La plataforma que digitaliza el libro de clases en aulas preescolares

El equipo de Kidsbook, una plataforma que digitaliza el libro de clases y la libreta de comunicaciones en la educación prescolar. Fotos: Pablo Sanhueza.

KidsBook es una plataforma que ha reinventado algo tan tradicional como el libro de clases. Con la posibilidad de llevar distintos de registros, hacer seguimientos e incluso permitir comunicarse directamente con los apoderados, reemplazando la libreta de comunicaciones, sus creadores buscan innovar en la comunicación de padres y parvularias.


Con el retorno a clases, los jardines infantiles abrieron sus puertas en marzo pasado, permitiendo que los niños volvieran a ocupar las aulas que estuvieron cerradas por dos años. Una situación favorable para muchos padres que trabajan y necesitan dejar a sus hijos en un lugar seguro y de aprendizaje, pero siempre con una constante atención hacia ellos.

Sabrina Orellana (29), fundadora de KidsBook e ingeniera comercial, tenía esta misma necesidad: como era trabajadora dependiente, debía dejar a su hijo en un jardín, pero al no poder estar siempre al pendiente por todas las actividades laborales que debía realizar en el día, muchas veces se perdía con comunicaciones de parte de las educadoras.

Frente a eso, durante 2018 y en conjunto al ingeniero civil industrial Rodrigo Marambio (30), tuvo la idea de entregar una solución a esa problemática, conformando un equipo de trabajo con el ingeniero industrial Yerko Kesternich (29) y el ingeniero eléctrico Miguel Orellana (50). El equipo tuvo un innovador proyecto: crear una plataforma que permitiera que las parvularias llevaran un registro de sus alumnos, tal como se haría en un clásico libro de clases, pero con más funciones automatizada, y sirviera como una libreta de comunicaciones actual, a través de la cual se puede mantener un contacto directo entre los apoderados y las profesionales.

El equipo tuvo la visión general de aportar en este sector educativo en específico, ya que “es el pilar fundamental en el desarrollo y crecimiento del ser humano”, sintetiza el cofundador Yerko Kesternich.

"(La educación precolar) es el pilar fundamental en el desarrollo y crecimiento del ser humano”, afirma Yerko Kesternich, uno de los cofundadores y desarrolladores de KidsBook.

KidsBook es una plataforma que se puede usar tanto en celular, como computador o tablet y que tiene tres perfiles: uno para la directora, donde puede ir chequeando diferentes registros del establecimiento; otro para la educadora, donde va registrando y evaluando el desempeño de sus estudiantes, desde el ámbito académico, pasando por la asistencia e incluso sus controles sanitarios en el contexto actual; y finalmente, un perfil para el apoderado, donde puede ver un diario mural con las actividades y eventos importante, recibir comunicaciones por parte de las educadoras, ver el desempeño de su hijo e incluso realizar pagos al establecimiento.

La idea comenzó a desarrollarse a través de fondos propios del equipo y en poco tiempo logró cerrar una ronda de inversión por más de $100 millones. Kesternich reconoce que inicialmente recibieron varios rechazos por parte de establecimientos prescolares: “Las directoras en Chile todavía tenían un pensamiento muy conservador en el sentido de la digitalización. Por ejemplo, tú hablabas con una directora y te decía que no aprendería nunca a usar la agenda. Entonces no había una cultura digital en relación a los establecimientos escolares”, precisa.

KidsBook es una plataforma que se puede usar tanto en celular, como computador o tablet y que tiene tres perfiles: uno para la directora, uno para la educadora y otro para el apoderado.

El impulso que la pandemia le otorgó a la digitalización en distintos ámbitos, entre ellos el educacional, hizo que los mismos establecimientos que rechazaron la implementación de KidsBook los buscaran nuevamente. “Los establecimientos se tuvieron que digitalizar, tuvieron que empezar a ocupar WhatsApp, correo electrónico. Se dieron cuenta que era un caos y nos volvieron a contactar. Entonces esto permitió un crecimiento gigante de la plataforma”, señala el ingeniero industrial. Actualmente, más de 250 establecimientos prescolares han incorporado a KidsBook en sus procesos.

Digitalizando los espacios educativos

Las nuevas circulares que el Ministerio de Educación ha presentado se traducen en ir avanzando cada vez más en la digitalización de los establecimientos educacionales. “Por ejemplo, la primera circular que salió el año pasado dice que los establecimientos subvencionados y municipales tienen que llevar todos sus registros digitales a través del libro de clases digitales y eso obviamente impulsado porque nosotros tenemos el servicio que lo logra, de hecho, somos los únicos actualmente enfocados solo en educación prescolar”, cuenta Kesternich.

“Queremos masificar el servicio en Chile, es decir, que la mayoría de los establecimientos prescolares tengan KidsBook", proyecta Kesternich.

Gracias a esto, KidsBook ha logrado tener presencia en diferentes regiones del país y proyectan que continuarán ampliando su rango. “Queremos masificar el servicio en Chile, es decir, que la mayoría de los establecimientos prescolares tengan KidsBook, que integren una plataforma digital, no solo de comunicación, sino también de gestión interna para que el tiempo que las educadoras ahorren en tareas de gestión, lo enfoquen netamente en la educación de los niños”, precisa el cofundador de la plataforma.

El equipo está haciendo pruebas para lanzar KidsBook en Colombia y esperan ampliarse a través de todo Latinoamérica, buscando aportar en la educación prescolar de toda la región.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.