Pedro Carcuro: la figura de la TV que sobrevivió a todos (incluso a Don Francisco)

CARCURO 4

Con el término del contrato del hombre tras 'Sábados Gigantes', el comentarista deportivo se convierte en el último rostro televisivo que casi vio nacer la TV local, y que sigue en pantalla hasta hoy. En entrevista con La Tercera, dice: "No hay cargos vitalicios, las personas están por mérito".




Ayer, la noticia de la no renovación del contrato de Mario Kreutzberger, Don Francisco, por parte de Canal 13 remeció a la industria.

Aunque el célebre animador, con 57 años de trayectoria en esa empresa, seguirá vinculado al canal, su lazo con la estación del grupo Luksic cambió definitivamente.

El quiebre tiene sabor al fin de una era, luego que prácticamente todos sus contemporáneos, insignes comunicadores que como él vieron nacer la TV local, fueran desapareciendo de pantalla. Poco a poco, aquellos personajes que parecían inamovibles, terminaron sus proyectos y comenzaron a dedicarse a otros rubros.

Pero sin Don Francisco, aún queda uno más: Pedro Carcuro. A sus 74 años, el comentarista deportivo sigue en pantalla, actualmente encabezando las transmisiones de la Copa América para TVN.

Después de casi cinco décadas dedicadas a la TV, dice a La Tercera PM que su vigencia tiene una sola respuesta: "Hay algo que le gana al calendario, que es la pasión. Si uno se compromete con pasión por lo que hace, los resultados siempre van a ser mejores. En mi caso la pasión se mantiene inalterable".

Su llegada a la TV fue casi fortuita. Siendo aún estudiante de la Escuela de Derecho de la Universidad de Chile, fue convocado por Eduardo Ravani como periodista deportivo. Por entonces -fines de los 60-, Ravani junto a Jorge Pedreros y Fernado Alarcón, prestaban servicios a TVN a través de su productora PAR. Un par de años después, Carcuro fue contratado por TVN para integrar su incipiente departamento de prensa.

Condujo infinidad de espacios deportivos, de entretención, y conformó una de las duplas más famosas de la TV junto al ex futbolista Sergio Livingstone.

Sobre su longeva carrera en TV, dice: "En muchos países del mundo, la experiencia y la antigüedad se miran como un mérito". Pero advierte que ese mérito responde a un esfuerzo constante. "Estás siendo permanentemente evaluado, tanto por los estudios de las empresas, como por el estudio del rating. Uno no sobreviviría si las evaluaciones fueran negativas. No hay cargos vitalicios, las personas están por mérito". Y añade: "es lo que creo que también ocurre con Don Francisco, el no seguiría si no fuera por eso".

Justamente en esa línea, pensando en la actual situación del hombre tras Sábados gigantes, dice: "Lo más importante es que Don Francisco sigue en la TV. Mario es una figura muy importante para que desaparezca de un día para otro".

Frente al recambio de rostros, versus la salida de las leyendas de la TV, agrega: "Creo que todo es válido: es válida la permanencia de la gente con experiencia, pero también es importante el recambio, que ocurre permanentemente en todas las actividades profesionales. No es excluyente para la TV".

¿Piensa en su propio retiro?

El retiro en cada uno se produce naturalmente. Siempre he dicho que cuando uno hace el primer programa, no sabe cuál va a ser el último. Cuando se emitió el De pé a pá, dijimos 'vamos a hacer un proyecto que va a durar por el verano'. Eran nueve capítulos para esos años, 1996 y 1997, y ese proyecto se prolongó por 10 años. Otros (programas) parten con bombos y platillos y terminan después del primer intento.

Animadores que desaparecieron de la TV

Uno de los contemporáneos a Don Franciasco, Antonio Vodanovic, pasó 29 años consecutivos conduciendo el Festival de Viña: un espacio que parecía únicamente suyo, siendo contratado por cada canal que tomaba posesión del evento.

Eso hasta que en 2004, estando en Canal 13, dejó el certamen para siempre. "Llegó la farándula, y el último año me la pusieron muy difícil. Era todo un desastre, y ni mi propio canal (13) me defendía. A mí me dieron muy duro el último año", recordó una década después de su salida en el programa Vive Viña, de TVN. "Pero dije 'no, no soporto más', y renuncié al Festival y a Canal 13", contó en la misma entrevista, aunque aún le quedaba un año más de contrato con Canal 13.

Si bien hizo apariciones posteriores en los programas Talento Chileno (CHV) –donde ejerció como jurado- o Hazme reír (2013, CHV) -como conductor-, sigue alejado de la TV, y dedicado a las terapias de biomagnetismo.

Casi en paralelo, otros legendarios animadores nacionales fueron dejando la pantalla chica. La mayoría de ellos, de hecho, fue saliendo una vez ocurrió el cambio de milenio.

César Antonio Santis, por ejemplo, conocido en sus inicios como "el niño maravilla", y quien estuvo en pantalla por cerca de 30 años. Tras conducir proyectos como el mismísimo Festival de Viña (1968) -con solo 21 años de edad-; el Festival de la OTI (1986); Porque Hoy es Sábado (1988) -competencia directa de Sábados gigantes-, Martes 13 (1983-1987), entre otros, se alejó de la TV al llegar el año 2000. Su último proyecto fue Esos locos bajitos (2000), de TVN. Nueve años después, tuvo una especie de regreso como conductor del canal del Senado.

Enrique Maluenda, conductor de programas como Dingolondango (1976-1977), el Festival de la una (1979-1988) y Sábados en el 9 -otra competencia de Sábados gigantes-, dejó la TV a  inicios del 2000 tras conducir Fiesta de millones (1998-2000) en Mega.  De ahí en adelante se dedicó a los eventos privados a través de su productora, Enrique Maluenda Producciones. Sin embargo, en una reciente entrevista con radio Pudahuel dijo: "Me encantaría volver a la televisión… Quisiera hacer un programa para la tercera edad. Que tenga música, concursos y consejos para el adulto mayor".

También desaparecieron de la pantalla chica Juan La Rivera, conocido por liderar programas como Baila Domingo, Supermarket y el Festival del Huaso de Olmué. Aunque está alejado de la pantalla chica, mantiene su vigencia como clásico locutor en radio Pudahuel.

Otro ejemplo más es el de Julio Videla, recordado por apuestas como Acompáñeme (1992-1995, Mega) y quien salió de pantalla tras el fin del programa Con ustedes (2002-2004, Canal 13). Posterior a eso, se dedicó al segundo trabajo que lo hizo famoso: la locución radial. Sin embargo, en enero pasado, fue despedido de Radio Cooperativa, donde realizaba el programa Tus años cuentan. "No hay enojo, hablo con la verdad. Los medios están pasando por una etapa difícil y nosotros estamos expuestos a eso", dijo por entonces en entrevista con Las Últimas Noticias.

Javier Miranda, célebre rostro de Canal 13 y conductor de programas como Martes 13, fue despedido de la señal en 1999 tras 30 años en sus filas. Después de una temporada en La Red, volvió al canal que lo vio nacer para hacerse cargo del matinal Viva la mañana, pero terminó renunciando en 2004. En 2018 hizo noticia por aparecer en el noticiero de CHV, a cargo de un segmento enmarcado en el mes del adulto mayor.

Caso diferente fue el del fallecido Jorge Rencoret, famoso por el programa folclórico Chilenazo. El animador estuvo en pantalla hasta sus últimos años: apareció por última vez en el programa Chile Criollo (2000-2001) de UCV TV. Murió en junio de 2001 por un infarto.

Comenta