Algarrobo encerrado por el coronavirus

Las playas en Algarrobo se encuentran cerradas y siendo fiscalizadas por la Armada. Foto: Patricio Fuentes Y.

Es la comuna continental con la mayor tasa de contagios en la Región de Valparaíso. Son nueve los resultados positivos en una zona con 15 mil habitantes, donde las miradas apuntan hacia los foráneos que fueron a pasar la cuarentena hace dos semanas a la localidad.




“La gente (afuerinos) sigue tratando de entrar, lo que demuestra poca solidaridad. Tendremos que reforzar los controles por los accesos rurales, como Tunquén”.

De esta manera, el edil de Algarrobo, José Luis Yáñez (independiente), retrata lo que ocurre por estos días en esta comuna costera, que tiene la mayor tasa de contagios de la Región de Valparaíso (59,3), con nueve casos en sus 15 mil habitantes.

Según del Servicio Nacional de Turismo, Algarrobo recibe 2,5 millones de personas anualmente, que se concentran en los meses de verano, y la gente que vive ahí, especialmente los comerciantes, lo agradecen, ya que inyectan ganancias que quedan para el desarrollo de la comuna. Sin embargo, estas semanas esa actitud ha cambiado. “Las visitas son siempre bienvenidas, pero hoy no”, dice un vecino del sector desde hace 13 años, que prefiere no decir su nombre, dado que “acá -señala- los que tienen que hablar hoy son las autoridades y no nosotros”.

Este algarrobino se refiere a algo que marcó a esta zona del litoral el 20 de marzo, cuando se produjo un masivo éxodo de santiaguinos a sus segundas viviendas en las áreas costeras, lo cual alertó a los residentes de esta localidad.

En esa oportunidad, un grupo de personas levantó barricadas en el principal acceso a la comuna. El miedo era que los foráneos los contagiaran, pues hasta ahí no había rastros del Covid-19.

“Aparecieron dos personas contagiadas de Santiago que se vinieron a pasar la cuarentena acá y costó mucho sacarlos. Y muchas otras que, ignorando la cuarentena, se vinieron a pasear a la playa”, explica David Hanzen, quien reside hace 10 años en la comuna y hoy preside una asociación de adultos mayores.

El que los contagios de Santiago hayan infectado con coronavirus a los algarrobinos no está confirmado, pues afirman desde el municipio no hay cómo comprobarlo. Lo que sí es un hecho es que el 26 de marzo, seis días después de estas visitas, aparecieron los dos primeros contagios locales.

En un comienzo, la autoridad sanitaria decidió elaborar un mapa con los contagios en la comuna. Así se pudo situar a estos dos primeros casos, uno en el sector de Aguas Marinas, en el lado norte de la ciudad, y el otro en Abastros, en el lado turístico aledaño a El Canelo.

Sin embargo, a medida que fueron avanzando los casos, las autoridades locales advirtieron que los vecinos habían iniciado una propia búsqueda de los infectados. “Eso no era bueno para nadie, ya que era prácticamente un linchamiento público”, dice el alcalde.

Hoy son nueve las personas contagiadas con coronavirus en Algarrobo, siendo la comuna continental de la Región de Valparaíso con la tasa más alta de contagios, según el último reporte del Minsal, considerando que son solo 15 mil habitantes.

Yáñez prefiere no culpar a quienes llegaron a vacacionar en marzo, pero tiene sus prevenciones: “Ese puede ser uno de los factores, pero hubo un caso de un adulto mayor que fue a Santiago y se contagió”. Agrega que, a pesar de que en un comienzo se levantaron barricadas por los propios vecinos, y el gobierno prohibió los traslados a las segundas viviendas, hoy igual se puede ver a turistas en las calles.

El seremi de Salud de la región, Francisco Álvarez, explica que “el brote de Algarrobo se encuentra controlado, donde es importante señalar que el origen de estos casos tiene que ver con personas de esta comuna que viajaron a Santiago. Por otro lado, hay que señalar que no han existido nuevos contagios y los contactos de los casos confirmados están en aislamiento en buenas condiciones, sin síntomas y en sus domicilios”.

La Armada está fiscalizando que las segundas viviendas del litoral no estén siendo habitadas. Sin embargo, se ha dado una situación particular, con algunos turistas que quieren fijar su segunda vivienda como la habitual y así no ser multados.

Juan Manuel Bernales, presidente de la Junta de Vecinos Puerto Edén, lo relata así: “Me vinieron a pedir certificados de residencia, no se los di, porque si no nos metemos en un forro grande; hay que ser responsables. Ya no podemos pescar, caminar ni juntarnos con nuestros amigos; todo por la irresponsabilidad de algunos turistas”.

El gobierno ha tomado medidas para reforzar las medidas sanitarias en la comuna. El seremi dice que se ha fortalecido la fiscalización por los accesos de la Ruta 90, “donde pesquisamos a todas aquellas personas que dicen estar en aislamiento, además de identificar a las personas que vienen a sus segundas viviendas de otras regiones y así activar los protocolos cada vez que detectemos un caso sospechoso”.

Comenta