, y puede presentarse en pacientes que se infectaron gravemente de coronavirus, pero también en los que tuvieron leves manifestaciones del virus.

Una enfermera de la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital St. George's en Londres, donde el número de camas de cuidados intensivos para enfermos críticos ha tenido que incrementarse de 60 a 120. Foto: AP.

“Me temo que algunas personas que han tenido estos efectos, que ya han pasado tres o cuatro meses, pueden no estar en camino de mejorar en unos meses más, y esto podría convertirse en una enfermedad crónica, afirmó el director de los NIH.

Los Institutos Nacionales de Salud todavía están investigando cómo el virus puede provocar una enfermedad de la que algunas personas no se recuperan de la forma en que se supone que debe hacerlo su cuerpo. Por lo mismo, los NIH mantendrán contacto con los “transportistas largos” de Covid durante meses y posiblemente años para comprender las derivaciones que tiene el virus en el organismo humano.

Si bien hay decenas de síntomas que han presentado las personas con Covid prolongado, los más frecuentes han sido tos, fatiga continua, dolores corporales, dolor en las articulaciones, dificultad para respirar, pérdida del gusto y el olfato, dificultades para dormir, dolores de cabeza y confusión mental.

Avindra Nath, médico e investigadora principal de los NIH explicó a la cadena de noticias estadounidense que si el origen de los problemas estaba relacionado con el cerebro, la posibilidad de reparar el daño era menos probable. “Si bien el cerebro puede reparar algunos daños, no puede repararlos todos”, agregó Nath.

Según la Universidad de California Davis Health, una posible teoría para explicar los síntomas prolongados, es que el virus posiblemente permanece en sus cuerpos en un porcentaje ínfimo. Otra hipótesis es que sus sistemas inmunes continúan reaccionando de forma excesiva a pesar de que la infección haya pasado.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.