Chile Vamos plantea lista de compromisos para nueva Constitución si gana el Rechazo

Las directivas de los partidos de Chile Vamos, Javier Macaya, Diego Schalper, Jorge Alessandri, Francisco Undurraga y Luz Poblete. FOTO: CRISTOBAL ESCOBAR/AGENCIAUNO

Diez puntos establecieron la UDI, RN y Evópoli, con los que buscan demostrar que el conglomerado está dispuesto a hacer cambios y a darle continuidad al proceso constituyente, en caso de que no se apruebe el texto que emanó de la Convención. Varios de ellos calzan con peticiones del expresidente Ricardo Lagos.


Un documento con una serie de compromisos programáticos -diez, específicamente- elaboraron las directivas de los partidos de Chile Vamos: la UDI, RN y Evópoli.

Luego de que el conglomerado se comprometiera a continuar con el proceso constituyente en caso de que gane el Rechazo en el plebiscito del próximo 4 de septiembre, una serie de voces de la centroizquierda reaccionaron diciendo que el sector no es creíble por haberse opuesto históricamente a cambiar la Constitución vigente.

Uno de los últimos en hacerlo fue el senador Ricardo Lagos Weber (PPD), quien llamó a un acuerdo político similar al del 15 de noviembre del 2019, para darle continuidad al proceso constituyente, pero cuestionó a la derecha por su verdadero compromiso. “Cuatro séptimos es un avance, pero es insuficiente, lo fundamental es saber qué quiere reformar la derecha en Chile. Cuando se llama a rechazar para reformar, ¿qué quiere reformar? Hasta ahora, la derecha no ha dicho nada”, dijo a La Tercera.

Si bien la derecha manifestó su compromiso a bajar el quorum de 2/3 para cambiar la actual Constitución -primero mediante una entrevista del presidente de la UDI, el senador Javier Macaya, y luego con el apoyo a la reforma de Matías Walker (DC) y Ximena Rincón (DC) de los 4/7-, Chile Vamos hasta ahora no ha puesto por escrito los compromisos a los que adhiere.

Tampoco han ayudado declaraciones de referentes como el senador Juan Antonio Coloma (UDI) que el domingo dijo en Tolerancia Cero que “yo básicamente mantendría el sistema político actual”.

Además de las palabras de Lagos Weber, ha habido otros emplazamientos directos e indirectos, entre ellos de los expresidentes Ricardo Lagos y Eduardo Frei.

“Es necesario avanzar hacia una nueva Constitución capaz de ser una casa común para todos los chilenos. En los próximos días trabajaremos justamente en esos compromisos. Ya dimos un primer paso con la disminución del quorum para reformar la actual Constitución, que cumplió su ciclo político, pero es una garantía de que RN y Chile Vamos quiere un nuevo texto que sea un pacto de convivencia de los chilenos por los próximos años”, dijo Chahuán.

Y agregó: “Seguiremos dando señales con declaraciones de principios que nos permitan avanzar para ser constructores de un acuerdo amplio, diverso, transversal y ciudadano”.

La propuesta de la derecha

En los partidos reconocen en privado que cada uno trabaja en distintas propuestas constitucionales, con abogados constitucionalistas cuyas identidades no quieren revelar. También han ayudado exconvencionales constituyentes. La idea es que cada partido proponga reformas propias y recoger iniciativas propuestas por el sector y que no fueron acogidas por la Convención Constitucional.

Pero la idea es, primero, dar una señal pública, la cual se plasmará mediante una carta a la cual adscribirán los tres presidentes de los partidos: Javier Macaya (UDI), Francisco Chahuán (RN) y Luz Poblete (Evópoli).

En el borrador de la carta -al que tuvo acceso La Tercera y que será firmado en las próximas horas- se establecían siete compromisos. Más tarde se agregaron tres adicionales. Uno de los primeros es consagrar un estado social y democrático de derecho -como quedó en la nueva Constitución-, promover derechos sociales mediante cambios al sistema de salud, vivienda, pensiones y educación, “articulados a partir del aporte de la sociedad civil organizada y un Estado moderno y eficiente, que asegure la paz social y la seguridad”.

Luego, se comprometen a darle reconocimiento constitucional a los pueblos originarios, una idea a la cual ya han adscrito la UDI, RN y Evópoli. Ahí se plantea reconocer su tradición, cosmovisión, lengua y espacios de desarrollo, apuntando que será en el marco de un Estado unitario e intercultural, diferenciándose de la plurinacionalidad que establece el nuevo texto.

El documento también plantea ampliar el catálogo de derechos fundamentales. Se promueve forjar un pacto social que incluya temas como el derecho al agua, acceso a una vivienda digna y propia, establecer un mínimo en materia de pensiones, educación y salud. “Además debemos incorporar derechos y deberes del Estado respecto de grupos vulnerables y marginados”, dice el borrador.

Un cuarto punto apunta a mejorar la participación política, incentivando que se abran espacios para ello. Se propone garantizar la equidad de género, reconocer el aporte de la sociedad civil, fortalecer a los partidos, y mejorar el derecho de asociación, entre otras.

También se promueve -en línea con uno de los sellos de la nueva Constitución- garantizar el cuidado del medioambiente.

En cuanto al sistema político, se sugiere un nuevo presidencialismo y rehabilitación del principio de mayoría. Allí se garantiza que la figura del Presidente sea jefe de Estado y de gobierno, pero también que el Congreso tenga mayores atribuciones. La idea es incentivar los contrapesos entre los poderes del Estado. Los compromisos en esa materia son: rebajar a 4/7 el quorum de reforma constitucional; defender el Senado y terminar con el control preventivo del Tribunal Constitucional.

El último punto plantea crear nuevas instituciones en materia de medioambiente, defensa de la personas ante abusos del Estado, defensa de víctimas y organismos de protección a consumidores, etc.

El listado de Chile Vamos implica coincidencias con los contenidos para un nuevo texto que el expresidente Lagos planteó esta semana. En ésta, de ganar el Rechazo -señaló el exmandatario- aseguró que habría que “rebajar el quorum para reformas constitucionales; eliminar las leyes orgánicas constitucionales y de quorum calificado y suprimir el control preventivo de oficio y del Tribunal Constitucional; (...) consagrar el Estado social y democrático de derechos”, entre otros.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Se trata de un estudio del Instituto de Investigación del Cáncer de Londres, que demostró que el virus del herpes es muy efectivo para tratar cánceres avanzados. La investigación descubrió que RP2, una versión modificada del virus, eliminó las células cancerosas en una cuarta parte de los pacientes que se sometieron al tratamiento.