10 preguntas para entender el fenómeno de la inflación en Chile

Ilustración: Sebastián Sánchez.

El IPC ya suma un acumulado de 5,3% en los últimos meses, y no se descarta que la cifra siga al alza, especialmente frente a la posibilidad de un cuarto retiro y nuevas ayudas estatales. ¿Cuáles y qué tan efectivas son las herramientas utilizadas por el Banco Central para controlar la inflación en el país? ¿Cómo se comporta el costo de la vida en Chile? ¿Qué tan diferente es la realidad de otros países de la región? Esteban Carrasco, director de la Escuela de Ingeniería Comercial de la Universidad San Sebastián, responde estas y otras interrogantes.




1. ¿Qué es lo que ocurre actualmente con el fenómeno de la inflación en Chile?

La inflación ha vuelto a ser un tema común y corriente aquí en Chile. Desde hace 20 años atrás que venimos hablando de inflación en torno al 4%. Eso significa que los precios que enfrentan las familias, las personas o los hogares se han mantenido estables.

Ahora, para entender el fenómeno yo creo que los dueños o dueñas de casa, quienes reciben un sueldo, lo entienden perfectamente cuando a fin de mes reciben su remuneración y tienen que ir a comprar las cosas para el mes. Cuando existe inflación, significa que los precios de las cosas que los hogares consumen van subiendo.

En resumidas cuentas, el mismo sueldo que tenía el mes pasado le va a alcanzar para menos cosas, es decir, el poder adquisitivo del dinero va disminuyendo. Ese es el principal problema, porque lo que ocurre generalmente es que la inflación va por delante del crecimiento de los salarios. A muchas personas le reajustan por IPC los sueldos una vez al año, pero entremedio los precios van subiendo todo el tiempo, lo que erosiona la capacidad de consumir, la capacidad de solucionar sus problemas y también de solventar las necesidades que tengan los hogares.

¿Inflación exportada o interna? Qué pesa más y cuál incide en la evolución de los precios locales

2. ¿Cómo ha ido fluctuando la inflación en Chile a lo largo de las décadas?

Desde hace un par de décadas, el Banco Central tiene como meta exclusiva el control de la inflación en Chile, y para eso se le ha dado la autonomía y herramientas para poder cumplir con su objetivo. Los últimos 20 años hemos estado viendo niveles de inflación que no van más allá del 5%. El Banco Central actualmente tiene como meta una inflación de 3% y son bien pocas las ocasiones que en estos últimos 20 años ha sucedido, con algunas crisis puntuales, que han provocado que se arranque la inflación.

3. ¿Cuál era el panorama antes de esta subida reciente?

Lo que estamos viendo ahora es que producto principalmente del aumento de la liquidez que han tenido los hogares durante el último año, después de pasar por un 2020 golpeado económicamente, ha aumentado la liquidez, porque el gobierno ha emitido ayudas de distintas formas, y también por la plata que han dispuesto las familias por los retiros de los fondos previsionales, que es un dinero no previsto. El hecho de tener más plata circulando hace que cuando la gente sale a comprar cosas, se ha encontrado con que en muchas partes no hay productos o han subido.

El año pasado, la capacidad productiva se deterioró mucho, las cadenas de producción se cortaron; y después cuesta que funcionen de la misma forma. La cantidad de productos no ha crecido a la velocidad que creció el consumo producto del aumento de la liquidez. Sumado al elevado precio del dólar y de los combustibles, hace que estemos viendo la inflación en niveles por sobre el 5%. Es más, el Banco Central está previendo un 5,7% para fin de año, una cifra que alarma, ya que estábamos acostumbrados a que los precios estén estables a lo largo del tiempo.

Banco Central advierte por efecto de aumento significativo de recomendaciones de cambios en fondos de pensiones
La función del Banco Central de Chile es mantener controlada la inflación.

4. ¿Qué tan importante es que el Banco Central sea autónomo para enfrentar la inflación?

El Banco Central es un ente clave, porque el fenómeno de la inflación no es algo que se maneje. La inflación no es un dato que determine la autoridad, sino que es un efecto económico; en este caso, que es la pérdida del valor adquisitivo del dinero, que se produce porque en la economía pasan ciertas cosas, ya sea que sube el precio del dólar y suben las cosas que nosotros importamos, como los autos o los electrodomésticos. O pasa porque la oferta no es capaz de satisfacer la demanda; o porque no subieron los precios de los combustibles necesarios para producir.

La inflación, así como otras variables económicas, se mueven producto de lo que pasa en la economía en general. La política económica contempla una serie de variables que son muy difíciles de controlar, y por eso sucede que en muchos países del mundo se ha optado porque el Banco Central tenga una misión única y clara, que es el control de la inflación.

El fenómeno es muy perverso y cruel con las familias, porque es frustrante para quienes reciben su sueldo y no les alcanza para lo que necesitan. Chile, en alguna época llegó a tener inflación de hasta 500 por ciento, lo que significaba que los productos podían valer hasta cinco veces más de lo que costaba en el mes anterior.

De esta manera, el Banco Central se pone como meta tratar de encauzar la inflación con distintas herramientas. Es súper importante mencionar también que la institución no tiene herramientas para afectar los precios directamente o para afectar la producción, sino que tiene ciertas herramientas monetarias (compra o venta de pagarés, por ejemplo) para ir dando señales e ir suavizando lo que va pasando con la economía.

Yo me atrevo a decir con mucha confianza que el Banco Central en nuestro país es una entidad absolutamente técnica y que, como tiene una meta súper clara e independiente, cumple bien su rol de controlar la inflación y evitar que existan cambios bruscos.

5. ¿Cómo está Chile en comparación con otros países de Latinoamérica?

Argentina tiene una inflación interanual, entre mediados de 2020 a mediados del 2021, de alrededor de 50%; Brasil está cercano al 10%. Las personas en Argentina si ganan lo mismo que el año pasado, ahora pueden comprar la mitad de las cosas, lo cual es muy terrible. Se trata de un caso excepcional, porque allá durante mucho tiempo se ha observado que recurren a controles de tipos de cambio o controles de producción. Todo eso genera trastornos en la economía, y en este caso ha llevado a que la inflación sea tan grande.

Brasil es un caso importante, porque muchas de nuestras importaciones vienen de allá, como la carne, alimentos, o vehículos. Si en Brasil suben los precios implica que cuando importemos los autos van a venir más caros sin considerar el tipo de cambio. Uruguay y Paraguay están en torno al 7,4% y al 6,4%, y México está cerca del 6%.

La inflación ha escalado en Argentina. En la foto, el presidente de ese país, Alberto Fernández. Foto: Europa Press.

6. ¿Deberíamos preocuparnos por el aumento en la inflación?

En Chile, que tenemos hasta el momento una inflación en 12 meses de 5,3%, estamos en un rango de lo razonable. No es una situación alarmante, para que la gente salga corriendo a comprar antes de que las cosas suban de precio, pero si algo de lo que hay que preocuparse oportunamente para que no siga avanzando.

7. ¿En qué afecta la inflación en una familia quiere adquirir su casa propia?

Hay dos efectos. Primero, en la medida que aumenta la inflación aumenta el valor de la Unidad de Fomento (UF), que es con la que se transa el valor de este tipo de inmuebles. Es decir, quiénes están pagando un dividendo en UF mes a mes, ven como sube el valor. Cuando vamos a ir a comprar una casa, si bien el valor en UF no cambia, en términos de pesos, que es lo que manejamos las personas día a día, también va a ser más caro.

Tasas de los créditos hipotecarios completaron su cuarta semana de bajas y anotaron su menor nivel desde inicios de año
Alza de tasas en los créditos hipotecarios.

Hay otro efecto en las tasas de interés, que es una de las herramientas que tiene el Banco Central para tratar de reorientar la inflación. Recordemos que el dinero que nosotros usamos no tiene un valor intrínseco (como el oro, por ejemplo), sino que tiene un valor que le da la propia economía a través de la confianza que las personas tienen en la moneda. El Banco Central lo que hace es que sube la tasa de interés de sus préstamos cuando los otorga a instituciones financieras o bancos comerciales. Si el Banco Central decide subir la tasa de interés, existen mayores incentivos para ahorrar.

Decir que hay más incentivo al ahorro es lo mismo que decir que tenemos menos incentivo a consumir. En la medida que se logra bajar o controlar el consumo, se va a ir controlando la inflación. Cuando el Banco Central sube la tasa, también tiene efectos en la tasa de largo plazo, que es la que usan los bancos para los créditos hipotecarios. Quienes están saliendo a comprar su casa, donde las tasas han subido, han visto que respecto al año pasado los dividendos le van a salir más caros porque tendrán que pagar más intereses.

Tampoco es una situación alarmante, porque las tasas de interés y los créditos hipotecarios siguen estando en rangos razonables que rondan entre el 3 al 5% anual, que es una tasa bastante baja comparado con la con la historia.

8. ¿Qué ocurre con la gente que quiere comprarse un auto?

La gente está comprando autos para evitar el transporte público por la pandemia. Como los autos son importados, suben primero porque suben en el país de origen, donde los compramos en dólares. Un auto que costaba 10 mil dólares el año pasado, en cualquier país, este año puede estar contando 11 mil dólares, solo por los problemas en el lugar de origen de fábrica.

Además, si acá en Chile el tipo de cambio sube, y es lo que ha pasado este año, que ha subido cerca de un 10%, finalmente se suman a este efecto y terminan subiendo mucho más. Lo que hemos visto en los valores de los autos es que han subido este año.

venta de autos
La explosiva venta de autos nuevos y usados.

Como los autos cambian de año comercial en septiembre, en agosto había grandes campañas comerciales para terminar con los stocks del año anterior. Este 2021 no sucedió, porque no hay disponibilidad de vehículos y hay problemas de transporte internacional. ¡Incluso hay listas de espera! Al igual que en la casa propia, ahora sería mejor ahorrar y esperar a que el escenario esté más estable.

9. ¿Qué nos depara el futuro? ¿Bajará la inflación en el corto plazo?

El Banco Central tiene previsto que la inflación converja a la meta de 3% dentro de dos años, de aquí al 2024. Dada las medidas que tomó la institución, la convergencia podría ser bastante más suave que en el caso de que no lo hiciera. También hay que recordar que para los próximos años, las proyecciones de crecimiento de la economía también son menores. Este año se estima que la economía va a crecer un 12%, lo cual es altísimo, y eso implica que el próximo año se va a desacelerar mucho, es decir, va a crecer mucho menos. Debería bajar el consumo, aumentar el ahorro y eso implicaría que la inflación debería tender a bajar, junto con la disminución de la actividad económica.

Feria libre de calle Ventura Laballe en Santiago centro. Foto : Andrés Pérez.

Este no es el momento para alarmarse, ni para salir corriendo a comprar cosas que suben de precio. Con las acciones del Banco Central deberíamos esperar que la inflación esté un poco más contenida.

10. ¿En qué productos se ha reflejado la inflación en Chile?

Ha subido principalmente en lo que se refiere a vestuario y calzado, equipamiento de vivienda, autos y electrónica, que son precisamente lo que más ha salido a comprar la gente producto de que tiene más liquidez. Pero, además, ha sido incidido por el momento el tipo de cambio y por el aumento en el consumo. Estamos muy lejos de estar en una situación de crisis. Y pensar que mucho de esto tiene que ver con que estamos en el periodo de elecciones, convención constituyente y se está discutiendo un cuarto retiro. Eso genera incertidumbre, pero a fin de año debería desaparecer. Y en la medida que disminuye la incertidumbre, también se calman los ánimos y las cosas deberían normalizarse un poco.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.