Roxette: un clásico que dice adiós

Imagen-roxetteWEB

El exitoso dúo sueco, que ayer perdió a su vocalista, grabó con un ingeniero local, dio uno de los shows más recordados de los 90 y convirtió al público chileno en protagonista de su discografía.


"No sé si fue amor (pero lo parece)", dice el coro de la versión en español de una de las baladas más populares de Roxette. Parte de un exitoso disco editado en 1996 y en el que el dúo sueco, por ese entonces todavía una máquina imparable de hits radiales, probaba por primera vez en un idioma distinto al inglés, tal como dos décadas antes lo hiciera ABBA, su referencia ineludible.

Aquel sencillo para el público latino fue una de las múltiples versiones que la recientemente fallecida Marie Fredriksson y el guitarrista Per Gessle grabaron de la misma canción. Curiosamente, dos de ellas se relacionan directamente con Chile, donde el grupo entre fines de los 80 y mediados de los 90 dominó ránkings, conquistó las radios y llenó recintos en sus cuatro visitas.

"It must have been love", el título original del tema, fue inicialmente una canción navideña que Gessle compuso para la filial alemana de EMI en 1987, cuando Roxette todavía era un proyecto ligado al synthpop y su impacto se reducía a algunos países europeos. Tres años después, cuando el dúo ya sonaba en todo el mundo y había incorporado sus característicos riffs de guitarra eléctrica, regrabaron el tema con otra letra para sumarlo a la banda sonora de Pretty woman (1990), operación a cargo del reputado ingeniero rancagüino Humberto Gatica. El mismo que media década después mezclaría su compilado de grandes éxitos Don't bore us, get to the chorus.

Debut a tablero vuelto

Bajo esa efectiva premisa, la de no aburrir e ir directo al coro, Roxette llegó a Chile por primera vez en abril de 1992 con categoría de fenómeno global, promocionando su disco superventas Joyride y hospedándose en el entonces recién inaugurado hotel Hyatt. El show reunió a cerca de 45 mil personas en el estadio San Carlos de Apoquindo.

"Estaba absolutamente repleto y la gente coreó todas las canciones", recuerda el animador Marcelo Comparini, quien días antes fue a cubrir el debut de los escandinavos en Montevideo, donde pudo entrevistarlos. "Dos tipos muy sencillos, pese a que ya eran unas superstrellas", cuenta.

El macizo debut en Santiago, auspiciado por una marca de blue jeans, fue transmitido en vivo por radio Concierto y en diferido por Canal 13, señal que visitaron Fredriksson y Gessle en su breve visita al país, donde grabaron para Martes 13 -y en formato playback- temas como "Joyride" y "The look".

El show en San Carlos de Apoquindo marcó varios hitos. Para la aún incipiente industria de megaeventos locales significó la entrada de un nuevo actor: Providencia TV, la misma que en los meses siguientes traería al país a Guns N' Roses y Paul McCartney. "En esa época la empresa que solía hacer todos los conciertos era Prodin, pero pudimos llegar con una oferta mejor y ellos la aceptaron", cuenta Luis Venegas, fundador de dicha compañía y hoy dueño del holding TVI, a cargo de canales de cable como Vía X y Zona Latina. "Para nosotros fue una noche inolvidable porque era nuestro primer concierto internacional y fue todo un éxito, completamente sold out", agrega.

El show en Santiago también debió calar hondo en el dúo nórdico, que meses después, en su disco Tourism, estrenó una nueva versión de "It must have been love" que abre con un extracto del tema en vivo en Santiago, donde además se escuchan los gritos de los 45 mil asistentes.

Jorge Aedo, en ese entonces rostro de TVN y radio Tiempo, viajó hasta Estocolmo ese año para el lanzamiento de su LP Tourism, donde también entrevistó a la dupla sueca. "Se programaban mucho en las radios de Chile en esa época y ya se les comparaba con ABBA. Pero cuando pude conversar con ellos me dieron a entender que les daba lata, porque se definían más cercanos al rock", cuenta.

[caption id="attachment_110483" align="alignnone" width="700"]

Jorge Aedo junto a Marie Fredriksson. [/caption]

La última visita de Roxette fue en 2012 en el Caupolicán, show que dio pie a Live: Travelling the World, el primer disco en vivo de la banda, que incluye todo el recital en el teatro capitalino. El último saludo del dúo a sus fieles fanáticos chilenos. Si no fue amor, fue algo parecido.

Comenta