Hijo de Bolsonaro: “Pinochet fue una persona que impidió que Chile se transformara en una nueva Cuba”

Eduardo Bolsonaro dice que apoya a Van Rysselberghe, que le gusta el discurso de José Antonio Kast y que admira a José Piñera.


¿Qué piensa de cómo la derecha en Chile está viendo el fenómeno Bolsonaro?

En Chile, pero también en Colombia, están mirando con mucha esperanza, porque Brasil es casi la mitad de Sudamérica, entonces lo que pasa tiene efecto en toda la región. Durante los últimos 13 o 14 años, que teníamos Presidentes del PT, se financiaba a las otras dictaduras, no solo de Venezuela, también en Cuba, Nicaragua y otros países. Y seguramente con este cambio que está ocurriendo en Brasil, con la venida de mi padre, vamos hacer otras investigaciones. El sistema corrupto utilizó un banco público, BNDES, para financiar otros países y yo sé que hay muchas sospechas por obras de Odebrecht que fueron hechas también aquí en Chile. Eso lo vamos a investigar porque este banco público es como una caja negra.

¿Ustedes tienen algún antecedente o indicio de que existan platas de Odebrecht a políticos chilenos?

No puedo hablar con seguridad, pero sospechas siempre hay, porque es un modus operandi. Imaginarse que con Chile sería totalmente distinto, es como una ingenuidad. Pero de esto quién va hablar no es Eduardo Bolsonaro, no es Jair Bolsonaro, sino las autoridades a cargo de la investigación en Brasil.

Aquí se investigaba el caso de un avión que le prestó OAS al candidato Marco Enríquez-Ominami. ¿Sabe de eso?

No, de este caso específico, no. Pero sospechas siempre hay.

Volviendo a la derecha, ¿qué significa para Bolsonaro la derecha chilena?

Chile es un ejemplo en la estabilidad económica. Lo que pasó aquí en los 80 con las reformas de las pensiones es un ejemplo para el mundo. Esa es la principal medida que apreciamos en Brasil, una renta per cápita de US$ 25 mil es como que Chile está en otro nivel distinto de toda Sudamérica. Pero vengo aquí también para aprovechar este momento para que no sea apenas una ola conservadora en Sudamérica, porque así como tuvimos muchos Presidentes socialistas, ahora Sudamérica mira a personas como Piñera, Macri, Jair Bolsonaro. Entonces es un momento para un cambio permanente. Pero para hacerlo, necesitamos tener una comunicación.

¿Y en esta ola conservadora, Piñera está?

Seguramente, mucho más que Bachelet.

Cuando habla de esta ola conservadora, aparte del modelo económico, ¿qué otras cosas la definen?

Es reducir también el espacio del Estado, menos intervención económica, cambiar la visión equivocada de los DD.HH., que hoy solo sirve a los criminales. Tenemos que mirar a las víctimas.

Usted ha estado ya con Jacqueline Van Rysselberghe. Ella enfrenta una elección en su partido, la UDI, por seguir siendo la presidenta. ¿Está con ella?

Sí, si fuese chileno, votaría para ella. Me gusta mucho ella porque hay una conexión de ideales. Además fue a ver a mi padre.

El otro que siempre se acerca a Bolsonaro es José Antonio Kast.

Sí, me dijeron que es el Bolsonaro de Chile. Su posición es muy fuerte, muy bien definida, por hablar fuera de lo políticamente correcto.

¿Para ustedes, como ola conservadora, Pinochet significa algo o nada?

Pinochet fue una persona que impidió que Chile se transformase también en una nueva Cuba. Hoy ustedes miran los frutos de su reforma en las pensiones, la economía, tiene mucho que ver con los que ocurrió en los 80.

Cuando habla del modelo chileno, José Piñera fue importante, el autor de la reforma de pensiones. ¿A qué Piñera prefieren, José o Sebastián?

José Piñera es una inspiración, eso es innegable. Nosotros ahora también tenemos nuestro Chicago Boy, que es Paulo Guede. Treinta años después Brasil va a intentar hacer lo que Chile hizo en los 80. Estamos muy atrasados, entonces: ¡gracias, José Piñera!

#Tags


Seguir leyendo