Sistema frontal: Monsalve llama a habitantes del Biobío a quedarse en sus casas

"Va a haber viento, puede haber caída de árboles, puede haber deslizamientos de tierra. Todo esto implica un cierto riesgo", explicó la autoridad de gobierno tras Cogrid en Concepción.


En calidad de ministro subrogante del Interior y Seguridad Pública, Manuel Monsalve llamó este miércoles a los habitantes del Biobío a quedarse en sus casas mientras continúe el sistema frontal que obligó a decretar zona de catástrofe en la región.

“Lamentablemente estamos saliendo de un sistema, pero entre el día miércoles y jueves la Región del Biobío en particular va a vivir un sistema frontal que va a implicar una caída de precipitaciones intensas en periodos cortos de tiempo. Estamos hablando de caída de 60 a 80 milímetros en menos de 24 horas. En algunos lugares puede superar por lejos esa cifra. Es decir que por ejemplo Curanilahue tiene acumulada solo esta semana la caída de 215 milímetros de precipitaciones”, sostuvo la autoridad de gobierno tras participar en Concepción de la reunión del Comité de Gestión de Riesgos y Desastres (Cogrid).

Son más de 400 las personas damnificadas y cerca de un millar las viviendas dañadas por intensas precipitaciones en la zona centro-sur del país, según los datos que reportó el Servicio Nacional de Prevención y Respuesta ante Desastres (Senapred) a primera hora de la mañana.

Hay una alerta roja regional vigente en Biobío, declarada a partir de las alarmas de la Dirección Meteorológica por viento y precipitaciones, las marejadas anormales que anunció la Armada y por posibilidad de aluviones y derrumbes según reportes del Servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin).

“Vamos a tener lluvias intensas en periodos cortos de tiempo vamos a tener viento de 60 a 80 kilómetros por hora con ráfagas hasta 90. Son vientos que no se habían visto hace mucho tiempo en la región y vamos a tener marejadas. Entonces lo primero que queremos insistir respecto a la comunicación a las personas de la región es evitar riesgos innecesarios”, recalcó Monsalve.

El ministro (s) indicó que “ya se suspendieron las clases en 1500 establecimientos educacionales de la región del Biobío. Hay 300 mil estudiantes ya sea de educación parvularia, educación básica o educación media en sus casas”.

“Le queremos pedir a todas las personas que vienen a la región que si no es necesario desplazarse se queden en sus casas porque va a haber viento, puede haber caída de árboles, puede haber deslizamientos de tierra. Todo esto implica un cierto riesgo. Por lo tanto la mejor forma de ayudar a enfrentar de manera adecuada la emergencia es ojalá aquellas personas que puedan quedarse en sus casas”, expuso.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbete aquí.