“Tres poderes del Estado, Congreso bicameral y protección del derecho a la vida”: la propuesta que entregará hoy Chile Vamos para continuar el proceso constituyente

En el texto que presentarán al resto de las colectividades, fijaron una serie de "principios" y piden también que el mecanismo que encauce el proceso constitucional se aleje “lo más posible” de lo que fue la Convención. Proponen, además, un comité técnico-político de delegados (”personas con trayectoria en asuntos públicos”) en proporción a las fuerzas políticas con representación parlamentaria.


Son cinco los ejes que planteará Chile Vamos en la reunión de este viernes, en la que se retomarán las negociaciones para un nuevo proceso constituyente y que se llevará a cabo en el Congreso Nacional en Santiago.

Los partidos políticos, durante los últimos días, han estado trabajando en una serie de acuerdos que darán a conocer en la cita de hoy, con el fin de avanzar en las bases del camino que encause la elaboración de la nueva propuesta constitucional.

Así, bajo el título “principios del nuevo proceso: mayor presencia de la institucionalidad y distancia con el proceso anterior”, la UDI, RN y Evópoli elaboraron un documento de tres páginas -al que tuvo acceso La Tercera- en el que fijaron los “principios” que, según plantean, deberían incluirse en el proceso.

“Un 62% de chilenos nos ha pedido actuar con responsabilidad, buscando construir un acuerdo transversal, mayoritario y, especialmente, que entregue certezas en base a principios claros. La inmensa mayoría de los chilenos rechaza revivir una experiencia refundacional como lo propuso la Convención Constitucional”, señalan de entrada.

El conglomerado inicia reafirmando su compromiso por construir una “buena y nueva Constitución”, que contemple “un Estado Social de derecho, con énfasis en el fortalecimiento de los derechos sociales, pero resguardando siempre la igualdad ante la ley y la libertad de las personas”.

Seguidamente, apelan a recoger “lo mejor de nuestra tradición institucional” y a mantener los tres poderes del Estado “autónomos e independientes”, junto con un Congreso bicameral compuesto por una Cámara de Diputados y Diputadas y un Senado.

“El 62% que rechazó el texto de la Convención permite dar por sentado ciertos mínimos comunes, que debiesen ser planteados como principios del proceso constitucional. Así, asuntos como: la unidad del Estado del Chile; la existencia de tres poderes del Estado autónomos e independientes; la existencia de un Congreso bicameral compuesto por una Cámara de Diputados y Diputadas y un Senado; la protección del derecho a la vida; la protección del medio ambiente”, señalan.

La protección de la propiedad; haciéndola extensiva a los fondos previsionales y al aprovechamiento de las aguas; la consagración expresa de Carabineros de Chile y las fuerzas de orden, en general, en un título autónomo; la protección del derecho a elegir en materia educacional, de salud y previsional; y la protección de un Banco Central autónomo, son temas fundamentales para dar seguridad a los chilenos”, agregan.

En otro punto, plantean un mecanismo “que asegure estabilidad” para encausar la elaboración de una nueva propuesta constitucional y que se aleje “lo más posible” de lo que fue la Convención Constitucional que se constituyó en 2021 .

Los chilenos tienen un justo temor de volver a repetir la traumática experiencia de la Convención Constitucional. El mecanismo que encauce el proceso constitucional debe alejarse lo más posible de ahí”, detallan en el texto, y apuntan a articular el principio de participación ciudadana, la necesidad de la contribución de personas con experiencia y la legitimación democrática.

“La fórmula concreta no surgirá del monólogo de ninguna fuerza en particular, sino que será, necesariamente, el fruto de puntos de acuerdo y convergencia, que coordinen los principios recién enunciados”, señalan sobre ese punto.

En otro eje, proponen la construcción de un “comité técnico-político de delegados, donde en proporción a las fuerzas políticas con representación parlamentarias, personas con trayectoria en los asuntos públicos e institucionales puedan reunirse para iniciar un trabajo en dos dimensiones”.

La primera tiene que ver con “la redacción de una propuesta de principios constitucionales, que deben incorporarse, expresamente, al texto de una futura reforma del Art. 142 y Art. 135 de la Constitución vigente”.

Mientras que la segunda apunta a “una propuesta de itinerario que permita ofrecerle a las fuerzas políticas un camino de acuerdo para habilitar, en horizonte razonable, un plazo y mecanismo para la redacción del nuevo texto constitucional”.

La exigencia al gobierno para comprometerse con “los dolores sociales urgentes”

Entre los puntos que plantea Chile Vamos, también exigen al gobierno un compromiso con “los dolores sociales urgentes”.

A juicio de los dirigentes de derecha, “los chilenos tienen un justo temor de que el proceso constitucional se traduzca, nuevamente, en un pretexto del gobierno del Presidente Boric para no hacerse cargo de su principal tarea que es gobernar”.

Ante ese escenario, plantean que “un buen acuerdo constitucional no puede ser a costa del tiempo y recursos de un gobierno que antepone dicha discusión en desmedro de los problemas y dolores sociales urgentes de nuestro país”.

Así, enfatizan en que “el apremio para tener un buen proceso constitucional es ver al gobierno, absolutamente, comprometido con medidas eficaces para combatir los principales flagelos que nos aquejan”.

En concreto, apuntan a que el Ejecutivo emprenda “acciones decididas y una agenda clara para combatir la delincuencia, el crimen organizado y el terrorismo, además de la inmigración ilegal” y consideran “indispensable que el Presidente visite la región de La Araucanía como muestra del compromiso con el Estado de Derecho”.

Seguidamente, mencionan “el alza del costo de la vida, que tiene a nuestro país con el nivel de inflación más alto en el continente, superado sólo por Argentina y Venezuela, y que amenaza a muchas familias con la imposibilidad de derrotar la pobreza”.

Minutos después de que La Tercera accediera al documento elaborado por Chile Vamos, el conglomerado incorporó modificaciones a su propuesta.

En el texto actualizado cambian la afirmación “la unidad del Estado de Chile” por “la unidad de la nación chilena” y agregaron “la promoción de la igualdad de derechos y oportunidades entre hombres y mujeres”.

Finalmente, incluyeron como atribución del comité técnico-político la elaboración de “un reglamento que guíe el proceso de redacción del nuevo teto constitucional”.

Lee más en La Tercera

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

El timonel del gremialismo fue increpado justo en el momento en que ingresaba a Canal 13 para participar del programa Mesa Central. Francisco Muñoz, más conocido como Pancho Malo, junto a un grupo de personas que se hacen llamar "Patriotas", acusaron al senador de "traidor" mientras se impedía su paso.