Anticipan contracción económica en primer trimestre luego de negativo enero, pero no cambian perspectiva de 2021

El comercio fue uno de los sectores que impulsó la actividad en enero. FOTO: JUAN FARIAS

La actividad se situó por debajo de los pronósticos de los economistas, con una caída de 3,1%. Para febrero estiman más números rojos, con lo que la primera parte del año también será negativa.




La economía chilena inició el año con pie izquierdo y sorprendió a gran parte del mercado con una contracción de 3,1%, casi dos puntos porcentuales más abajo del 1,4% al que apuntaba el consenso de Bloomberg.

La mediana de los 46 economistas que respondieron la encuesta del Banco Central (publicada el 10 de febrero) arrojó una caída de 0,5% en el Imacec, con una amplia dispersión. El primer decil esperaba un -2,8% y el noveno decil un 0,6% de expansión.

Carolina Gründwald, economista jefe de Banchile Inversiones, dice que el dato de enero se explicó, principalmente, por tres factores: alta base de comparación, dos días hábiles menos y las restricciones sanitarias. Esto, sumado a un menor dinamismo del sector comercio, que creció 8,8% interanual y al hecho de que el consenso “subestimó” el comportamiento de la actividad industrial y de servicios, agrega su par de Bice Inversiones, Marco Correa.

Con todo, Nathan Pincheira, economista jefe de Fynsa, destaca el crecimiento de 1,3% respecto del mes precedente, y al igual que sus pares, sostiene que este es un indicador que habla de una sostenida -pero lenta- recuperación. Allí, Carolina Gründwald, destaca la positiva incidencia del sector servicios, que, si bien afectó negativamente el dato interanual, mes contra mes, en cambio, se configura como la división que más crece junto a la minería, concuerda Correa de Bice.

Escalada del cobre alienta expectativas de crecimiento del PIB sobre 5,5% para 2021

Febrero otra vez en rojo

Los expertos coinciden que el dato de febrero será negativo. En lo que no hay consenso es el grado de profundidad de la caída.

“Probablemente en febrero vamos a seguir viendo cifras negativas, entre -1% y -2%”, proyecta el economista jefe de Bci Estudios Sergio Lehmann, y coinciden Pincheira de Fynsa, y Correa de Bice. Gründwald dice que el dato va a ser negativo, pero no se cierra con ninguna cifra, mientras que Tomás Flores de Libertad y Desarrollo sitúa su proyección en -1,6%. Gonzalo Sanhueza, de Econsult, ve un rango más agudo de la caída: entre una caída de 4% y 5%.

Existe consenso en que el dato del primer mes de año moderó las expectativas del primer cuarto, las que ahora oscilan entre un crecimiento al margen, dependiendo de qué tan bien le vaya a la economía en marzo, o bien una contracción en torno al 1%. Eso sí, Sanhueza prevé que el primer trimestre quedará con una caída cercana a 4%.

“El dato de marzo será positivo, pero no alcanzará a compensar la caída de los dos meses anteriores”, sostiene Marcos Correa quien, con esto, prevé que en el primer cuarto la actividad se contraerá 1%. Misma mirada consigna Tomas Flores, mientras que Pincheira, de Fynsa dice que “es probable que tengamos una cifra de crecimiento sobre el 0%”.

Lehmann, en tanto, asegura que “nosotros (Bci Estudios) estamos revisando a la baja lo que va a ser la caída del PIB el primer trimestre, que va a ser negativo, entendiendo de la sorpresa asociada a la cifra de enero”.

PIB de Chile fue el segundo que menos cayó en 2020 entre principales países de Latinoamérica

Hacia adelante, el panorama luce más alentador, o al menos eso dicen los economistas, los que, anticipando escenarios, ven que en los trimestres siguientes la actividad logrará mostrar robustas cifras de crecimiento. Todo esto, concuerdan, incidido por la baja base de comparación del año anterior, sobre todo en el segundo y tercer cuarto.

A eso se le sumarían “los diferentes estímulos monetarios y fiscales junto a un exitoso proceso de vacunación”, añaden desde Bice Inversiones. Con todo, en Fynsa ven que el primer semestre de 2021, podría cerrar con una expansión del producto cercana al 8%.

Así, ninguno de los economistas consultados modificó las perspectivas para el resto del año, por lo que los rangos van desde que van desde 4,4% a 6,5%.

Visión del ministro de Hacienda

“El retroceso de un 3,1% en la actividad económica que muestra el Imacec de enero, da cuenta de los enormes desafíos que tiene el país para el 2021″, dijo el ministro de Hacienda, Rodrigo Cerda, a través de su cuenta en Twitter.

Enfatizó que “vamos a seguir trabajando con más fuerza, para que en el resto del año podamos crecer con fuerza y recuperar los empleos perdidos”.

Asimismo, sostuvo que “estoy convencido que el avance de la vacunación, la reapertura gradual de la actividad económica y el impulso del mercado laboral y de las inversiones públicas y privadas, nos permitirán acelerar nuestra reactivación económica”.

Moody’s mejora proyecciones de crecimiento y del déficit fiscal de Chile en 2021 por repunte asociado a fuerte demanda de cobre y rápido proceso de vacunación

Análisis por actividad

1. Producción de bienes

La caída de 2,9% de la producción de bienes fue explicada por el desempeño del resto de bienes, que registró una disminución de 3,4%, asociada principalmente a la caída de la construcción.

En menor medida, también influyó la disminución de 1,5% y 1,8% de la minería e industria manufacturera, respectivamente.

Acorde con cifras ajustadas por estacionalidad, la producción de bienes anotó un alza de 0,8% respecto del mes anterior. La mayor producción minera explicó este resultado, compensado parcialmente por la disminución del resto de bienes.

2. Comercio

El crecimiento de 8,8% de la actividad comercial fue impulsado por las ventas minoristas y mayoristas. En tanto, el comercio automotor disminuyó.

Consistente con lo anterior, el comercio mostró un aumento de 2,8% respecto del mes precedente, acorde a cifras desestacionalizadas.

3. Servicios

Los servicios cayeron 6,3%, resultado explicado principalmente por el transporte, restaurantes y hoteles, las actividades culturales y de esparcimiento, y los servicios empresariales, las que se vieron impactadas por los efectos de la emergencia sanitaria asociada al Covid-19, que influyó en la movilidad de las personas y el normal funcionamiento de establecimientos productivos.

En contraste, cifras desestacionalizadas muestran un aumento de 1,7% respecto al mes anterior.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.