En 15 años, en 13 regiones en Chile habrá más adultos mayores que niños

ine3

Para ese año existirán 117 personas de 65 años y más por cada 100 menores de 15 años, dicen datos INE. Un escenario que no se ve optimista, acotan expertos, porque el envejecimiento hoy es visto como un problema por falta de oportunidades y equidad, junto a la discriminación.




Se trata de unas de las transformaciones más significativas del siglo XXI. El envejecimiento de la población dejó de ser un tema de estudio o una proyección a futuro. Es ahora.

El aumento de la proporción de personas mayores va en alza. Proceso que las nuevas cifras entregadas por el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), en el documento de Estimaciones y Proyecciones a nivel regional de la Población en Chile 2002- 2035, reafirma: en 15 años más la población mayor de 65 años será mayoría en 13 regiones del país.

Para el año 2035, todas las regiones, a excepción de Tarapacá, Antofagasta y Atacama tendrían más adultos mayores que niños, es decir, sería mayor proporción de población de 65 años y más en comparación con la población menor de 15 años. Los datos INE señalan que el envejecimiento sería más acentuado en las regiones de Ñuble, Valparaíso y Los Ríos, presentando un 24,6%, 22,2% y 22,0% de población mayor.

El envejecimiento a nivel nacional seguirá aumentando, responden desde INE a Qué Pasa, de hecho se espera que al 2035 la edad media de la población sea de 41,9 años, con 117 personas de 65 años y más por cada 100 menores de 15 años. "Esto tiene un correlato en cada una de las regiones del país con ciertas particularidades propias de cada una de ellas", indican.

Hoy dentro de las regiones que presentan mayor nivel de envejecimiento se cuentan: Ñuble, Valparaíso y Los Ríos, con un 24,6%, 22,2% y 22,0% respectivamente. Hacia el año 2035, dicen desde INE, las regiones de Tarapacá, Antofagasta y Atacama tendrán una menor proporción de población mayor de 65 años respecto de la población menor de 15 años

Una cifra que es más que un simple número. Sus implicancias son para toda la sociedad, desde los los mercados laborales y financieros, la demanda de bienes y servicios, como vivienda, transporte y protección social, así como estructuras familiares y vínculos intergeneracionales.

El problema de envejecer

"Chile vive un envejecimiento acelerado", resalta Agnieszka Bozanic, psicogerontóloga y fundadora de GeroActivismo. Un proceso que en Francia ha demorado 115 años, en Chile tomará menos de tres décadas, agrega. "Las causas para esto son siempre las mismas: descenso de la tasa neta de reproducción y, a su vez, el aumentado la esperanza de vida al nacer que nos ubica en los tramos altos de los países latinoamericanos".

Para Carolina Paz, directora de la Sociedad de Geriatría y Gerontología de Chile, la gran carencia para apoyar a ese grupo, se da tanto a nivel sanitario como de política pública, "nuestro sistema de salud no esta a la altura para dar respuesta a las necesidades especiales que tiene ese grupo etareo". Un aspecto, dice, que tiene que ver con manejos especializados, donde el sistema de salud tiene que adaptarse a las necesidades de los usuarios y no al revés, "tanto desde el punto de vista de atención, de implementar unidades geriátricas de agudos, la capacitación de los especialistas tanto médicos como no médicos".

Pero el proceso que debiera ser un triunfo para los países, Bozanic detalla que pareciera ser un problema que se observa desde una visión alarmista y catastrófica. "'El tsunami de canas' ha llegado dicen. Los discursos que predominan en los medios de comunicación sitúan al envejecimiento como una debacle, en donde la enfermedad mantendrá el protagonismo y donde no habrá cabida para una forma alternativa de vivir. A esto se le suma la visión "capitalista": una avalancha de personas no activas vivirán de las arcas del Estado chileno".

Camila Quinteros, de 60 y Más Consultores, resalta que dentro de la población mayor, el grupo que más crece es el de los 80 años y más. Por lo tanto, "en Chile cada vez vivirán más personas mayores y esas personas 'viejas', serán cada vez más 'viejas'".

La situación más compleja a nivel social, es que no hay espacio para los adultos mayores, "que seremos nosotros mismos en unos años más", indica Bozanic. "No tienen valor por si mismos, como si fueran ciudadanos de segunda clase. Y si nos ponemos a pensar que existirá un aumento de un 76,7% en el tramo de 65 años y más entre 2019 y 2035 no podemos seguir perpetuando estas dinámicas tóxicas de discriminación y exclusión. Es hora que las personas tomen conciencia que son seres envejecientes, que son 'esos otros' en el futuro".

[caption id="attachment_412439" align="aligncenter" width="900"]

Adultos mayores

A nivel social, dicen especialistas, no hay espacio para los adultos mayores.[/caption]

El prejuicio sobre esa etapa, quizás también se sustente en el miedo de envejecer en un país como Chile, señala Bozanic, en el cual no hay una garantía de calidad de vida como en otros países. Sin embargo, es urgente que existen 'vejeces'. "La heterogeneidad en la vejez da cuenta de sujetos de distintas generaciones, que han vivido circunstancias históricas y socioculturales diversas, con trayectorias vitales diferenciadas, con demandas y recursos diferentes. Por lo tanto no todos envejeceremos de la misma forma", sostiene.

Por otra parte, los determinantes sociales son los principales factores de riesgo para una mala vejez, agrega Bozanic, y de eso no puede ocuparse un ciudadano, de eso debe hacerse cargo el Estado. "Porque el envejecimiento no es ni será el 'problema', sino que la falta de oportunidades y equidad junto a la discriminación, y si no la combatimos ahora, los envejecientes, nos afectará de igual forma en el futuro cuando seamos mayores".

El envejecimiento es un fenómeno que nos afecta a todos. Si bien, todos envejecemos desde que nacemos y por lo mismo cada uno debe responsabilizarse por su propio proceso de envejecimiento, dice Quinteros, "también la sociedad, las empresas, las instituciones deben considerar la edad de las personas para, por ejemplo, gestionar los riesgos psicosociales".  En ese sentido, la llamada "gestión de la edad" es un enfoque de Recursos Humanos que en Chile no se considera, dice, y que urge comenzar a instalar, "para eso hay que ampliar la mirada respecto de lo que se entiende por Responsabilidad Social, Reputación y otros conceptos que hasta ahora han estado enfocados hacia fuera de la organización y volcarlos hacia adentro".

Comenta