Ni fiebre ni tos: ¿cuáles son los nuevos síntomas de la variante Delta?

FOTO: AFP

El año pasado, cuando recién se iniciaba la pandemia, los cuadros de Covid-19 se parecían más a una infección respiratoria aguda baja. Sin embargo, ahora los de una alergia como estornudos y congestión nasal, también podrían corresponder a esta enfermedad.




A comienzos de febrero de 2020, los especialistas mencionaban que los síntomas más comunes del virus, entonces conocido como coronavirus 2019-nCoV eran fiebre, tos, disnea (dificultad para respirar), cansancio y dolor muscular, y en los casos más graves, neumonía en ambos pulmones.

Luego se sumaron otros más, algunos de ellos poco frecuentes para ser una enfermedad respiratoria: diarreas, anosmia (pérdida del sentido del olfato), disgeusia (pérdida del sentido del gusto).

En las últimas semanas, los reportes, muestran que síntomas de típicos de cuadros respiratorios altos, como la congestión nasal y el dolor de garganta, son también señales propias de un cuadro de Covid-19, la enfermedad producida por el virus Sars-CoV-2.

En el Reino Unido, el académico del del King’s College de Londres y epidemiólogo Tim Spector, dirige el llamado Estudio de Síntomas Zoe Covid y durante toda la pandemia han registrado los síntomas que describen las personas contagiadas. Al menos 4,6 millones de británicos han compartido sus malestares.

A la fecha, en este estudio se describen 21 síntomas que son los más reportados que se han ido agregando y que se pueden presentar durante la enfermedad: fiebre alta, escalofríos, tos persistente, anosmia, disgeusia, dolor de cabeza, fatiga, dolor de garganta, delirio (en personas mayores), erupción cutánea, cambios en boca o lengua (lengua Covid), dolor en dedos de las manos o pies, dificultad para respirar, dolor en el pecho, dolores musculares, voz ronca, diarrea, pérdida del apetito, dolor abdominal y recientemente, congestión nasal y estornudos.

Una imagen computarizada creada por Nexu Science Communication junto con el Trinity College Dublin. FOTO: Reuters

Según ha explicado Spector, muchos de estas variaciones de síntomas se deben al contagio con nuevas variantes lo que ha permitido que hoy las personas más jóvenes que contraen la variante Delta pueden sentirse “más como si tuvieran un resfriado fuerte”.

Siguiendo esa lógica, quienes el año pasado se contagiaron con la variante original de Wuhan y las que aparecieron antes de la variante Alfa o Británica, describían síntomas como fiebre, tos seca, cansancio y dolor de cabeza. La británica (B.1.1.7), sumó tos persistente, dolor de garganta y fiebre más alta, mientras que los síntomas gastrointestinales se hicieron menos frecuentes. En los casos de contagio con la variante india o Delta (B.1.6172) se agregan los estornudos y la congestión nasal.

¿Culpa de las variantes?

Cristóbal Cuadrado, académico de la Escuela Salud Pública de la U. de Chile, explica que el cambio en la sintomatología se puede explicar por efecto de la vacunación y también de las variantes. “Ambas pueden incrementar las presentaciones iniciales más leves. La variante Delta se ha transmitido particularmente más en población joven, que también suele tener presentación clínica diferente”, indica.

Mabel Aylwin, infectóloga de la Clínica Universidad de los Andes, cree que lo más probable es que la evolución de los síntomas tenga relación con varios factores. “Los síntomas digestivos estaban siempre con la cepa original pero son poco intensos de corta duración. Los pacientes no lo refieren espontáneamente, es un día o dos de diarreas o deposiciones líquidas, pero en los adultos mayores, los síntomas digestivos fueron más frecuentes, igual que en los niños pequeños que se contagiaron”, dice.

Respecto de los síntomas que se han ido agregando, la especilista dice que se debe al mayor conocimiento que hoy se tiene del virus y a que hay más cantidad de personas contagiadas, lo que en una operación matemática es el “N”.

Para Ignacio Silva, infectólogo y académico de la Dirección de Postgrados de la Facultad de Medicina de la U. de Santiago, todavía no hay tantos datos respecto de la sintomatología específica asociada a cada variante. Sin embargo, a raíz de los casos de contagio con la variante Delta, se han descrito más síntomas respiratorios alto, más similar a un resfrío.

“Si alguno de estos cambios de síntomas se debe a las variantes, es difícil saberlo porque hoy hay una población importante de personas que están vacunadas. Entonces, también puede ser que estos síntomas sean distintos precisamente porque las personas están vacunadas y hacen que los síntomas sean más leves”, aclara el académico.

Congestión nasal

Hasta antes de la alerta de los síntomas como rinorrea, congestión nasal y estornudos que comenzaron a observar en el Reino Unido, estos signos eran más bien de una alergia. “La rinorrea y la congestión nasal, en forma aislada no han sido síntomas per sé de Covid, pero han personas que presentan congestión nasal importante asociado a la anosmia. Se ha visto que Delta, probablemente tiene una capacidad distinta de adherirse, podría ser que la adhesión de la proteína Spike del virus a las células sea diferente. Es mucho más transmisible y probablemente se adhiere en forma más óptima a los recepetores que están en la nariz y la garganta”, indica Aylwin.

La infectóloga advierte que en todo caso, éstas son interpretaciones anticipadas, lo que se describe de los síntomas son observaciones que también coinciden con que pacientes más jóvenes los afectados. “También es habitual que los jóvenes tengan más rinitis alérgica”, añade.

En este sentido, los nuevos síntomas que se han agregado implican más alerta y no descartar los síntomas que son tipicos de infecciones respiratorias agudas alta. “Es probable que personas que están vacunadas, solo manifiesten síntomas como estornudos y congestión nasal”, dice la infectóloga de Clínica U. Andes. Y no solo si se contagian con Delta, advierte la especialista, porque con P.1 o Gamma, también se vieron casos con mucha rinorrea y congestión nasal, juntos con otros síntomas.

La jefa de infectología de Clínica Alemana, Inia Pérez, señala que es muy difícil saber si la evolución de los síntomas corresponde a una variante u otra. “El mensaje importante es tener alto nivel de sospecha en la presentación clínica. Alguien podría pensar que tener solo congestión nasal y estornudos es alergia, pero finalmente, puede ser Covid. Por lo mismo, hay que consultar precozmente y estar atentos a todos los síntomas”, indica.

Test PCR. FOTO: Mario Tellez/La Tercera

Más PCR

En ningún caso, dice la doctora Pérez, hay que minimizar los síntomas. “Lo que se siente como resfrío común, también puede ser Covid-19, porque hay personas que solo hacen congestión nasal. Probablemente, en un porcentaje de casos, solo será una alergia, pero es mejor decir ‘esto es alergia’ con un PCR negativo en la mano y pasearse contagiando a los demás, visitando a la familia, saliendo a comprar o a trabajar durante una semana creyendo que es solo alergia hasta que días después aparece otro síntoma que sí hacen a esa persona consultar por Covid”, indica la jefa de infectología de Clínica Alemana.

La misma recomendación entrega Silva: “Al principio de la pandemia y lo que más sale en los medios, son los síntomas característicos de la cepa original como pérdida del olfato o el gusto. Las personas cuando tienen síntomas de resfrío común, congestión nasal, dolor de garganta, estornudos, no lo atribuyen a Covid, no se hacen PCR y no toman las medidas de asilamiento necesarias”, señala Silva.

Lo fundamental, insiste el académico de la U. de Santiago, es que las personas se vayan a testear ante cualquier síntoma respiratorio. “Hoy día, prácticamente no hay ningún otro virus circulando, entonces, todos los síntomas de resfrío pueden atribuirse a Covid”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.