El nuevo centro de operaciones de Chadwick y el piñerismo en la Universidad San Sebastián

El exministro del Interior del gobierno de Sebastián Piñera llegó en 2020 a esa casa de estudios luego de ser acusado constitucionalmente y haber quedado inhabilitado por cinco años para ejercer cargos públicos. A ese lugar también arribaron otros exfuncionarios de esa administración para hacer clases. Históricamente ligada a la derecha, en el establecimiento educacional transmiten que no hay una intención política detrás, sino que la universidad solamente busca ser protagonista en el debate público.




Todos los días a las ocho de la mañana el exministro del Interior Andrés Chadwick (UDI) llega hasta su oficina de la Universidad San Sebastián (USS), en el barrio Bellavista. Hace ya más de dos meses que el histórico dirigente gremialista asumió como decano de la facultad de derecho y gobierno de la casa de estudios, en lo que se ha convertido en una especie de reinvento de la política y su centro de operaciones.

Y no ha estado solo en esa causa, ya que a ese establecimiento educacional han llegado varias autoridades y exfuncionarios del segundo gobierno de Sebastián Piñera. De ahí que a esa casa de estudios algunos la han llamado un “bastión del piñerismo”. Y si bien se ha especulado el rol y poder que ha ostentado Chadwick para traer a expersoneros de gobierno, algunos de ellos ya se encontraban trabajando antes que arribara al decanato, mientras que otros lo hicieron después.

Así, por ejemplo, llegó hace poco liderar el centro de políticas públicas de la universidad, el exministro de la Segpres Juan José Ossa (RN). Dentro de su equipo, el exsecretario de Estado se trajo a gente que trabajó en el gobierno de Piñera, entre ellos, a la exministra de Agricultura María Emilia Undurraga (Evópoli), quien es coordinadora del área de vínculo rural; la exsubsecretaria de Prevención del Delito María José Gómez, quien está a cargo del área de seguridad; el exsuperintendente de Medio Ambiente Cristóbal de la Maza, quien será el coordinador del área de sostenibilidad; y el exdirector ejecutivo de Fosis Felipe Bettancourt quien está a cargo del área de impacto social.

A ellos se suma que también se incorporó el exministro de Desarrollo Social y excandidato presidencial Sebastián Sichel como profesor en derecho, cargo que ya había ocupado en años anteriores. También el exministro de Vivienda Felipe Ward llegó como académico de derecho inmobiliario y el exsubsecretario de Hacienda Alejandro Weber arribó como decano de la facultad de economía y negocios.

Asimismo trabaja el exministro del Interior Víctor Pérez (UDI), quien hace clases en el horario vespertino de la sede Los Leones y la exsubdere María Paz Troncoso, quien trabaja en vinculación con el medio en la facultad de economía y negocios. Otro que ha seguido vinculado a la USS es el exsubsecretario de Redes Asistenciales y actual convencional Arturo Zúñiga, quien colabora en investigaciones en el Instituto de Políticas Públicas en Salud. De igual manera, la convencional Marcela Cubillos también sigue ligada a la USS y el año pasado hizo clases a nivel vespertino para compatibilizar sus horarios.

Además, hay otros exfuncionarios que hacen clases en derecho, como Gonzalo Arenas (UDI), quien trabajó en el Ministerio del Interior como jefe de asesores y en el Ministerio de Desarrollo Social a cargo de la Unidad de Coordinación de Asuntos Indígenas. Y otros académicos que son referentes de la derecha como el exdiputado Arturo Squella, quien si bien ahora es del Partido Republicano, era cercano al exvocero de gobierno Jaime Bellolio.

Mayor protagonismo de la USS

La historia de Chadwick con esa casa de estudios es conocida. Ya había trabajado anteriormente en ese lugar. Luego de ser acusado constitucionalmente en el 2020 -lo que lo inhabilitó por cinco años para ejercer cargos públicos- volvió a hacer clases para el diplomado en derecho constitucional y educación ciudadana. Antes del segundo gobierno de Piñera ya había coincidido con Sichel en la USS.

Pero de todas formas ahora en su rol de decano asumió un mayor poder en la casa de estudios, lo que algunos sienten que podría ser utilizada como un bastión de la derecha en el mundo de la academia. Si bien cercanos al exministro dicen que no está en sus intenciones aquello y que tampoco ha tenido un rol influyente en traer gente nueva, lo cierto es que el reclutamiento de las exautoridades se da en un contexto en que en la USS tienen la intención de adoptar un rol protagónico en el debate público.

Así, se espera que sus académicos participen de debates contingentes, como el plebiscito de salida donde se han hecho charlas en la universidad y se ha invitado a constituyentes a exponer. También se quiere marcar puntos en otras discusiones, como el debate por las políticas públicas que se está dando.

En ese sentido, un exministro destaca que la ventaja de tener a autoridades dentro de la USS es que cuentan con “probada competencia”: Tienen entrenamiento en medios de comunicación, vocación pública y experiencia en la gestión del Estado. A todo eso se añade la ventaja de que se conocen entre todos, lo que, añade, facilita el trabajo en equipo.

La USS históricamente ha estado ligada a personeros de la derecha. Su actual junta directiva es presidida por Luis Cordero Barrera, quien fue amigo personal del fallecido senador Jaime Guzmán, además de ser uno de los fundadores de la UDI y cercano a referentes gremialistas como Chadwick y el extimonel Pablo Longueira.

Esta universidad no es la única que ha estado vinculada a círculos políticos, ya que otras casas de estudios también lo han hecho. Una de ellas es por ejemplo la Universidad del Desarrollo (UDD), la cual está vinculada a referentes del gremialismo como el extimonel UDI Ernesto Silva; el excandidato presidencial Joaquín Lavín y el exjefe de asesores del segundo piso de Piñera Cristián Larroulet.

Lo mismo ocurrió con la Universidad Autónoma, más vinculada a RN donde el exministro Teodoro Ribera ha ejercido como rector, y ha incluido como académicos al exsubsecretario del Interior Rodrigo Ubilla (RN).

También han llegado exministros a otras universidades, por ejemplo, Rodrigo Cerda (Hacienda) a la Universidad Católica, Juan Carlos Jobet (Minería y Energía) en la Universidad Adolfo Ibáñez y Jaime Bellolio (Segegob) a la Universidad Andrés Bello.

Resistencia de los alumnos

El día que asumió Chadwick en la San Sebastián circularon en redes sociales críticas de alumnos a su incorporación. Esto debido al rol que el exministro tuvo durante el estallido social en 2019. A él se le sindica como la autoridad civil responsable de los casos de abuso policial por parte de Carabineros, un tema por el cual fue acusado constitucionalmente.

Por esos días se difundió un comunicado de los centros de estudiantes de derecho y administración pública de la sede en Concepción en que criticaron su designación. En una asamblea del 8 de abril se afirmó que “la condena a las violaciones de los derechos humanos fue transversal en las diferentes generaciones y carreras presentes, además de señalar que con el nombramiento se mantiene o se protege la impunidad de los actos y omisiones que se le atribuyen y por los cuales está siendo investigado el señor Chadwick Piñera”.

Sobre ese mismo punto, se transmitió que existía una “incompatibilidad en el nombramiento con los valores de la universidad” y un “desprestigio” de la casa de estudios tras su designación.

De todas maneras, en la USS transmiten que esa resistencia fue inicial y que actualmente eso ya no ocurre. En ese sentido, agregan que Chadwick sostiene sin problemas reuniones habituales con los alumnos.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.