Trastienda de una polémica: el terremoto interno que generó el fallo del VAR que le quitó el triunfo a la U

La jugada de la polémica, en su origen, donde se ve a Roberto Gutiérrez en posición fuera de juega. (Foto: Captura de Twitter).

Apenas finalizó el duelo de los azules con Ñublense, con un penal mal cobrado en Rancagua, la dirigencia hizo saber su molestia a la ANFP. Hoy, Cristián Aubert, el presidente de Azul Azul, se reunió con Pablo Milad, la cabeza de la sede de Quilín, y Jorge Osorio, el jefe de los árbitros.




Cerca de las 21.30 horas, los WhatsApp de los máximos directivos de Azul Azul no dejaron de recibir notificaciones. El tema a tratar era lo sucedido en Rancagua. Sentían que les habían quitado dos puntos del bolsillo en la igualdad frente a Ñublense, justo cuando el equipo lograba amarrar una tercera victoria al hilo. Un resultado, que hoy por hoy, está lejos de ser una costumbre en el equipo que entrena en La Cisterna.

La rabia aumentaba al momento que pasaban los minutos. Más cuando el VAR, la herramienta que se supone llegó a solucionar los errores de los árbitros, terminaba perjudicándolos, en el duelo que terminó 1-1, entre los azules y Ñublense.

Los WhatsApp pasaron a llamadas. Y llamadas que fueron en dirección a la ANFP. Los estudiantiles reclamaron directamente con los ejecutivos de Quilín, a quienes les pidieron explicaciones por el error que les quitó la opción de sumar tres unidades. La jugada que hoy genera caos ocurrió en el tiempo complementario, cuando la U ganaba con anotación de Joaquín Larrivey. A los 90′, el balón pegó en la mano a Osvaldo González en el área estudiantil y en su afán de querer ganarle la posición a Roberto Gutiérrez, cae al piso.

El juez del encuentro, Nicolás Gamboa, sancionó falta para los azules. Sin embargo, una llamada del VAR lo hizo modificar su decisión: desde la cabina le informaron de una supuesta falta del defensor y el colegiado no dudó en sancionar la pena máxima. La historia ya es conocida: Nicolás Vargas convirtió la igualdad cuando ya se jugaban seis minutos del tiempo complementario.

Lo cierto es que la secuencia desató la ira de los estudiantiles. Las imágenes son claras: Roberto Gutiérrez, al momento de impactar con Osvaldo González, recibe el balón en posición de adelanto. Además, hay un error de procedimiento al momento de utilizar el VAR pues el instrumento no tiene dentro de sus funciones dejar inválida una falta cobrada por el juez.

Desde ese momento, comenzaron las llamadas y whatsApp de un lado a otro. En la concesionaria sienten que les quitaron dos puntos. Y que estas dos unidades se le suman al triunfo que también terminaron cediendo en La Serena, cuando el árbitro terminó anulando el tiro libre de Mario Sandoval. “Es el colmo. Cuatro puntos menos porque no hacen bien su trabajo”, dicen desde el equipo laico. En aquel duelo disputado en el estadio La Portada el árbitro era Ángelo Hermosilla, el mismo que en la noche del jueves estaba a cargo del VAR durante el duelo entre la U y Ñublense. La coincidencia enerva todavía más a la dirigencia del chuncho.

Jorge Osorio, quien semanalmente debe dar explicaciones a los presidentes de los clubes por los errores de sus colegiados, está incómodo. Semana a semana debe enfrentar las críticas. En la emergencia por un nuevo fallo de sus dirigidos, se vio obligado a pactar una reunión con Cristián Aubert, el presidente de Azul Azul, y el propio Pablo Milad, el presidente del balompié local, para dar explicaciones. Hubo un mal desempeño y Osorio lo tiene claro. Hace menos de una semana, repasaba con La Tercera su semana más complicada al mando del referato. Aseguraba que sus dirigidos no estaban enfrentando una crisis. En la federación, en tanto, asumen que el arbitraje no está pasando por un buen momento.

La molestia de los estudiantiles también fue pública. Primero fue su técnico, Esteban Valencia: “Nos encontramos con un penal tras la revisión del VAR, hubo falta o fuera de juego en el inicio de la jugada de Gutiérrez, una situación bien extraña. Hay que entender que estas cosas pasan”, dijo el Huevo. La U ya hizo saber su molestia a la ANFP y esperan que el juez Gamboa sea sancionado.

Sergio Vargas, el exgerente deportivo, también se sumó a los cuestionamientos: “Además de eso Gutiérrez estaba en offside. Le hace falta a Osvaldo y nos cobran penal en contra. Es mucho...Ya se equivocaron con La Serena cuando nos anulan un gol legítimo y dejamos de dos puntos y ahora con estos dos puntos puntos más que nos scan del bolsillo”, escribió Superman.

“Si no es falta una carga por atrás…”, agregó Johnny Herrera.“Así con el arbitraje (...) Y offside también… en fin”, dijo el histórico futbolista azul.

Desde el plantel, por su parte, esta mañana tomó la palabra el defensa Ramón Arias, quien no escondió su molestia por lo sucedido. De hecho, aseguro que desde el mismo cuerpo de árbitros comandado por Nicolás Gamboa les reconocieron a los jugadores que hubo un error. “Ya es hora de que nos defiendan, como nosotros también defendemos al club dentro de la cancha. Más en estos momentos donde no nos sobra nada”, enfatizó el zaguero, en un mensaje directo para la dirigencia de Azul Azul. Al mismo tiempo que Arias declaraba, Aubert ya estaba en camino hacia Quilín para plantear su enojo con Milad y Osorio. El jefe de los árbitros, en tanto, al cierre de esta publicación, todavía no entregaba una explicación oficial sobre lo que pasó en Rancagua.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.