Matrimonio igualitario: los hitos que han marcado la tramitación del proyecto al que Piñera pondrá urgencia

Su tramitación partió en septiembre de 2017 cuando la expresidenta Michelle Bachelet firmó la iniciativa y la ingresó al Congreso. Ayer, el Mandatario anunció que le pondría urgencia legislativa, desatando duros cuestionamientos desde sectores de su propio sector, Chile Vamos.




El último hito que experimentó la tramitación del proyecto de matrimonio igualitario -al cual el Presidente Sebastián Piñera anunció el martes que le pondrá urgencia-, fue su aprobación en general en la sala del Senado en enero del año pasado.

En esa oportunidad, la iniciativa contó solo con un voto a favor de Chile Vamos -que provino del senador de Evópoli, Felipe Kast- y otros 21 respaldos de legisladores de oposición.

Luego de que el Presidente anunciara en su cuenta pública que pondrá urgencia legislativa a la iniciativa, detallamos a continuación los hitos que han marcado la dilatada discusión del proyecto en el Congreso.

Acuerdo de solución amistosa

Con las firmas de los entonces ministros Heraldo Muñoz, Marcelo Díaz, Adriana Delpiano, Claudia Pascual Javiera Blanco y Carmen Castillo, el gobierno de Michelle Bachelet firmó en 2016 el acuerdo de solución amistosa con el Movilh, ante la Comisión Interamericana de DD.HH. (CIDH), para paralizar la demanda contra el Estado por denegación del matrimonio igualitario que presentó la organización.

Así, el Ejecutivo se comprometió entonces a presentar un proyecto de ley el primer semestre del 2017, ya que reconoció que la prohibición de este derecho constituía una violación a los derechos humanos.

El acuerdo también incluyó reformas a otras leyes para garantizar derechos filiales y de adopción en parejas del mismo sexo. Entre éstas se contemplaron reformas a la Ley 20.830 sobre Acuerdo de Unión Civil, para que el “conviviente que ha criado al niño o la niña sea reconocido como madre o padre, tenga o no lazos de consanguinidad” e impulsar reformas legislativas para incorporar a los convivientes civiles a la ley sobre Adopción de Menores para que puedan adoptar.

Otros de los puntos que se fijaron fue el compromiso de impulsar la Ley de Identidad de Género, así como la promoción de indicaciones para que las personas puedan cambiar su nombre y sexo legal mediante un trámite simple y ágil en el Registro Civil. Finalmente, la ley de identidad de género fue promulgada en 2018.

En ese entonces, el Estado y el Movilh también acordaron reformas a la Ley Zamudio; reformas a leyes consideradas discriminatorias -como que la edad de consentimiento sexual para los homosexuales es de 18 años, mientras que para los heterosexuales es de 14 años-; el establecimiento de políticas para la educación parvularia y escolar; la incorporación de datos desagregados por orientación sexual e identidad de género en los estudios o estadísticas oficiales sobre discriminación; la creación de una Comisión de Seguimiento para evaluar los avances en estas materia; y por último, la implementación de consultas y participación de toda organización o movimiento social interesado en estas materias.

Ingreso del proyecto al Congreso

El 29 de agosto de 2017 la expresidenta Bachelet firmó el proyecto de ley de matrimonio igualitario y anunció que prontamente se ingresaría al Congreso. Esto último finalmente se concretó el 5 de septiembre de ese año.

En su discurso, la exmandataria sostuvo que “exigir la igualdad de derechos y libertades para todas las personas, cualquiera sea su sexo, su raza, nacionalidad, su orientación sexual o su identidad de género, es mucho más que anacrónico. Es derechamente inexcusable”.

Esta iniciativa propuso la modificación del concepto de matrimonio en el artículo 102 del Código Civil, sustituyendo la parte que señala que dicha institución se realiza entre un hombre y una mujer, abriéndolo a una “unión entre dos personas”.

También estableció que las expresiones “cónyuges”, “marido y mujer”, “padre y madre”, fueran aplicables a las parejas del mismo sexo. En materia patrimonial contempló que el régimen estándar sería el de separación total de bienes, el cual podrá sustituirse por la participación en los gananciales si los cónyuges así lo desean.

La iniciativa original también propuso que “un niño o niña podrá ser adoptado indistintamente por un matrimonio heterosexual u homosexual por el solo hecho de ser cónyuges, sin necesidad de modificar la ley de adopciones”, explicó en ese entonces la exmandataria.

Harboe pone en tabla proyecto en Comisión de Constitución

Tras meses sin que la iniciativa tuviera avances en el Congreso -hasta esa fecha sólo había sido tratada 5 veces en el Parlamento- en septiembre de 2019, el en ese entonces presidente de la Comisión de Constitución del Senado, Felipe Harboe (PPD), anunció que pondría en tabla el proyecto para su discusión.

Su decisión fue dada a conocer luego de que la subsecretaria de Derechos Humanos, Lorena Recabarren, dijera en entrevista con La Tercera que “corresponde a los parlamentarios, no al gobierno, impulsar el matrimonio igualitario”.

Recabarren argumentó que el Ejecutivo cumplía con monitorear el proyecto y que existían “las herramientas” para que los legisladores “pudiesen iniciar y revisar con mayor profundidad ese debate en el Congreso”.

En respuesta, Harboe sostuvo que “no vamos a someternos a estas censuras valóricas del gobierno y vamos a tramitar con nuestras facultades como senadores”, y puso en tabla la iniciativa.

Senadores aprueban idea de legislar el proyecto

El 6 de noviembre de 2019 la Comisión de Constitución del Senado aprobó la idea de legislar la iniciativa. En esa oportunidad, el proyecto contó con los votos favorables de los parlamentarios Francisco Huenchumilla (DC), Harboe y Alfonso De Urresti (PS). En la cita no estuvieron presentes los entonces integrantes de la instancia Andrés Allamand (RN) y Víctor Pérez (UDI).

Luego, el 15 de enero de 2020 la sala del Senado también respaldó en general la iniciativa, que contó con 22 votos a favor, 16 en contra y 1 abstención.

Durante la discusión, quedaron en evidencia las diferencias al interior de Chile Vamos: sólo un senador oficialista -Felipe Kast- votó a favor del proyecto. En tanto, el legislador RN, Rafael Prohens, se abstuvo. El resto de los senadores que conforman la coalición rechazaron la idea de legislar.

Comisión de Constitución del Senado discute indicaciones

Tras su aprobación en general en la sala de la Cámara Alta, el 11 de marzo de este año la Comisión de Constitución del Senado comenzó a revisar las 25 indicaciones ingresadas a este proyecto.

En esa oportunidad, se escuchó a representantes de la Fundación Iguales y del Movimiento de Integración y Liberación Homosexual, MOVILH.

Durante esa sesión se analizaron, por ejemplo, las propuestas realizadas por el senador Juan Ignacio Latorre (RD) quien planteó que “los progenitores son aquellas personas respecto de las cuales se ha determinado la relación de filiación, es decir su madre y su padre, sus dos madres o sus dos o padres. Si la filiación fue determinada por dos padres, se llamará copaternidad y en el caso que haya sido por dos madres, comaternidad”, entre otros temas.

Piñera anuncia urgencia a la iniciativa

En su última cuenta pública -el martes-, el Presidente Piñera anunció sorpresivamente que pondría urgencia al proyecto de matrimonio igualitario ingresado al Congreso en 2017, lo que provocó duros cuestionamientos desde figuras de Chile Vamos.

“Para muchos esto es una traición y el divorcio definitivo con parte de la coalición”, fueron las palabras del diputado y exsecretario general de la UDI, Guillermo Ramírez, tras verse sorprendido con la noticia.

La iniciativa -que no forma parte del programa de gobierno de Piñera- vino a crispar los ánimos en buena parte de Chile Vamos, bloque ya desafecto con La Moneda tras el manejo por el tercer retiro de fondos previsionales y la debacle electoral de mayo, consignó La Tercera en esta edición.

“Esta sorpresiva propuesta agrede la médula del ideario de buena parte de los partidos de su sector y parece develar una obsesión por gobernar en solitario”, dijo el director ejecutivo de la Fundación Jaime Guzmán, Jorge Jaraquemada, en una carta al director enviada a este medio.

En la UDI, donde se concentraron las críticas más duras, resienten, además, que el proyecto pueda complicar a su candidato presidencial, Joaquín Lavín, el único abanderado de Chile Vamos que no se ha definido a favor del matrimonio igualitario, y beneficiar a cartas más liberales, como Sebastián Sichel e Ignacio Briones

Provoste pide al gobierno poner hoy urgencia al proyecto

La mañana de este miércoles, en tanto, la presidenta del Senado, Yasna Provoste (DC), pidió al gobierno poner urgencia hoy a la iniciativa y relató que ya se contactó con el actual presidente de la Comisión de Constitución, Pedro Araya, para que se acelerara su tramitación.

En conversación con Radio Cooperativa, la legisladora dijo que “lo que corresponde es que ya en el día de hoy el Gobierno ingresara la urgencia a este proyecto (...) Esperamos que con este anuncio se concrete el que pasemos de la palabra a la acción”.

La legisladora además insistió en que se trata de “un trámite administrativo muy sencillo: está la hoja pre-escrita, y solo falta que se ingrese al Senado”, y explicó que el tema ya fue conversado con Araya, “para poder recibir esta iniciativa y anticipar este trámite en el Congreso”.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.