La carrera con obstáculos de Jamiroquai

jamiroquai

Jamiroquai.

Engañosa, la amabilidad de su sonido escondía fricciones y conflictos que, a la altura de su segundo disco, The return of the space cowboy, casi le cuestan la cordura a su líder, Jay Kay.


La crisis del segundo disco le pegó duro a Jamiroquai. Tras debutar en grande con Emergency on planet Earth, el grupo dio señales de padecer cada síntoma posible a la hora de facturar su secuela, desde bloqueo creativo hasta estrés por la presión del sello, pasando por todos los dramas que acarrea el consumo desaforado de drogas, pero Jay Kay era un tipo que ya venía de sortear grandes adversidades. La calle le enseñó importantes lecciones cuando era un adolescente sin una libra en el bolsillo que sobrevivía del microtráfico, el lanceo y los robos hormiga. Hijo de la clase baja, siempre vio a su madre sufrir apuros económicos y creció con el dolor de haber perdido prematuramente a un hermano gemelo. Su tortuosa biografía, podría pensarse, no tiene correlato con la placentera música de su grupo, pero lo cierto es que las canciones de Jamiroquai sirvieron para que sublimara muchos de sus dolores.

https://www.youtube.com/watch?v=OPkjnRIdQXQ

The return of the space cowboy, aunque apareció en octubre de 1994, poco más de un año después de su primer disco, fue el resultado de un difícil proceso para la banda. Detrás de la rapidez con la que fue lanzado, hubo una serie de conflictos internos, partiendo por la salida del batero Nick Van Gelder, opositor de la idea de entrar al estudio inmediatamente después de finalizar el ciclo del debut. Pese a un inicio auspicioso con Derrick McKenzie en el sillín, el impulso creativo se perdió y todo se volvió una nebulosa, aunque al menos el primer tema grabado con el nuevo integrante, "Just another story", daba esperanzas acerca de lo que vendría. Se trataba de la canción con la que luego decidieron abrir la placa, un relato acerca de la violencia callejera que Jay Kay conocía de cerca, inspirado musicalmente en las películas y series detectivescas de los años setenta que tantos otros artistas de los noventa, desde Beastie Boys hasta Plastilina Mosh, también usaban como referencia estética.

Entrampado en la cocaína, Jay Kay lo pasó pésimo durante la realización del disco, mientras su conducta se volvía cada vez más errática. La paranoia que conlleva inhalar tantas rayas hacía que escribiera canciones enteras para luego desecharlas, en un círculo vicioso que detenía cualquier avance del grupo. Sin embargo, cada vez que lograba conectar consigo mismo, salía una canción memorable. De su interés por los pueblos nativos americanos surgió "Manifest destiny", llena de referencias históricas a la opresión que sufrieron por parte del hombre blanco. La falta de libertades también es explorada en "The Kids", un reflejo de lo que pasaba en Inglaterra, donde estaba a punto de aprobarse la Ley de Justicia Criminal y Orden Público creada por los conservadores para restringir el campo de acción de una juventud con ganas de tomarse los espacios haciendo raves y campings al aire libre.

Pero fue en sus propios asuntos por resolver donde Jay Kay encontró la sustancia de The return of the space cowboy. Quizás el amargor queda ahogado entre tanta dulzura, pero "Half the Man" tiene una génesis traumática, con el vocalista recapitulando sus sensaciones respecto al gemelo que perdió: "Ayer fui/ la mitad del hombre que solía ser/ oh, quizás es porque/ tú eres la otra mitad de mí". También a corazón abierto, "Stillness in time" surgió al momento de tocar fondo pensando en cómo salir de ahí, con el propio Jay Kay admitiendo que es música de sanación en las notas que escribió para las reediciones 2013 de sus tres primeros trabajos. Pasada la tormenta, una vez que el disco empezó a cobrar forma, el sello seguía reclamando la ausencia de canciones con aspecto de single. Así fue como, escribiéndose a sí mismo para darse ánimos, Jay Kay le dio vida a la emblemática "Space cowboy", mitad himno de autoayuda y mitad oda a la marihuana. Al final del día, a pesar de los pesares, no hubo obstáculo alguno que pudiese tumbar a Jamiroquai.

https://open.spotify.com/album/3emhnEQ76nUUehouSvnGxk

Comenta