La Jauría 2 abordará el estallido social y suma actores

Antonia Zegers y Paula Luchsinger vuelven en el segundo ciclo. Foto: Amazon

La serie de Fábula debutaba anoche en TVN y el próximo lunes comienza grabar su segundo ciclo, que se situará tras octubre de 2019, añadiendo a su elenco a Paulina García. Su directora general, Lucía Puenzo, detalla a Culto lo que viene y revela que trabaja en una nueva True Detective con HBO.



Recién llegada a Santiago desde Buenos Aires, la directora argentina Lucía Puenzo habla de un cierre y de un inicio. El cierre es el estreno de la primera temporada de La jauría en TVN (anoche, de lunes a miércoles a las 22.40 horas), cuatro meses después de su debut en Amazon Prime Video “De alguna manera, culmina un ciclo”, afirma la cineasta y escritora a Culto.

El inicio es el comienzo de las grabaciones de los nuevos capítulos del thriller policial protagonizado por Antonia Zegers y Daniela Vega, el lunes 9. Un rodaje ajustado a protocolos luego de ser postergado por la pandemia. “Hemos tenido que adaptar escenas, reescribir material, estudiar un protocolo Covid, por ejemplo esta semana hay una jornada entera de ensayo del protocolo. Todos sabemos que va a estar movido”, detalla sobre las grabaciones de un ciclo que cuando esté listo será emitido tanto por el canal como por la plataforma de streaming, que la lanzó primero en Latinoamérica y España en julio.

“Aunque La jauría es extremadamente chilena en sus personajes y en su estructura, hay algo que hace contacto con todo el continente latinoamericano, y (en el caso de) la temporada dos, más aún, y si existiera una tres, que ya sabemos hacia dónde va, también”, indica la realizadora de XXY (2007) y Wakolda (2013), junto con especificar la base de la realidad que toman los siguientes capítulos.

Lucía Puenzo en el set del primer ciclo. Foto: Jacinta Izquierdo

Si en su ciclo debut -enfocado en la investigación detrás de la desaparición de una estudiante de un colegio privado de Santiago- se nutrió del movimiento feminista y se inspiró en casos como el de La Manada, en sus nuevos episodios la serie de Fábula y Fremantle saltará temporalmente y expandirá su trama retratando a un Chile posterior a la crisis social.

“Cuando empieza la temporada dos, el estallido ya ocurrió. Y eso cambió completamente a los personajes y donde están parados”, apunta acerca de la historia, escrita antes y después de octubre de 2019 por la cineasta junto a los chilenos Paula del Fierro y Enrique Videla y el argentino Leonel D’Agostino, el equipo de guión original.

Sobre cómo la ficción se comunica con la realidad, Puenzo señala: “La jauría 1 dialogó mucho con cosas que ocurrieron después. En contra de lo que mucha gente cree, nosotros la escribimos dos años antes de que los pañuelos verdes llegaran a Chile. Cuando la estrenamos, ya hace un año y algo que estaban, entonces la percepción puede ser que fue al revés”. Y agrega: “Nos pasó algo similar con La jauría 2, que aunque es cierto que la estábamos escribiendo al mismo tiempo que ocurría el estallido, se veía venir hacia dónde podían ir las cosas en Chile”.

María Gracia Omegna y Antonia Zegers en la ficción. Foto: Amazon

Acerca de lo que le espera al trío de mujeres al frente de la trama (encarnadas por Zegers, Vega y María Gracia Omegna), además de un caso diferente, Puenzo describe al menos un tema nuevo: “Cómo es radicalizarse en un mundo como el de la policía”.

La segunda temporada también le brindará la posibilidad de ahondar en las jóvenes de la historia, interpretadas por actrices como Paula Luchsinger y Mariana Di Girolamo, los personajes que, cuenta Puenzo, más la atrajeron a tomar el ofrecimiento de Fábula. “En un principio no fue por el lado de las policías (que acepté), a mí me gustaban las chicas, porque estaba viendo el fenómeno que estaba pasando con la juventud en las calles”.

Ese mismo grupo condujo parte de la trama del primer ciclo a un retrato de la elite del país. Un punto del que parcialmente se alejará, porque “en la temporada dos, muy adrede, empezamos a corrernos hacia otras áreas de la sociedad chilena”.

El grupo de feministas de la primera temporada. Foto: Amazon

“Esas chicas nacieron en cunas de oro, pero algunas de ellas ya la dejaron muy atrás y se transformaron en lo que ellas quieren ser”, explica sobre episodios que sumarán al elenco a Paulina García, Giannina Fruttero y a nuevos actores jóvenes, junto a intérpretes que regresan adquiriendo mayor relevancia, como Luis Gnecco y Claudia Di Girolamo.

En tanto, el juego online que es protagonista de la historia –donde “El Lobo” convoca a hombres a que ejerzan violencia contra mujeres– también experimentará cambios. “Las sucesivas temporadas ya no hablan de un juego online, sino que el juego parece haber pasado a la sociedad, el juego somos nosotros”, sostiene, mientras que adelanta que desempeñará un papel “lo que hace la violencia policial y estatal a la juventud, que tiene tanto eco hoy en la sociedad chilena, en la argentina y en muchos países de Latinoamérica”.

Puenzo contabiliza tres películas en su horizonte: una es Losing Clementine, ya en preproducción en Estados Unidos junto al venezolano Edgar Ramírez, y otra es Impactados, un proyecto que tendrá entre sus productores a Fábula.

Lo que hasta ahora mantenía inédito es que escribe el piloto de la cuarta temporada de True detective, la serie antológica de HBO que marcó un hito en 2014, y que podría continuar si la cadena le da luz verde.

La directora en las grabaciones del primer ciclo de La jauría.

“Estoy escribiendo dos policías, una de Arizona y una que es una Shadow Wolves, que es del departamento ICE, seguramente la institución más deplorable de Trump. Pero ella no encarna todo lo que es Trump. Es una generalización creer que no hay que meterse con ciertas cosas porque todos los personajes ahí son iguales. Pero también hay que escribirlo con mucho cuidado, porque obviamente si es parte de una institución de alguna manera la representa”.

Una ficción que la devolverá a hablar de la agitada realidad desde el thriller. “Es material delicado, no digo que no”, reconoce. “Pero bienvenidas sean las premisas incómodas. Yo no le huyo a esas cuestiones, a mí me divierte decir: ¿y cómo se escribe en esta Latinoamérica, en este Chile, una serie en que las protagonistas son policías?”.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.