A ocho puntos de la promoción: Palestino le pega en la cabeza a la U y agudiza su crisis

Bryan Carrasco le dio el triunfo a Palestino sobre la U, en Rancagua.

Bryan Carrasco le dio el triunfo a Palestino sobre la U, en Rancagua. Foto: FRANCISCO LONGA/AGENCIAUNO

En los descuentos, Universidad de Chile perdió por 0-1 ante Palestino, en Rancagua, y sumó su tercera derrota consecutiva. Los azules están fuera de la zona de clasificación a las copas internacionales y se acerca a la zona de peligro. El equipo de Esteban Valencia aún sufre las secuelas sicológicas y anímicas que les dejó la derrota en el Superclásico.


Universidad de Chile sumó su tercera derrota consecutiva, tras caer por 0-1 ante Palestino, en el estadio El Teniente de Rancagua. La U sigue sumida en una crisis que la tiene, en este momento, fuera de la zona de clasificación a copas internacionales y a ocho unidades de la zona de promoción. Un punto de los últimos 18 en disputa es el pobre registro del elenco estudiantil.

Por lo mismo, el equipo dirigido por Esteban Valencia llegaba muy complicado al partido con los árabes. Una crisis generada tras la derrota ante Colo Colo en el Superclásico, que caló muy hondo en el aspecto anímico y mental de los estudiantiles. Justo cuando los jugadores laicos lamentaron durante la semana la salida del antiguo sicólogo del equipo, Eugenio Lizama.

Los primeros minutos fueron favorables a la U, que se adueñó de la pelota y complicó a la línea de tres en el fondo que presentó Patricio Graff. Con los juveniles Simón Contreras, por la derecha, y José Gatica, por la izquierda, más Pablo Aránguiz bien centralizado, los universitarios jugaban constatemente en campo rival. Gatica tuvo la más clara, pero Cristopher Toselli salió muy rápido para el achique.

Joaquín Larrivey se las arreglaba para descubrirse y así poder recibir y combinar con sus compañeros. Pintaba bien el encuentro para el local, que después de varias fechas volvía a tener a su defensa titular, con Yonathan Andía, Osvaldo González, Ramón Arias y Marcelo Morales.

Sin embargo, y como ha pasado desde la derrota ante el Cacique, la U fue perdiendo claridad con el correr de los minutos. Esto le permitió a Palestino empezar a acercarse con peligrosidad hacia el arco de Fernando de Paul.

Carlos Villanueva estuvo muy cerca de marcar la apertura de la cuenta con un zapatazo desde la medialuna, tras un grosero error de Morales en la salida. Luego fue Bruno Barticciotto quien madrugó a la zaga azul, en especial, a González, y probó los guantes del portero estudiantil. Por último, Luis Jiménez aprovechó una horrible salida de Aránguiz y estuvo a punto de marcar el primero desde larga distancia.

El Huevo sufría en la banca con los errores de sus jugadores. Se tomaba la cabeza, abría los brazos y gritaba. No lo pasaba nada bien, igual que sus jugadores tampoco, ya que fueron perdiendo confianza. Lo mismo pasaba con Graff en la visita. El argentino se lamentaba las oportunidades claras que habían desperdiciado.

No obstante, ninguno se hizo daño en el primer tiempo y se fueron en blanco al descanso.

El inicio del segundo tiempo mantuvo la tónica del final del primero, con un cuadro árabe mucho más claro, que complicaba a la defensa local con la rapidez de Barticcioto y con la claridad del Mago y el Piña.

El árbitro Matías Quila dejó jugar más de la cuenta y desestimó varias faltas, lo que subió la temperatura del encuentro. Arias recibió su octava amarilla y quedó suspendido para el duelo ante Curicó Unido. Lo mismo ocurrió con Jonathan Benítez, en Palestino, quien quedó fuera para el choque contra Santiago Wanderers.

El mismo uruguayo Arias anotaba de cabeza a los 64′, pero su gol fue anulado por un offside milimétrico. La U seguía sin anotar. No convertía desde el primer tiempo con Antofagasta, hace tres partidos.

A Palestino le pasó la cuenta el desgaste y los azules aprovecharon la ocasión para instalarse en campo árabe. Lucas Assadi estuvo cerca dos veces de poner a su equipo en ventaja, pero sus disparos se fueron elevados. Físicamente, los locales terminaban mucho mejor y con más ganas que fútbol arrinconaban a la visita.

Hasta que la U volvió a pecar. En su mejor momento, vino el tiro de gracia de Palestino. Sebastián Galani perdió la pelota en campo rival y el contragolpe árabe fue letal. ¿El autor? Bryan Carrasco, quien había sido uno de los más bajos del partido. El formado en Audax Italiano definió de forma magistral dentro del área a los 90′+2′, tras una gran jugada entre Jiménez y Misael Dávila.

Un resultado que le pega justo en la cabeza a la U, que ya estaba en el suelo. Ya no solo se complica para ir a copas internacionales, sino que también con la promoción. Quedó a solo ocho puntos de la zona de peligro y este fin de semana tiene un duelo clave en ese escenario, frente a Melipilla, el domingo, de visita.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.