Detectan primer caso de Covid positivo con variante delta en el país: mujer de 43 años se habría contagiado durante el viaje a Chile

Imagen referencial.

La paciente, que reside en Estados Unidos y viajó por el fallecimiento de un familiar, tuvo dos PCR negativos: el que se realizó antes de viajar y el que se le tomó en el aeropuerto. Pero un tercero, tomado a una semana de su arribo, comprobó la presencia del virus. Frente a esta mutación del virus, el Minsal endureció la categoría de contacto estrecho y serán calificados como tales todos quienes coincidan con un infectado con este linaje, independiente del tiempo de exposición y del uso -o no- de mascarilla.




El Ministerio de Salud confirmó ayer el primer caso de Covid-19 con la variante delta en el país. Se trata de una mujer chilena de 43 años que reside en Estados Unidos y que viajó al país, específicamente a la comuna de San Javier, en la Región del Maule, por el fallecimiento de un cercano.

Según la información que entregó la autoridad sanitaria, el pasado 4 de junio la mujer ingresó con un PCR negativo al país, cumpliendo el protocolo, y fue testeada, nuevamente, en el aeropuerto, sin que se detectara el virus. Posteriormente, realizó el aislamiento reglamentario de cinco días en un hotel de tránsito de la Región Metropolitana.

Cumplido este plazo, la paciente viajó junto a un pariente en un vehículo particular hasta una parcela de la comuna de San Javier, donde residen sus familiares, para continuar allí los restantes cinco días de cuarentena. En este plazo la viajera fue visitada por representantes de la Seremi de Salud, quienes le aplicaron un test de antígeno que resultó positivo. Ante esto, se le tomó un nuevo test PCR que, al evidenciar el contagio, fue enviado al Instituto de Salud Pública para su secuenciación genómica. Y fue este estudio el que finalmente confirmó la correspondencia con la variante delta.

Con estos antecedentes, y considerando la cronología del viaje y la serie de testeos, la teoría de las autoridades es que la mujer se contagió en el aeropuerto de Estados Unidos, antes de embarcarse hacia Chile.

“La persona se encuentra en buen estado de salud, en general no presentó sintomatología. El día que nosotros la detectamos estaba asintomática, solamente presentó un poco de tos, pero fue lo único”, dijo la seremi de Salud del Maule, Marlenne Durán, quien añadió que “esta es una persona y una familia que la han pasado bastante mal, ella viajó a Chile porque había fallecido un familiar directo”.

La autoridad sanitaria del Maule añadió que todos los contactos estrechos de la mujer fueron trasladados a residencias sanitarias, a la vez que se revisaron los resultados de todas las personas que viajaron con ella en el avión. “Salió positiva bastantes días después de que viajó a Chile, pero de todas formas quienes viajaron con ella en el avión fueron testeados, salieron todos negativos y se está haciendo un seguimiento diario por si alguno pudiera presentar alguna sintomatología. Cada una de las seremis donde ellos pertenecen está haciendo este seguimiento”, añadió Durán.

Aumento en la vigilancia

Frente al arribo de esta variante -la más contagiosa y eventualmente mas letal conocida hasta ahora-, el Ministerio de Salud notificó ayer a las seremis sobre un cambio en la calificación de riesgo de las personas que estén expuestas a un caso de este linaje.

Según el oficio de la autoridad, será catalogado como contacto estrecho de un caso confirmado con variante delta “cualquier persona que haya estado en contacto con el caso confirmado con variante delta (B1.617.2), independiente del tiempo y del uso de mascarilla”. Además, se añade que en caso de que la persona contagiada haya realizado traslados, “todos los contactos del avión o medio de transporte serán considerados como contacto estrecho” y no solo los más cercanos, como ocurre actualmente.

Asimismo, cada vez que se confirme un caso con la variante delta, la Seremi realizará una investigación epidemiológica en terreno y búsqueda activa de casos en el área de residencia de la persona, así como en aquellos sectores que se definan como “de riesgo” y en puntos estratégicos de la comuna.

En la comuna de residencia del paciente infectado con este linaje del virus, asimismo, se deberá realizar comunicación de riesgo y se reforzará la vacunación, para lograr un 80% de la población objetivo en todos los grupos de edad, especialmente en el área de residencia o en el recinto alojamiento del caso positivo.

También se resolvió que todos los casos positivos que rodeen a un caso de variante delta tendrán secuenciación genómica.

Al respecto, el ministro de Salud, Enrique Paris afirmó que se va a mejorar la vigilancia de los exámenes PCR que resulten positivos con un aumento en la secuenciación genómica, para lo cual se busca aumentar de 350 a 1.000 los exámenes semanales que se realizan. “Estamos firmando un convenio para ello”, indicó.

La variante delta, destacó Paris, “tiene un aumento en la transmisión viral, aumento de severidad, riesgos de reinfección”, pero afortunadamente “se puede detectar con los exámenes de laboratorio que realizamos”. Además, aclaró que “tiene una capacidad de transmisión del 76-117%. Es un tema que nos preocupa, porque aumenta también la posibilidad de hospitalización, y por ahora se mantiene la prevención de enfermedad grave con las vacunas que estamos usando en Chile”, agregó la autoridad.

En cuanto a si se deben modificar las medidas del Paso a Paso con la aparición de esta cepa, la autoridad sostuvo que el plan “no tiene mucho que ver con esta cepa”, pero sí “tiene que ver más con el cierre de fronteras, y para eso necesitamos prolongar el estado de excepción”.

En ese contexto, el gobierno anunció ayer que ampliará el cierre de fronteras hasta el 14 de julio próximo, con el objetivo de restringir el tránsito de personas y evitar, con esto, una mayor propagación del coronavirus en el país.

Mayor hospitalización

La variante delta, originaria en la India, duplica el riesgo de hospitalización en comparación con la variante anteriormente dominante en Gran Bretaña.

Ayer ya se alertaba de la factibilidad de que esta variante ya había llegado a suelo chileno. Esto, debido a que la presencia de la cepa ya había sido confirmada la semana pasada en Argentina y Perú.

Miguel Allende, director del Centro de Regulación del Genoma del Programa Fondap de la Universidad de Chile y parte del equipo del Consorcio Genomas CoV2 (CGC) coordinado por el Ministerio de Ciencia, señaló en el Podcast Crónica Estéreo que “lo preocupante es que ya está en los países vecinos y, por lo tanto, está propagándose muy rápidamente por el mundo”.

“Si bien se está haciendo un monitoreo de las personas que ingresan al país por el aeropuerto y entiendo también que por vía terrestre, de todas formas es posible que no estén siendo detectadas todas las personas que están infectadas con esta variante y con otras”, dijo.

Mismo análisis realizó la infectóloga del Hospital Clínico de la Universidad de Chile Jeannette Dabanch, quien manifestó que “el virus Sars-CoV-2 ha demostrado no conocer fronteras”.

Ya llegó: qué hacer ahora

Fernando Valiente, investigador del Instituto de Ciencias Biomédicas de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile y presidente de la Sociedad Chilena de Microbiología (Somich), señala que lo primero que se debe intentar hacer es evitar que se produzca transmisión comunitaria de esta variante. “Hacer trazabilidad a todos los que venían con esta persona, incluyendo a pasajeros, personas de la aerolínea y monitorear la aparición de síntomas de los contacto estrechos”, dice.

Claudia Saavedra, doctora en Bioquímica y académica de la Universidad Andrés Bello, vocera y past president de la Somich, cree que esta situación no hace más que evidenciar la necesidad imperiosa de aumentar la cantidad de secuenciación de muestras positivas a Covid-19 que se realiza en el país, es decir aumentar la vigilancia genómica”.

“Sabemos que la variante delta es más transmisible y que hasta ahora no tiene más efecto en la letalidad”, dice la investigadora de la Unab.

Desde el punto de vista ciudadano, Saavedra dice que hay que seguir preocupándose de mantener las medidas estrictas de autocuidado y considerar la presencia de aerosoles en los lugares cerrados donde el virus es transmisible y vacunarse. “Las autoridades deben aumentar la vigilancia genómica, la red de laboratorios debe integrarse a la brevedad posible al trabajo que viene realizando el ISP”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.