Marketgreen: La otra vida de la publicidad

Imagen construccion

Esta empresa creó un modelo de gestión que ayuda -de manera sustentable y rentable- a mitigar los efectos de los residuos generados por las campañas publicitarias impresas realizadas por grandes anunciantes, teniendo en cuenta que una sola empresa de éstas, podría generar hasta 50 toneladas de material de marketing al año.


Luego de trabajar varios años en grandes compañías y hacer un MBA, el constructor civil Felipe Zegers, sentía que algo no andaba bien. Tenía un buen salario y una vida tranquila, pero necesitaba hacer algo más significativo, ojalá relacionado con la sustentabilidad. Sin ser de la Generación Y, decidió renunciar a su trabajo y se fue al campo a reflexionar.

Un día estaba caminando por una plantación orgánica, donde el riego era sólo por gravedad. Al final de los vegetales verdes y exuberantes había un gigantesco árbol absolutamente seco. "¿Cómo es posible?", se preguntó. Minutos después se le ocurrió que podía llevarle agua construyendo un canal con el plástico de los letreros publicitarios. Así, el 2011, nació el concepto de Marketgreen.

"Cuando decidí emprender, probé muchas cosas antes de llegar a mi actual empresa. La mayoría no dieron frutos. Alguien me dijo que tenía que mezclar lo que sabía con lo que me apasionaba. Trabajé mucho tiempo en la industria gráfica, por lo que conocía el rubro, así que uní ese mundo con el de la construcción", explica Zegers, quien actualmente es gerente general y cofundador de Marketgreen.

El modelo es sencillo: recolectar las grandes telas publicitarias -principalmente de PVC, debido a su gran durabilidad- y darles una nueva vida en otro tipo de productos.

Por ejemplo, actualmente, se reutilizan para ciertos materiales de la construcción, para la deshidratación de productos en el agro, para la protección de troncos de parras en las viñas e incluso, para mejorar la acumulación del agua en los tranques.

"Solo en los primeros cuatro meses de 2018, nuestro modelo de gestión nos ha permitido evitar que más de 13 mil kilos de residuos de marketing gráfico lleguen a los vertederos de Santiago. Además, a través de la reutilización de estos residuos, se mitigan aproximadamente 17 toneladas de CO2", comenta orgulloso Zegers. Incluso, a nivel domiciliario ya lo están comercializando para fabricar piscinas, cubrepiscinas, cierres de terrazas y techos verdes, entre otros productos.

Al principio, muchas grandes compañías arrugaban la frente cuando Zegers les contaba la idea, "pero el primero en apostar fue Entel", reconoce. "Ellos tienen muy claro la importancia de ser sustentables con diversas áreas. En este caso, la de marketing.

Con el auge de la sustentabilidad aumentaron los clientes. Pero claramente con la Ley de Reciclaje, ahora Marketgreen ya casi no necesita argumentos. Hay una necesidad gigantesca. Sin embargo, el golpe de cátedra de esta empresa fue la aplicación de tecnología informática. Antes de que uno de sus clientes imprima una pieza publicitaria, debe agregarle un código QR. Este, que es gestionado por Marketgreen, permite seguir la trazabilidad de las telas cuando son retiradas, procesadas y transformadas en la planta que tienen en San Joaquín y cuando se reencarnan en otro producto. Todo el seguimiento se hace a través de una App que el mismo cliente puede revisar. "Este sistema no tiene que ver sólo con un tema logístico. La ventaja es que las empresas pueden hacer trazabilidad de sus desechos e incluirlos en sus políticas de sustentabilidad", agrega Felipe Zegers.

Durante seis años, Marketgreen ha logrado contener la generación de 3,3 toneladas por mes de residuos. Entre sus actuales clientes, aparte de Entel, está Ripley, Coca-Cola, Wom, Misiones de Rengo y Maggi. "A junio de este año hemos logrado vender lo mismo que todo el 2017 y pretendemos en corto plazo aumentar en 40% nuestra capacidad de reciclale", apunta el gerente general de Marketgreen.

Pero esta empresa basada en economía circular agrega algo más. La gente que trabaja en la planta de reciclaje es del mismo barrio, generando un impacto positivo en la comunidad.

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.

Eleanor Woods, de 12 años, creo una mochila alimentada con energía solar y un dinamo, que es capaz de filtrar eficientemente el aire.