Nuevo ajuste en el gabinete de Piñera: por qué la ministra Zaldívar deja Trabajo

La titular de la cartera asumió este cargo con el objetivo de sacar adelante la reforma previsional, pero en medio de la pandemia las prioridades sufrieron un vuelco y el mercado laboral comenzó a ser uno de sus nuevas objetivos. Además, está su desgaste personal y familiar. Pese a que el cambio sería esta tarde, La Moneda aún evalúa para el cargo al diputado Patricio Melero y al actual subsecretario Pedro Pizarro.




Si bien en enero se conoció que la ministra del Trabajo, María José Zaldívar, presentó su intención de dejar el gabinete, lo cierto es que esta idea de renunciar al cargo venía rondando desde fines del año pasado, por motivos personales. Y finalmente se concretaría hoy, según señalan fuentes de gobierno.

La ministra del Trabajo llegó a liderar la cartera luego de que, tras el estallido social, el Presidente Sebastián Piñera realizó un profundo cambio de gabinete que dejó fuera al exministro de la cartera, Nicolás Monckeberg.

En ese momento, Zaldívar sonaba como la carta perfecta para asumir el nuevo cargo, dado que en su calidad de subsecretaria de Previsión Social, era quien mejor conocía la reforma de pensiones que en ese momento se discutía en la Cámara de Diputados.

Así, por su perfil altamente técnico, pero con una historia familiar política -es hija del fallecido exsenador y exembajador Adolfo Zaldívar y sobrina del histórico DC Andrés Zaldívar-, era considerada una buena mezcla para sacar adelante de una vez por todas la reforma de pensiones, una de las demandas ciudadanas que se escuchó con fuerza en ese entonces, y que es prioridad para el Mandatario.

Esa era su misión inicial. Así fue como logró llegar a un pronto acuerdo en la Cámara de Diputados, con el que logró la aprobación del proyecto en enero de 2020.

Sin embargo, meses después de haber asumido, la llegada del Covid-19 cambió por completo la agenda de María José Zaldívar. La reforma de pensiones se congeló y su gestión se centró netamente en atender la emergencia, donde el ámbito del trabajo era prioritario en medio del alza del desempleo.

En paralelo, siguieron durante todo 2020, a puertas cerradas, las conversaciones con los senadores por la reforma previsional, pero nunca hubo acuerdo. A esto se sumaron iniciativas que más que subir pensiones, las bajaban: los dos retiros del 10%.

Así, el principal motivo por el cual decidió asumir el liderazgo de la cartera, se esfumaba: cada vez se veía más difícil sacar una reforma, y con la salida del ahora exministro de Hacienda, Ignacio Briones, esto se hacía cada vez más evidente.

Con este telón de fondo, en enero Zaldívar ya había solicitado al Presidente dejar el cargo, justo cuando la salida de Briones era un secreto a voces. En ese momento, Zaldívar salió a decir mediante su cuenta de Twitter que “el Presidente @sebastianpinera me ha encargado seguir encabezando el trabajo de la Reforma a las Pensiones y así lo haré, como Ministra del Trabajo y Previsión Social”.

Pero más allá del no acuerdo en pensiones, uno de los temas fundamentales para Zaldívar, desde que asumió el cargo, era poder conjugar este trabajo con su vida familiar, cuestión que cada vez era más difícil. Sus cercanos comentan que comenzaron a notar un desgaste personal de la ministra ya en el segundo semestre del año pasado.

Pero las pensiones seguían siendo una prioridad para la titular de la cartera, y pese a que veían que llegar a un acuerdo cada vez era más difícil, empezaron a idear un plan B: el alza en las pensiones solidarias que anunció el gobierno el mes pasado. Ya con eso en marcha, ahora sería trabajo del nuevo, o la nueva, titular de la cartera, seguir con este proyecto.

Posibles sucesores

No está cerrado aún quién será el nuevo ministro o ministra del Trabajo. Uno de los candidatos que suena más fuerte para su sucesión es el diputado UDI Patricio Melero, quien tiene múltiples redes en el Congreso y no puede ir a la reelección como parlamentario. Sin embargo, también hay quienes dicen que existen algunos temas que complicarían esta designación.

La principal razón, sería que es hermano de Manuel Melero, presidente de la Cámara Nacional de Comercio (CNC), porque si bien no habría incompatibilidad legal, estratégicamente puede ser complejo que el nuevo ministro del Trabajo tenga como hermano al presidente de uno de los gremios más importantes, señalan fuentes de La Moneda. Esto, considerando que el nuevo titular de la cartera va a tener que ver temas laborales con distintos gremios, producto de la pandemia. El dirigente gremial descartó conflictos.

Por otro lado, también señalan que el diputado UDI no estaría del todo de acuerdo con la reforma previsional tal como está hoy, por lo que sería complejo que salga en su defensa, comentan fuentes conocedoras.

En todo caso, Melero ha seguido de cerca la tramitación de la reforma previsional, pues primero lo hizo cuando se tramitó el proyecto en la Cámara, como integrante de la Comisión de Trabajo y de Hacienda. Y cuando el proyecto pasó al Senado, continuó en conversaciones con el gobierno debido a las nuevas negociaciones que surgieron allí.

Pero no es el único candidato que suena como posible sucesor, también se ha hablado del subsecretario de Previsión Social, Pedro Pizarro, y del subsecretario de Trabajo, Fernando Arab, aunque este último no estaría disponible, según señalan fuentes conocedoras.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.