Sistema frontal deja al menos a 3,3 millones de escolares y párvulos sin clases en siete regiones

Imagen referencial.

La decisión adoptada por el Ejecutivo para Coquimbo, Valparaíso, O’Higgins, Metropolitana, Ñuble y Maule que se suman a lo ya establecido en el Biobío, implica que 3.310.530 menores de edad no acudirán a sus establecimientos educacionales durante jueves y viernes. Eso sí, hay otros miles de alumnos que también se sumarán a la interrupción obligada, toda vez que hay ciertas comunas de otras regiones que están optando por la misma medida.


A eso de las 14:30 horas de este miércoles la noticia comenzó a circular en redes sociales y grupos de WhatsApp: adelantándose a las consecuencias del sistema frontal venidero, el gobierno había decidido la suspensión total de clases para jueves y viernes en algunas regiones del país, lo que en concreto se traduce en 3,3 millones de escolares y párvulos que no acudirán a sus establecimientos educacionales.

“Tras el Cogrid (Comité de Gestión del Riesgo de Desastres) Nacional se ha definido la suspensión total de clases para el jueves 13 y viernes 14 de junio en las regiones de Coquimbo, Valparaíso, Metropolitana y O’Higgins. Y se mantiene la suspensión ya declarada en Biobío”, detallaba luego el Ministerio de Educación, que además explicaba que la medida aplica para jardines infantiles y establecimientos educacionales, ya sea municipales, pertenecientes a algún Servicio Local de Educación Pública (SLEP), particulares subvencionados y particulares pagados. Más tarde el gobierno también definió que se sumaron a la suspensión las regiones del Ñuble y Maule, aunque en esta última aún se evalúa si hacer clases el viernes.

Y así, acorde a las cifras de matrícula nacional más actualizadas que maneja el Mineduc, un total de 3.310.530 escolares y párvulos no tendrán clases estos días, es decir, el 75,8% de los 4.362.863 (731.838 párvulos y 3.631.067 escolares) que componen todo el sistema educacional chileno.

ALUMNOS CON SUSPENSIÓN TOTAL DE CLASES:
EscolaresPárvulos
Coquimbo176.91134.632
Valparaíso369.27871.987
Metropolitana1.367.198265.874
O’Higgins199.65540.445
Maule229.55051.381
Ñuble98.79321.167
Biobío318.33365.326
TOTAL2.759.718550.812

En detalle, en la RM son 1.633.072 los menores que no tendrán clases, en Coquimbo 211.543, en Valparaíso 441.265, en O’Higgins 240.100, en Biobío 383.659, en Ñuble 119.960 y en Maule 280.931 los que, según explican entendidos en el Mineduc, no necesariamente tendrán instancias de recuperación de estas horas perdidas. “Estamos garantizando que esta suspensión sea sin pérdida de la subvención y sin la obligación de la recuperación si no tienen espacio”, dijo al respecto el ministro (s) del Interior, Manuel Monsalve al momento de dar a conocer la información.

Y añadió: “Una alarma meteorológica implica un evento climático muy intenso y existe una alta probabilidad que afecte materialmente a las personas y ponga en riesgo la vida de las personas”, añadiendo que “no es una sugerencia”, y que el decreto de emergencia preventiva emitido desde Coquimbo hasta Ñuble “habilita a los seremi a suspender las clases de manera obligatoria independiente quién sea el sostenedor, público o privado”.

En tal sentido, hay otras regiones donde si bien la suspensión no será total, sí habrá municipalidades que definieron no tener clases en sus recintos públicos.

Tal es el caso del La Araucanía, donde las comunas de Chol Chol, Melipeuco, Galvarino, Padre Las Casas, Curacautín, Angol Renaico, Lumaco, Ercilla, Victoria, Los Sauces y Purén no tendrán clases. En tanto, en Freire, Cunco y Pitrufquén la suspensión será en algunos establecimientos, así como en la región de Los Ríos solo se suspendieron clases un par de colegios.

La ministra de Educación (s) Alejandra Arratia, señaló al respecto que “estamos garantizando, para tranquilidad de los sostenedores que reciben recursos públicos, que esta es una suspensión que es por fuerza mayor y, por lo tanto, hay continuidad de la subvención. Tampoco hay la obligación de recuperación, sin perjuicio de que siempre hay que recordar que aquí lo importante es la seguridad de las comunidades educativas y el bien superior de los niños, niñas, jóvenes que estudian”.

De igual modo, desde el Mineduc señalaron sobre las instituciones de educación superior que al ser autónomas la decisión de suspender clases es facultad de ellas, pero que se han hecho las recomendaciones de flexibilización.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbete aquí.