¿Un descomunal agujero negro justo en medio de nuestra galaxia? Expectación global por anuncio científico

Imagen referencial.

Los mismos astrónomos que publicaron la primera foto de un agujero negro anuncian para hoy otro "revolucionario" descubrimiento en una conferfencia de prensa mundial.




Los mismos científicos que en 2019 revelaron la primera imagen de un agujero negro, hace ya un par de semanas vienen convocando a una conferencia de prensa para anunciar un nuevo y sorprendente hallazgo.

Ninguno de estos investigadores ha dicho qué es lo que han descubierto. Pero el misterio se romperá hoy por la mañana, cuando finalmente la conferencia de prensa comience.

Se trata de una evento simultáneo a desarrollarse en Garching (cerca de Munich, Alemania), Washington D.C., Ciudad de México, Tokio, Taipei y Santiago en Chile.

Pese al hermetismo, ha trascendido que el anuncio podría ser la imagen de otro agujero negro. La diferencia es este es un agujero negro supermasivo y está ubicado en el centro de la Vía Láctea. Se llama Sagitario A* (pronunciado A-estrella).

Según un artículo de National Geographic, Sagitario A* tiene una masa estimada de unos 4 millones de veces la del Sol, y se cree que está inactivo la mayor parte del tiempo, pues solo absorbe gas o polvo de manera ocasional.

En 2019, un equipo científico liderado por Reinhard Genzel y Andrea Ghez comprobaron empíricamente su existencia, lo que les premitió ganar el Premio Nobel de Física de 2020 a partir de las mediciones tomadas por el telescopio Keck de Hawai.

Sin embargo, estos fenómenos se forman como consecuencia del colapso gravitatorio de una estrella supemasiva, algo bastante improbable en el caso de Sagitario A*, pues hasta la fecha no se han detectado estrellas cercanas que sean lo suficientemente masivas para formar un evento de estas características. Las nuevas mediciones llevadas a cabo por el EHT podrían aportar nueva luz a la oscuridad de estos agujeros negros.

Imagen de Chandra de Sgr A* y su región circundante

En su convocatoria a la prensa, la Fundación Nacional de Ciencias de EE.UU. señaló que se trata de un “innovador descubrimiento de la Vía Láctea” por parte de un grupo de investigadores dedicado a la caza de agujeros negros.

Este trabajo colaborativo es gracias al trabajo conjunto del Telescopio de Horizonte de Sucesos (EHT, por las siglas en inglés de Event Horizon Telescope). Al menos siete instituciones de investigación en todo el planeta realizarán conferencias de prensa simultáneas para anunciar el descubrimiento este jueves a las 9.00

El EHT es una colaboración entre ocho radiotelescopios internacionales distribuidos por todo el planeta, que actúa como un telescopio virtual a escala global con una sensibilidad inaudita, diseñada para capturar imágenes de un agujero negro con la mayor resolución espacial posible.

Fue gracias a este trabajo colaborativo que el 10 de abril de 2019, se publicó la primera fotografía de un agujero negro súpermasivo y de su sombra, la primera evidencia visual directa de estas estructuras, procesando para ello imágenes en longitudes de ondas milimétricas del núcleo de la galaxia elíptica gigante M87, que se encuentra en el cúmulo cercano a la galaxia Virgo.

First Image of a Black Hole

Hasta antes de esta imagen, la existencia de los agujeros negros solo era teórica.

La técnica utilizada para generar este mega telescopio es llamada interferometría de línea de base muy larga (VLBI, por sus siglas en inglés), según explicó en una columna de opinión el astrónomo Gustavo Orellana González, investigador posdoctoral U. de Talca y Miembro de la Fundación Chilena de Astronomía.

“En ella, se combinan las señales medidas desde distintos telescopios (formando un arreglo de telescopio), de tal forma que se puede reconstruir la imagen que obtendría un telescopio con un diámetro equivalente a la distancia máxima entre los distintos componentes del arreglo. Como los componentes del EHT están en distintos hemisferios y continentes, su diámetro es equivalente al de un telescopio del tamaño de la Tierra. La importancia de hacer telescopios más grandes es que a medida que la superficie de estos es mayor, nos permiten ver fuentes más pequeñas en el espacio. En el caso del EHT, este es tan grande que nos permitiría leer un libro posado en la Luna desde la Tierra, sin ningún problema”, explicó el astrónomo.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.