En qué ahorran los constituyentes

De los 155 miembros de la convención, 33 declaran tener ahorros o instrumentos financieros de algún tipo. La mayoría no reporta tener instrumentos transables. Los más comunes: APV y fondos mutuos. Obras de arte y monedas de oro son los menos frecuentes.




Por lejos, los fondos mutuos y APV son los vehículos preferidos de los integrantes de la Convención Constituyente para ahorrar. De acuerdo a la información recabada en la declaración de intereses publicada en Infoprobidad, de los 155 convencionales electos, 33 reportaron, antes de ser electos, ahorros de algún tipo. Del resto, la gran mayoría no declaró algún tipo de ahorro y un par informó sociedades de inversión a través de las cuales mantienen su patrimonio. Uno de ellos es Bernardo Fontaine.

En términos agregados, de los 33 constituyentes, 19 informaron ahorros en fondos mutuos, 11 en depósitos a plazo e igual número en Ahorro Previsional Voluntario (APV). Más atrás, siete informaron distinto tipo de cuentas de ahorro. Tres declararon tener posiciones en fondos de inversión e igual número declaró montos en cuentas corrientes.

Entre los con mayores montos informados en fondos mutuos destaca Julio Álvarez (56), miembro del Partido Socialista que postuló por el distrito 26, como parte de la Lista del Apruebo. El abogado UC declaró dos fondos mutuos por un total de $ 896 millones, en Santander y BCI. No informó instrumentos en otras categorías. “He sido de perfil conservador siempre. Mi mecanismo de ahorro toda la vida fue el que me enseñaron mis padres: depósitos a plazo (DAP) a 30 días. Todos los meses depositaba hasta dos o tres años, cuando el interés de los depósitos a plazo bajaron mucho”, confidencia Álvarez. Fue ahí cuando su ejecutivo de cuenta le recomendó los fondos mutuos. “Pero siempre conservador (de bajo riesgo)”, recalca. Explica que este ahorro lo logró gracias a que trabajó como abogado desde los 22 años, siempre en Chiloé. “Ahora somos la oficina más grande de la provincia”, destaca. “Siempre ahorré, los países han progresado así”, agrega. Su receta fue siempre ahorrar el máximo posible, y cuando se podía... y nunca tocar los ahorros. “Prefiero pedir un crédito antes que tocar el ahorro”.

Otro constituyente que parte relevante de los “huevos” los puso en la canasta de los fondos mutuos es Jorge Baradit. El escritor de 52 años es independiente, aunque postuló en el cupo del PS por el distrito 10. Escogió a Banchile para administrar sus $ 303 millones. Según su declaración, tiene sus ahorros algo más diversificados. Confía $ 43 millones de su propiedad a AFP Habitat a través de APV, vehículo que presenta beneficios tributarios al ahorrante. Contactado por Pulso, no hubo respuesta.

Otros integrantes de la instancia encargada de redactar una nueva Carta Magna, sin embargo, registraron montos en APV más altos. Es el caso del abogado RN Raúl Celis (58), quien declaró APV por $ 547 millones en Principal. El exintendente de Valparaíso también posee fondos mutuos por $ 30 millones y otros $ 128 millones ahorrados en Cuprum, en cotización obligatoria. “He tratado siempre de tener costos fijos bajos, en la oficina, en todo. Siempre baja deuda y ahorros diversificados”, accede a detallar. Y precisa: “tengo distribuido un 40% en bienes raíces, otro 40% en APV y AFP, y un 20% en FFMM, acciones, derechos y otros bienes muebles. Dice que opta por APV por sus beneficios tributarios. “Tengo 58 años y busco una buena jubilación”, explica. El diputado cuenta que hizo los tres retiros de los fondos previsionales y los ingresó de inmediato a su APV. Con su inversión en fondos mutuos busca dolarizar sus ahorros y mantener liquidez para una eventual emergencia. Celis fue director de la empresa Schwager hasta antes de asumir en la convención, y en ese tiempo adquirió un 0,3% de acciones de dicha empresa.

Otro constituyente que se inclina por los APV es Hugo Gutiérrez (58). Posee $ 239 millones en APV de Confuturo y mantiene $ 10,5 millones en depósitos a plazo.

Una alternativa distinta es la opción que tomó Hernán Larraín Matte (46). El expresidente de Evópoli mantiene inversiones en fondos de inversión de Moneda Asset por $ 111,8 millones y eligió a la administradora presidida por Pablo Echeverría para sus fondos mutuos por algo más de $ 11 millones.

El activista ambiental e ingeniero civil Fernando Salinas (64) también tiene fondos de inversión. Posee cuotas por $ 281 millones y por US$ 44 mil en Banchile. Pero tiene sus ahorros más diversificados. Posee $ 40 millones en Sura y $ 61,7 millones en la misma administradora.

Monedas de oro y obras de arte

Entre las declaraciones de instrumentos transables de los constituyentes existen dos que salen fuera de lo común.

Patricia Politzer, periodista y constituyente electa por la lista de los Independientes No Neutrales, declaró una inversión de poco más de $ 27,7 millones en monedas de oro en LarrainVial. Pero sus ahorros son más amplios. Tiene depósitos a plazo por $ 20 millones, APV por $ 51 millones en AFP Habitat y unos $ 50 millones en un par de fondos mutuos.

La verdad, reconoce la constituyente electa por el distrito 10, es que no es una inversionista avezada, pese a que pueda parecerlo, dado su nivel de diversificación. “Compré monedas de oro a través de LarrainVial en la crisis asiática (1997-98), porque alguien me lo recomendó. Pero la verdad es que las dejé estar ahí. No las veo a menudo. De hecho, la última vez que las vi ¡estaban por el suelo!”, cuenta. Y admite, riendo, que cada vez que ha comprado algún instrumento que le han recomendado, baja de precio.

Otro constituyente que registró un ahorro poco común es Harry Jurgensen. El contador de 79 años y militante RN declaró obras de arte por $ 150 millones. Se trata de “tres óleos Pacheco Altamirano, un óleo Arturo Gordon, cuatro óleos Ulloa Burgos y tres acuarelas Schikendanz”, según consta en su declaración en Infoprobidad. Adicionalmente, tiene $ 396 millones en ahorros en Sura.P

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.