Rafael Araos infectólogo y asesor de Minsal, replica últimas críticas a vacuna de Sinovac: “Tiene una mala publicidad muy injusta”

Foto: Reuters

Autor principal del estudio sobre su uso en Chile, afirma que la evidencia muestra buenos niveles de protección y por sobre todo, destaca su rendimiento en las formas más graves de la enfermedad, aun cuando reconoce que esa protección podría perderse en algún momento.




El último estudio realizado en Chile y publicado recientemente en la revista especializada New England Journal of Medicine, muestra que la vacuna de Sinovac, la que más se ha utilizado en el pais, protege frente al contagio de Covid-19, pero sobre todo, lo hace ante la enfermedad grave y la muerte.

Esta investigación liderada por Rafael Araos, infectólogo de Clínica Alemana y asesor de la Subsecretaría de Salud Pública del Ministerio de Salud arrojó datos de protección de la “vida real” más altos que los estudios clínicos que permitieron la aprobación para su utilización en situación de emergencia: CoronaVac, la vacuna de la farmacéutica china, tuvo una eficacia de 66% en la prevención del Covid-19 entre adultos de todas las edades que habían completado su proceso de vacunación; 87,5% en la prevención de hospitalización; 90,3% prevención de ingreso a UCI y 86,3% prevención de muertes a quienes se contagien con el virus.

Rafael Araos. Foto: Agencia Uno.

Estas cifras están en línea con los primeros resultados de esta investigación y las actualizaciones que se han realizado, lo que para el líder de esta investigación implica que se trata de una muy buena vacuna.

-En las últimas semanas se han conocido resultados de pruebas que muestran que los anticuerpos generados por las personas vacunadas se reducen...

“Todavía no hay una evidencia sólida, pero es lo que parece suceder. En la medida en que pasa el tiempo, bajan los anticuerpos neutralizantes en general y también, cuando se compara la actividad de estos anticuerpos neutralizantes es diferente con distintas variantes y efectivamente, con la variante Delta parece ser menor. O sea, que para mantener el mismo nivel de neutralización se necesitan más anticuerpos, esa es la forma correcta de decirlo”.

-Con todos esos resultados y con las últimas cifras que se han entregado, ¿se puede seguir diciendo que Coronavac es segura y que protege?

“No solo se puede seguir diciendo. Se debe decir. No hay ninguna duda que la vacuna protege y es segura. La seguridad no ha sido del reporte nuestro, pero el seguimiento de reportes de efectos adversos del Instituto de Salud Pública (ISP) y otros países, no demuestran banderas rojas respecto a seguridad. Con respecto a efectividad, sabemos que es una muy buena vacuna. Decir que es mejor que Pfizer para prevenir contagios no es correcto, nunca se debió haber pensado eso porque a priori cuando se aprobó, sabíamos que era una vacuna que tenía menos efectividad para prevenir contagios, pero es una muy buena vacuna y que tiene rendimiento para proteger las formas más graves de la enfermedad, eso es un hecho. Ahora, si eso va durar seis meses o no, está por verse y perfectamente podría ser que se empiece a perder el efecto en algún momento, pero ese es otro tema”.

-¿Esperaban que los niveles de protección fueran superiores a los obtenidos en los estudios realizados en Brasil y más bajos que los de Turquía?

“Hay varias explicaciones. Ellos tienen números más pequeños de participantes, por lo tanto, esos intervalo de confianza son súper grandes y no permiten sacar conclusiones muy certeras. Lo importante es que éstos son resultados nuestros, datos locales, millones de personas, la incertidumbre es bien baja. Además, son consistentes en el tiempo y que se refleja en lo que esta pasando. Si, se miran los datos de incidencia de casos por grupos de edad en vacunados y no vacunados, la verdad es que la gente que se vacuna tiene muchos menos riesgos de irse al hospital, de enfermarse, de estar en la UCI o de morir. Entonces, como miremos los datos son positivos para el programa de de vacunación en general y para Coronovac.

Vacunación en el centro de Santiago. FOTO: REUTERS

-¿Qué le diría usted a las personas que todavía están con dudas sobre vacunarse o no y sobretodo de vacunarse con Sinovac porque tiene mala publicidad?

“Tiene una mala publicidad muy injusta, los datos están ahí y llamaría a todo el mundo a vacunarse y hacerlo con la vacuna que esté disponible. Yo estoy vacunado con Sinovac, muy contento. Mi familia también, que es muy mayor. Es segura, funciona y sin duda que no vacunarse expone a la población que no hace a tener efectos graves y a convertirse en un reservorio de la enfermedad, perpetuando el problema que tenemos. Todo el mundo debiera vacunarse, obviamente resguardando las decisiones personales”.

-Pensando en la tercera dosis o dosis de refuerzo, ¿Debiera haber cambio de plataforma en ese refuerzo o mezcla de vacunas?

“Sabemos que los anticuerpos se elevan bastante con cualquier vacuna que se use. Hay que vacunarse con lo que tengamos disponible. Si me dicen: ‘vas a tener Pfizer en mayo del próximo año y Sinovac ahora’, yo partiría con tranquilidad en agosto o septiembre. Partiría, cuando se decida, con Sinovac más que esperar un año Pfizer. No estoy en la parte logística, no sé que es lo que estará disponible. La mezcla de plataformas parece ser interesante, hay algunos datos, no con Sinovac, pero si con Astrazeneca y Pfizer, parece ser seguro y potente, así que es una muy buena alternativa.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.