Columna de Migración: ¿Es necesario que los médicos extranjeros rindan un examen de conocimientos para poder ejercer?

De todas las profesiones, esta prueba solo es obligatoria para dos grupos; médicos chilenos que quieren trabajar en el sector público y médicos extranjeros. No existe una prueba similar, por ejemplo, para los arquitectos de quienes también—aunque de distinta manera—dependen nuestras vidas.


Casi nadie podría responder negativamente a esa pregunta. Suponemos que, frente a una evaluación objetiva aplicada a un conocimiento científico, solo los mejores preparados podrán aprobar este examen.

Esta suposición parte a lo menos de dos premisas que no necesariamente son verdaderas. Primero, las pruebas estandarizadas, como el EUNACOM no son mediciones objetivas; en segundo lugar, que quienes aprueben estas pruebas no son necesariamente los mejores médicos. Así, este examen discrimina negativamente principalmente a los médicos titulados en el extranjero.

De todas las profesiones, esta prueba solo es obligatoria para dos grupos; médicos chilenos que quieren trabajar en el sector público y médicos extranjeros. Como hay una carencia de médicos chilenos en el sector público es posible asumir que muchos están en el sector privado. Por lo tanto, el EUNACOM es principalmente para los médicos extranjeros. Así, un 90% de quienes toman este examen es extranjero. No existe una prueba similar, por ejemplo, para los arquitectos de quienes también—aunque de distinta manera—dependen nuestras vidas.

Por otro lado, numerosos estudios han demostrado que las pruebas estandarizadas no son objetivas. Situaciones estructurales como la clase social, el grupo étnico, el país de origen, el tipo de formación influyen positiva o negativamente en los resultados obtenidos. Nuevamente, al ser una prueba preparada por chilenos, para chilenos, estamos discriminando negativamente a los médicos extranjeros.

Las pruebas estandarizadas tienen, además, una lógica interna que puede enseñarse y que en nada dependen de las capacidades del médico. Es así como funcionan los preuniversitarios en Chile, no enseñando contenidos, sino técnicas de cómo responder la prueba. Al estar condicionado el examen práctico a la aprobación de este examen teórico se influye negativamente en los niveles de aprobación del mismo.

Es importante poder evaluar las profesiones, quizás partiendo por los médicos. El EUNACOM, sin embargo, ha sido legitimado artificialmente como una medida objetiva. Este examen por su forma y fondo discrimina negativamente a los médicos extranjeros. Deben estudiarse con más detalle los resultados del mismo para evaluar los sesgos que presenta y buscar nuevas formas de evaluar que no discriminen a los médicos extranjeros.

Cristián Doña Reveco es investigador Asociado ICSO-UDP; Investigador Adjunto COES, Director OLLAS University of Nebraska-Omaha.

Seguir leyendo