Pablo Milad, presidente de la ANFP: “Vamos a mandar árbitros a capacitar a Brasil y los brasileños van a venir a arbitrar acá”

Mario Tellez / La Tercera

El timonel del fútbol chileno cumple un año en el cargo. Hora de balances y también de enfrentar críticas por una gestión turbulenta, en pandemia, con peleas comerciales, conflictos políticos internos y con una fuerte crisis del arbitraje nacional.


El viernes, Pablo Milad (57 años) cumplió un año como presidente de la ANFP. Un período que se inició en medio de acusaciones de trampa, luego de su polémico triunfo sobre Lorenzo Antillo, de Audax Italiano, y en el que ha debido lidiar con serios problemas económicos y judiciales, a nivel de federación. El timonel del fútbol chileno accedió a conversar con El Deportivo sobre sus primeros 12 meses en Quilín.

Cumplió un año como presidente de la ANFP, ¿cómo ha sido esta etapa?

Ha sido un año de muchos desafíos, en situaciones anormales, de las que no teníamos experiencia, como vivir en pandemia. Reiniciamos el torneo 28 días después de asumir y dimos a conocer que no hay sesgos políticos en esta administración. El sesgo político siempre estuvo presente en la ANFP. “Si votaste por mí, te ayudo; si no, no te ayudo”. En este año, cambiamos la visión de eso.

¿Ese ha sido su sello?

Es que yo lo viví como presidente de Curicó. Fui candidato con Arturo Salah, en su época, y sufrí discriminación. Cuando subimos se tardaron tres meses en entregarnos los dineros de la Primera División. Había comenzado el torneo y aún recibíamos dinero como equipo de Primera B. No había nada que fundamentara eso. En programaciones y en distintas situaciones, uno se da cuenta de que hay sesgo político. Eso hoy no existe.

¿Está conforme con su primer año?

Soy inconformista. Siempre soy autocrítico y a mi equipo le pido que me critique. Soy una persona que se acostumbró a trabajar en equipo y siempre estoy insatisfecho con mi trabajo. Siempre.

Se le ha criticado por falta de manejo y por excesiva diplomacia con el gobierno. También, que no ha podido desligarse de su cargo de ex intendente...

Están equivocados, porque hay diferentes formas de hacer política y de relacionarse con la autoridad. Hemos conseguido cosas, a veces, muy rápidas con el gobierno y, a veces, no tanto, pero siempre con una relación muy cercana en pos del fútbol. No tengo vinculaciones políticas con el gobierno, pero sí conozco a mucha gente. Ya me reuniré con el gobernador de Santiago, Claudio Orrego. Nunca he juntado la política con el deporte, ni el fútbol con la política. No sé qué tendencia política tiene un presidente u otro, porque en el fútbol nunca hablamos de política.

“Yo lo viví como presidente de Curicó. Fui candidato con Arturo Salah, en su época, y sufrí discriminación”.

Pablo Milad

¿Qué logro destaca de estos 12 meses?

Primero, el retorno del fútbol, terminar el campeonato y mantener el formato. Nadie lo esperaba, pero fuimos el único país sudamericano que mantuvo el formato del torneo. También fue una gran alegría la clasificación de las chicas a los Juegos Olímpicos. Igualamos las condiciones del fútbol femenino y abrimos las puertas de la ANFP a todas las tendencias fuertes relacionadas a la incorporación de las mujeres en el fútbol. La igualdad de sueldos de árbitros y árbitras, ya que ganaban hasta el 50% menos, fue histórica. También el cambio de estatutos que presentaremos al Consejo en los próximos días. Serán unos estatutos modernizados, que le dan importancia al rol de la mujer, que incluye la obligación de hacer una declaración de patrimonio a todos los directivos que entren a la ANFP, el reconocimiento de la figura del TAS, entre otros elementos. Además, creamos la Unidad Integral de Atención de Clubes y contratamos al primer director deportivo de la federación, Francis Cagigao.

¿Y qué le faltó?

Me hubiera gustado tener más puntos en las Eliminatorias. También que no hubiese habido tanta situación de conflicto entre los clubes, principalmente, entre Lautaro de Buin y Fernández Vial. Por la pandemia, no ha sido un año normal para nadie. No ha sido un ejercicio normal de presidente, porque ha habido obstáculos que son de fuerza mayor. Me gustaría haber hecho más consejos presenciales, porque estableces lazos diferentes. Falta hacer más reuniones, no solamente consejos.

¿Piensa en la reelección?

Siempre vivo el momento. Hoy estoy aquí, mañana no sé. Tengo que dejar una buena huella, pero sin pisotear a nadie. Eso es fundamental.

O sea, se proyecta en un nuevo período…

Para terminar el proyecto que estamos diseñando, sí, pero debo evaluarlo el próximo año.

¿Cuántos años necesita para implementar su proyecto?

Un período de cuatro años más sería suficiente.

Dijo que le pide a su equipo que lo critique, pero ¿qué pasa cuando esas críticas vienen de los clubes? ¿Le molestan?

No, cuando son constructivas, porque a veces son de mala intención no más. Hay algunos que tienen mala intención y lo he hablado con ellos, pero otros sí quieren aportar ideas. En mi vocabulario cambié crítica por sugerencia, porque pienso que hay gente que siempre puede aportar cuando tiene la disposición. Pero hay gente que se dedica a destruir. A esos los conocemos todos. Simple y sencillamente, no quieren que te vaya bien. Eso lo considero destructivo. Pero sí hay gente que aporta y por eso trabajamos muchas comisiones, porque somos una asociación. Cuando hay separaciones políticas, por intereses personales y no de la actividad, esas personas se marginan solas con el tiempo.

“Hay gente que se dedica a destruir. A esos los conocemos todos. Simple y sencillamente, no quieren que te vaya bien”.

Milad

¿Son muchos los clubes que quieren que le vaya mal?

Algunos, son pocos.

¿Los cuenta con una mano?

Con una manito.

¿Cómo va la separación de la Federación y la ANFP?

La separación es inminente, porque estamos trabajando con FIFA. No sabemos el tiempo que va a tardar, porque hay que formar todas las asociaciones con estatutos, reglamentos y bases. Estamos hablando del fútbol joven, femenino, fútbol playa y el amateur, todos deben tener y estar separados por asociaciones. Es un proceso que no es rápido, pero que ya está caminando con FIFA.

¿La ANFP quiso deshacerse de Reinaldo Rueda por un tema económico? ¿Cuál fue la realidad de su salida?

Tengo un muy buen concepto de Rueda como persona y en lo profesional. Fue una situación entre resultados y también el estado anímico del profe. No lo veía bien anímicamente. Es un gran profesional, pero veía que no estaba cien por ciento entregado a los objetivos que queremos todos, pero bajo una condición netamente personal. Él no se sentía cómodo en Chile. Yo lo notaba. Soy perceptivo y lo conversé un par de veces con él. Nunca me manifestó que quería irse, pero con la interacción que uno tiene en los viajes va conociendo a las personas y percibí que no estaba cómodo. En base a eso le di la libertad. Si él hubiese estado cómodo acá, no se va. Pero no fue económico, fue netamente por una cuestión anímica. Yo soy más energético. Me gusta la gente con más energía.

O sea, quería darle un cambio radical a la Selección…

Sí, radical, de cómo deber ser una selección.

Quizás se demoró mucho en dejar salir a Rueda…

Es que son cosas que van pasando y que afectan en lo familiar, aunque él lo haya desconocido. Al final, somos seres sociables en una parte, individuales en otra. Pero eso es pasado. Dejó una tendencia de trabajo. Hoy nuestra realidad es Martín Lasarte.

El Consejo de Presidentes de la ANFP aprobó el fichaje de jugadores de Lautaro de Buin.
FOTO: Archivo La Tercera.

“La separación es inminente, porque estamos trabajando con FIFA. No sabemos el tiempo que va a tardar, porque hay que formar todas las asociaciones con estatutos, reglamentos y bases. Estamos hablando del fútbol joven, femenino, fútbol playa y el amateur”.

Pablo Milad

¿Y qué tal lo ha hecho Lasarte? A nivel de comportamiento interno no lo hizo bien en la Copa América…

Yo diría que en comportamiento interno, exceptuando el ingreso de los peluqueros, que fue en contra de los principios de burbuja y que los futbolistas lo sabían e igual lo hicieron, fue una falta de disciplina, fue solo en ese aspecto. Si analizamos los aspectos generales, Lasarte entregó liderazgo, fue capaz de dominar un grupo que no es fácil de dominar, de hacerles creer en las estrategias de todos los partidos. De esos partidos, cuatro partidos relativamente buenos y uno muy malo. El de Paraguay mejor olvidarlo. A nivel interno mejoró la relación entre los jugadores. Fue una citación difícil, estar en hotel sin áreas verdes, encerrados entre cuatro paredes. Una prueba de fuego que Lasarte fue capaz de llevar adelante.

¿El peluquerazo fue la única indisciplina que hubo?

Sí, lo único. Lo otro que salió fueron especulaciones, donde hubo un matrimonio en el hotel. Hubo mucho movimiento de gente y por eso se crearon especulaciones. No hay ninguna prueba que diga lo contrario.

Se habló de que metieron mujeres…

Mujeres entraron, pero al matrimonio. A las habitaciones no me consta, ni tampoco lo creo, porque había dos guardias por piso. La seguridad era extrema.

Hubo un solo interesado en los derechos de TV de la Selección y por un monto mucho menor al esperado, ¿le preocupa la devaluación de la Roja?

No quiero generalizar por un hecho concreto de una oferta de una licitación de derechos televisivos y comerciales, que no representa una tendencia. Según la devaluación de la que usted habla, ¿estamos como 10 ó 14 años atrás? Le diría que no. Han cambiado los estándares económicos de la empresa también, de la inversión que hacen en marketing, en publicidad. No voy a tomar la situación de esa licitación por la presencia de un solo interesado a generalizar toda una selección. Hoy en día la Selección no es lo que era hace seis años, pero tampoco es una Selección mal considerada. Somos potencia aún y muy respetados.

¿Cuán mal está la situación financiera de la ANFP?

Cuando asumimos, lo primero que hicimos fue bajar los gastos. Considerábamos que había sueldos que no correspondían, que eran demasiado altos. Había pago en abogados que era un cargo fijo. Al final proyectamos una rebaja sobre los $ 500 a $ 600 millones por año. Y sabiendo también que había un conflicto de pago con la empresa de indumentaria que iba a repercutir en ese proceso 2020, pero no pensamos que iba a repercutir en 2021. Se habían cumplido los dos compromisos pactados internacionales, excepto la fecha de marzo, pero iba a compensar con las fechas triples. Esta situación está hoy en manos de los abogados, esperamos que se resuelva en favor de la ANFP. Y también empezar a hacer la gestión con la nueva empresa de indumentaria y seguir trabajando por los derechos televisivos. Creemos que nuestros sponsors ya tienen una historia con la Selección. Eso facilita las relaciones comerciales. Pensamos poner uno o dos sponsors más de los habituales, que nos van a acompañar durante las próximas eliminatorias.

¿En qué está la licitación de la indumentaria?

Eso está en proceso de licitación. Hay 13 marcas interesadas, solo una chilena. Estamos abiertos a escuchar las ofertas, independiente de la marca que sea. Debemos ser consecuentes, no queremos decidirnos por la primera marca.

¿Cuándo se debe tener la nueva marca cerrada?

La licitación empezó a principios de julio y debiese estar cerrada a fines de agosto. Para el próximo partido vamos a jugar sin marca, esperando la licitación y el tiempo que tienen para la confección de la implementación.

¿Le preocupa que se retome la impugnación de su elección?

No. Si soy impugnado el día de mañana, iremos otra vez a la elección. Lo único que puedo decir es que ahora tengo más partidarios que opositores.

¿Qué esperan del arbitraje con TNT Sports?

Está en proceso. Ya se hizo la demanda directa de TNT y ahora debemos responder. Debemos dejar las pruebas y fundamentos de incumplimientos mutuos. Esperamos que el arbitraje sea justo, que considere nuestra posición y que TNT flexibilice, porque nos quedan 13 años de matrimonio aún.

30/07/2021 Pablo Milad, presidente de la ANFP. Mario Tellez / La Tercera

Hace años que, salvo excepciones, nivel del arbitraje chileno es muy bajo, ¿qué está haciendo la ANFP para salir de esta grave crisis?

Creo que no es solo el arbitraje chileno, sino el sudamericano. Va más allá de Chile. Tenemos reuniones constantes de análisis, no solo de los problemas del fin de semana, sino también para ver cómo mejoramos la formación, la capacitación y la experiencia del VAR. Lleva dos años y hay que mejorarlo mucho. Hay que mejorar los procedimientos y hay que capacitar en el extranjero. Iniciamos una interacción con Brasil. Ya fueron a Brasil y ellos van a venir. Cuando se normalice vamos a mandar a capacitar a Brasil y los brasileños van a venir acá a arbitrar. Ese será un intercambio entre los dos países que estamos hablando. Hablamos con la comisión arbitral de Brasil, donde tuvimos una buena acogida con este aspecto de intercambiar árbitros como experiencias y aprendizaje. Sabemos que hay mucho que mejorar y también está la autocrítica de reconocer los errores. Eso es clave para mejorar. Jorge Osorio está consciente de que hay errores, de que hay que mejorar el control emocional de los árbitros para no ser influenciados, porque hoy se escuchan las presiones directas de los dirigentes gritando por un mal cobro, que a veces es visceral por la visión que tienen algunos. Cada uno defiende sus colores, pero hoy se escucha todo de las bancas y las graderías. También está el tema del VAR, que todos los equipos van a ver la decisión del VAR. Haremos una reunión con todos los clubes, principalmente Primera, para analizar los procedimientos y llegar a un acuerdo de cuándo se va a ver el VAR y cuándo no. Porque a veces se recurre al VAR sin necesidad, solo por presión de los equipos.

¿Hasta cuándo esperará a Osorio? Porque hasta la Conmebol castiga a los árbitros chilenos por errores graves…

Esto se tiene que mejorar lo antes posible. No quiero hablar de plazos, porque hablamos de recursos humanos, no de máquinas. Todo requiere un tiempo, pero esperamos que muy prontamente esto mejore. También hay que considerar que estamos en pandemia y eso ha afectado en los niveles de tolerancia, de frustración y ansiedad. Eso también se traduce en los árbitros, que son personas como ustedes.

La última polémica fue en el partido de la U con Ñublense, ¿es efectivo que le dio disculpas a Cristián Aubert, presidente de Azul Azul?

No, eso es absolutamente falso. Cristián me solicitó una reunión a raíz de lo ocurrido el jueves, en Rancagua, a lo cual accedí como lo hago con todos los clubes. En la oportunidad me manifestó su preocupación por lo sucedido. Le prestamos atención e invité a Jorge Osorio para generar un diálogo. Para evitar lo que más se pueda situaciones como la ocurrida ese día. Bajo ningún punto de vista le ofrecí disculpas a la U, ya que no me corresponde hacerlo por situaciones futbolísticas y que ocurren en un campo de juego.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.