Partidos políticos retomarán hoy negociaciones por nuevo proceso constituyente: gobierno no estará presente en la cita

El diálogo se reanudará a las 10.00 en el Congreso Nacional en Santiago, luego de que las reuniones estuvieran congeladas durante una semana tras la molestia de Chile Vamos.


Tras estar congeladas por una semana, los partidos políticos retomarán este viernes, en el Congreso Nacional en Santiago, las negociaciones para avanzar en un nuevo proceso constituyente.

La cita está convocada para las 10.00 y solo reunirá a las fuerzas políticas con representación parlamentaria. ¿La razón? Para esta ocasión, la ministra de la Secretaría General de la Presidencia (Segpres), Ana Lya Uriarte -quien representa al gobierno en el diálogo- definió restarse para descomprimir los ánimos.

Su determinación responde a la molestia de Chile Vamos con el Ejecutivo, luego de que desde La Moneda dieran por hecho algunos consensos que, según la derecha, nunca se cerraron. Ante esa situación, dirigentes de oposición exigieron excluir al gobierno de la mesa negociadora.

Esta mañana, la ministra del Interior, Carolina Tohá también se refirió a la participación del gobierno en la mesa de negociaciones y afirmó que “está acordado que el gobierno participe en las sesiones de la próxima semana, el día lunes, y nos parece muy bien que así sea”.

Además, explicó que para “facilitar las cosas, el gobierno no va a estar presente, y quiero reafirmar, queremos contribuir a este proceso y vamos a hacer todo lo necesario para que sea exitoso, si eso significa el día de hoy no estar en la reunión así va a ser, y en la próxima semana ya tenemos acordado y las partes están de acuerdo en que esté presente la ministra -Uriarte-”.

Sin embargo, que la ministra Uriarte se haya restado de la reunión, no ha limitado a que desde el Ejecutivo entreguen su parecer respecto al proceso constituyente y a las materias que deberían considerarse en las tratativas impulsadas por el Parlamento.

Ayer desde Nueva York, Estados Unidos, el Presidente Gabriel Boric -durante un encuentro que tuvo con estudiantes en la Universidad de Columbia- dio a conocer su impresión de lo que debería ser el camino constitucional.

Y si bien aseguró que “no pretendo pautear al Congreso respecto de cuál es el contenido del acuerdo”, reconoció que espera que se avance en una Convención Constitucional con bordes más claros, plazos más acotados y con apoyo de un comité de expertos.

“Lo que espero que pase es que tengamos una nueva Convención, con bordes más claros, que eso lo tienen que definir en al conversación que se está teniendo hoy en el Congreso; con plazos quizás más acotados, tomando en cuenta la experiencia anterior; y con apoyo de comité de expertos o de gente que contribuya a hacer la discusión más fácil y digerible para todos”, señaló

Además, planteó que la propuesta constitucional debería ser “más general”, pues reconoció que, a su juicio, “la Constitución no tiene que abordar cada una de las demandas identitarias que existen en la sociedad”.

Sus declaraciones, no obstante, llamaron la atención de algunos personeros del oficialismo, particularmente lo relativo a establecer “bordes más claros”, pues contrastan con la postura de las coaliciones de gobierno. Y es que justamente esta semana Chile Vamos pidió -como parte de sus “líneas rojas”- establecer “bordes o límites” previos a que se inicie la redacción de la nueva Carta Magna.

La derecha, incluso, acordó insistir en la cita de hoy la conformación de un comité de expertos que defina un catálogo de principios detallados que limiten la redacción de la futura propuesta constitucional, previo a la instalación del nuevo órgano redactor.

“Nadie debe ser excluido, ningún actor político y tampoco el gobierno”

Frente a la ausencia del gobierno en la reunión de este viernes, tanto el presidente del Senado, Álvaro Elizalde, como de la Cámara de Diputados, Raúl Soto -quienes han liderado las conversaciones- han intentado entregar señales de normalidad, apuntando a la necesidad de no excluir a nadie durante las negociaciones.

El jueves, de hecho, el timonel de la Cámara Alta insistió en ese punto, pero esta vez aseguró que han impulsado diálogos para que el gobierno se reincorpore a las conversaciones.

“Estamos en el proceso de diálogo para generar un mejor clima y, tal como lo señalamos, nadie puede ser excluido, nadie debe ser excluido del proceso de diálogo para la nueva Constitución, ningún actor político y, por cierto, tampoco el gobierno”, expresó, tras una cita con la Asociación de Municipios Rurales (AMUR).

En ese sentido, aseguró que “es altamente probable que el gobierno se incorpore si no mañana, en las reuniones siguientes, acompañando el proceso, más aún cuando se trata de un órgano colegislador”.

Hemos dialogado con los distintos actores para generar las condiciones para que se incorpore plenamente, eventualmente, en las sesiones siguientes”, señaló.

“Creo que muy pronto podremos tener a todos los actores sentados en la mesa que, en lo personal, creo que es lo mejor”, sentenció el jueves Elizalde.

Lee más en La Tercera

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

El análisis se basa en 489 estudios de poblaciones de hormigas que abarcan todos los continentes donde habitan estos insectos.