Cómo hacer un buen plan de publicidad en internet

Ilustración: Álex Toledo

Atraer más gente a tu emprendimiento es una tarea esencial y un plan de publicidad pagado puede ayudarte a darte esa visibilidad. Acá, un experto entrega una guía para orientarte.


Al comenzar un emprendimiento, una de las tareas que resalta en la pizarra es conseguir la mayor audiencia posible. Una misión que puede ser frustrante en el desarrollo de un negocio, pero que aprendiendo a utilizar las distintas herramientas tecnológicas disponibles se puede facilitar. Una de ellas es la publicidad en internet, una alternativa eficaz para resaltar entre tu competencia y dar a conocer tu emprendimiento a tus clientes potenciales.

Las plataformas digitales tienen muchas ventajas: son accesibles para todos los negocios, se puede definir el público objetivo de forma sencilla y facilitan tener estadísticas para evaluar los resultados. Pagar por publicidad en este espacio, entonces, es como tener tu emprendimiento en la vitrina de una calle concurrida todo el día, toda la noche, toda la semana. Una inversión que, bien ejecutada, traerá beneficios.

Primero que todo, hay que considerar que no existe una sola vía para crear publicidad. Por ejemplo, están los motores de búsqueda, como Google; se pueden ocupar también las redes sociales, como Facebook, Twitter e Instagram; puedes visibilizarte a través del e-mail o de banners en páginas web, aunque esta última opción no es tan recomendada para un emprendedor que recién comienza.

El primer paso es definir los objetivos. ¿Qué se busca con una publicidad para el emprendimiento? Hay que tener clara esa respuesta, que puede variar entre generar visitas al sitio web, aumentar seguidores en redes sociales, promocionar algún producto en específico o incrementar las ventas en nuestra tienda. Además de que te permitirá saber qué publicitar en particular –como una imagen, un video o una publicación que ya hayas hecho– te ayudará a evaluar si tu campaña publicitaria está siendo efectiva o no.

Luego hay que decidir el canal que se va a ocupar. “Hoy la publicidad más conveniente es la que se hace a través de redes sociales. Tiene la gran ventaja de que se puede dirigir de forma muy conveniente a tu público objetivo”, asegura Nicolás Silva, director de Tecnología de Asimov Consultores, empresa que desarrolla apps móviles, software e inteligencia artificial a alta escala. En este punto debes conocer más o menos a tu audiencia, para saber si está mayoritariamente en Facebook, Instagram, Twitter, LinkedIn, YouTube o TikTok.

No es la única opción. “Otra buena alternativa es la publicidad en las búsquedas en Google. Son bien efectivas, ya que le aparecerá justamente a gente que está buscando términos relacionados con tu producto, por lo tanto, va a ser del interés de la persona y va a haber una alta probabilidad de que ingrese a la web promocionada”, explica Silva.

La siguiente etapa es definir tu público objetivo. “Qué tipo de personas son las que normalmente compran tu producto. ¿Son mujeres?, ¿son hombres?, ¿niños?, ¿adolescentes?, ¿o un público mayor? Puedes perfectamente apuntar la publicidad a un público femenino, de mujeres entre 20 y 30 años, con gustos en moda. Con eso le puedes dar mucho rendimiento al dinero que gastas en publicidad, ya que solamente le aparecerá al público que más va a estar interesado en comprar tu producto”, dice Nicolás Silva. Eso en caso de utilizar las redes sociales como Facebook, Instagram, Twitter o incluso TikTok, donde podrás determinar a qué edad quieres llegar, la ubicación, el género, etc.

Si quieres apostar por Google Ads, por ejemplo, y publicitar directamente a tu página web, también puedes acotar el perfil del grupo al que esperas llegar, además de elegir las palabras claves por las que quieres que te encuentren en las búsquedas.

Es clave definir el presupuesto. La ventaja de la publicidad digital es que tú defines el monto que quieres invertir. Se puede repartir por día y eso determinará el alcance al que puedes aspirar. “Puedes partir con montos más pequeños y vas probando una semana cómo te va. Con eso puedes medir cuánto rendimiento en ventas te da cierta cantidad de inversión. Luego, de a poco vas invirtiendo más hasta llegar al resultado deseado”, recomienda Nicolás Silva.

Teniendo todos estos ítems definidos puedes poner en marcha tu plan de publicidad. Si será a través de redes sociales, debes ir a la sección de herramientas publicitarias, escoger la publicación y seleccionar los ajustes de público y presupuesto. Si lo harás a través de Google Ads, debes ir a la página y realizar el mismo proceso.

La última etapa de tu plan es analizar resultados. Todas las plataformas te permiten medir los resultados de tus publicaciones, como cuántas personas la vieron, cuántos entraron a tu perfil, cuántos visitaron tu página web, entre otras. Es fundamental que las revises para saber si tu publicidad está llegando efectivamente y si es necesario que hagas correcciones para conseguir mejores resultados.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.