Chile vuelve a Lima después del rayado del camarín: “Fue una provocación, produjo malestar y ahora puede incentivar a Perú”

Santiago Acasiete cree que el rayado de 2015 puede incentivar una victoria de la selección peruana.

Santiago Acasiete, exseleccionado del Rímac, quien jugó 44 partidos hasta 2013, no olvida el mensaje de la Roja en aquel 4-3: “Respeto!!! Por aquí pasó el Campeón de América”, decía el escrito. Pese a los años que han pasado, y a los partidos que han disputado en este período, esta la primera vez de la Roja en la capital peruana desde aquel episodio.


Santiago Acasiete conoce de cerca el llamado Clásico del Pacífico: “Es un partido de una motivación diferente”. En sus 26 años con la selección de Perú enfrentó en cinco ocasiones a la Roja, con tres derrotas, una victoria y un empate en 9 años con su equipo nacional. Y aunque no estuvo en ese histórico 4-3 de 2015, cuando el equipo de Jorge Sampaoli venció y dejó un conflictivo mensaje, el ex zaguero central sabe que hirió profundamente el orgullo de sus compatriotas. “Estuvo de más”, reconoce, aunque advierte que “puede ser un incentivo para nuestra selección”.

¿Cómo analiza este nuevo duelo entre peruanos y chilenos?

Se miden dos selecciones necesitadas de puntos. El que haga mejor las cosas podrá seguir el camino hacia a Qatar 2022. Esa premura hará que tanto Perú como Chile intenten hacer su mejor juego.

¿El que pierda se queda sin Copa del Mundo?

No sé si estará eliminado de manera absoluta, porque en el fútbol las cosas siempre pueden cambiar. Lo que sí, una derrota aleja demasiado al perdedor de los puestos de clasificación.

¿Es cierta esa intensidad del Clásico del Pacífico?

Realmente es un clásico, que no se acerca a otro tipo de partidos. Es lindo y emocionante jugarlo. Esperamos que en esta versión ambos salgan a buscar el triunfo. Por mi parte, espero que gane Perú. Se siente especial porque somos hermanos, porque estamos cerca geográficamente. Es cierto que existe una motivación diferente, lo he vivido. Hay una sensación diferente cuando se juega este clásico. Y eso también lo siente los más jóvenes, es un incentivo para lograr un buen resultado.

¿Cómo llega Perú a este partido?

Perú ha tenido algunos problemas que no se veían antes, pero eso es parte de esta profesión. Hay tipos que están estudiando este rendimiento, que han dado indicaciones, que han tratado de salir de este mal momento. Pero poco a poco, Ricardo (Gareca) va encontrando los jugadores idóneos para que Perú empiece a sumar de a tres.

En la eliminatoria pasada su equipo nacional ganó gran parte de los puntos que lo llevaron a Rusia…

Es cierto, por eso no es una ilusión lograrlo otra vez. Se ha hecho un gran trabajo, subiendo el nivel deportivo. Esperemos que en la segunda parte de esta eliminatoria aumente el nivel de competencia, que se repita la buena campaña del proceso pasado.

Chile tampoco llega en un buen momento…

Todo tiene su momento y Perú sigue respetando a Chile, como ese Chile potente, ese equipo fuerte que ha logrado muchas cosas. Sin embargo, Chile tiene problemas y hay que reconocerlos. En los últimos partidos no ha logrado los resultados que lo pongan más arriba en la tabla.

¿Cómo evalúa el trabajo de Ricardo Gareca en esta eliminatoria?

Ha hecho ingresar a algunos jugadores más jóvenes, pero siempre es importante tener la experiencia de Paolo o de Farfán.

¿Recuerda el rayado de 2015, ese de “Respeto !!! Por aquí pasó el Campeón de América?

Fue algo muy incómodo. Uno al final que tiene que aceptar cuando pierde. Chile estaba en un buen en partido y ya está. Hay que aceptar ese resultado. Ahora Chile no viene con mucha confianza, pero la necesidad también puede ser un factor negativo para que el Perú haga bien su juego.

El rayado hecho por los jugadores chilenos, tras el 4-3 en Lima de 2015, causó mucho malestar en los peruanos.

¿Fue algo irrespetuoso?

El rayado estuvo de más. En ese momento no podíamos hacer nada, aunque ahora es otra historia y será diferente. No fue el momento para hacerlo, sobre todo de la manera en que lo festejaron los chilenos. Ese rayado de 2015 fue una provocación y produjo malestar, y ahora puede ser un incentivo para Perú, depende de cómo lo tomen los jugadores, ojalá que no afecte el ánimo. Puede provocar un cambio positivo en el Perú positivo.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.