MI HISTORIA


Tras décadas de aprendizaje y mudanzas, Mauricio Molina decidió llevar su emprendimiento, Maosví Joyas, a Villarrica. Cambió su manera de confeccionar, vender y recolectar, dándole un vuelco al negocio con la ayuda de piedras volcánicas, maderas y diseños nativos inspirados en el sur. Un arte que se sigue abriendo paso y que encontró sus primeros clientes hace ya 30 años.