No habrá Golden Slam: Djokovic cae ante Zverev y se queda nuevamente sin el oro olímpico

La frustración de Nole tras ir 0-3 en el último set. (AP Photo/Patrick Semansky)

3-6, 6-3 y 6-1 el código de la victoria del alemán, quien se medirá en la final ante el ruso Khachanov. Por su parte el número uno del mundo vuelve a morder el polvo de la derrota en la cita de los anillos, el único campeonato de los grandes que se le ha resistido.


Lo que parecía imposible, hoy se dio. A Novak Djokovic nuevamente se le escapa el trofeo que más se le ha resistido, el oro olímpico. Su verdugo en esta ocasión fue Alexander Zverev, quien le remontó un partido dramático y lo venció por 3-6, 6-3 y 6-1.

La clasificación de Zverev a la final en Tokio, donde se medirá ante el ruso Khachanov, dejó en nada más que una anécdota la que pudo haber sido la historia más importante del serbio: haber ganado los cuatro grandes y los Juegos Olímpicos en una misma temporada. Ese honor, seguirá siendo por los próximos tres años solamente para Steffi Graf, la única persona que ha logrado el Golden Slam.

La postal del final del encuentro demuestra todo lo que significa la derrota de Djokovic. Las lágrimas del alemán, las felicitaciones del serbio en la malla y el asombro de los pocos afortunados que pudieron presenciar la caída del número uno del mundo, son pequeñas muestras de lo increíble del hecho. Tras una semana apabullando a sus rivales, era muy pocos los que creían que Nole no iba ser el mejor en Tokio. Hasta algún punto, el mismo Zverev lo creyó.

Zverev en el momento en que vence a Djokovic. (Photo by Tiziana FABI / AFP)

Pero el tenis es un deporte impredecible, dueño de algunas de las historias más asombrosas que se han escrito en el alto rendimiento, y la de hoy puede entrar en esa definición. Pese a que Novak comenzó ganando cómodamente el primer parcial por 6-3, las acciones rápidamente comenzaron a cambiar. Los servicios del germano cada vez afectaban más al nuevo miembro del Club de los 20. Sus reflejos ya no eran tan precisos y el rostro parecía demostrar cada vez más ahogo.

Por su parte Zverev seguía impenetrable. Ya había vencido a Nole en un partido bravo al mejor de tres sets, cuando el Principito conquistó el Torneo de Maestros en 2018. Esa fórmula lo llevo a ganar 6-3 el segundo y destruir la concentración de Nole.

De ahí en más, el de los Balcanes no apareció hasta que la situación ya era irremediable. Un 6-1 final que provoca un terremoto en el mundo del tenis. Miles de computadoras dejaron de preparar los textos para cuando Djokovic conquistase el esquivo Oro y se pusiera a tiro de lo que ningún hombre ha logrado hacer. La proeza del Golden Slam sigue siendo territorio de mujeres.

Zverev por su parte se prepara para el partido más importante de su carrera. Pese a que no es por los puntos, el ganar la medalla de Oro lo pondrá a otro nivel en el circuito, al lado de los gigantes. Enfrente tendrá a Karen Khachanov, quien venció en semifinales a Pablo Carreño Busta, el rival de Djokovic por el bronce.

Sigue el minuto a minuto de los Juegos Olímpicos, aquí.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.