Matías Pérez Cruz ofrece disculpas y acusa ataques “arteros”

Autor: La Tercera

Matías Pérez Cruz, presidente de Gasco.

El presidente de Gasco, quien apareció en un video a orillas del lago Ranco, dijo que espera reunirse con las afectadas.


A través de una declaración pública, el presidente de Gasco, Matías Pérez Cruz, ofreció disculpas públicas a las tres mujeres que expulsó de las orillas del lago Ranco, el miércoles de esta semana. El incidente, que se viralizó a través de un video en las redes sociales, generó controversia e incluso obligó a que el Ministerio de Bienes Nacional abriera una investigación respecto de las delimitaciones del lugar donde ocurrieron los hechos, concluyendo que el sitio era propiedad pública y no privada.

En el escrito, difundido durante la tarde de hoy, Pérez Cruz comenzó haciendo algunos “alcances”, partiendo por “ofrecer mis disculpas a las citadas personas (las tres mujeres) por el mal rato que pudieron haber sufrido, lo que incluso quisiera hacer personalmente, intención que le consta a diversas autoridades”.

El abogado, quien para expulsar a las personas de la orilla del lago argumentó que el terreno era de su propiedad, advirtió que “desgraciadamente, dicha conversación que se ha hecho pública a través de las redes sociales, no es completa y además fue producto de diversas situaciones delicadas en el acceso a mi propiedad desde el lago, ocurridas con anterioridad, aunque repetitivas”.

Agregó que estudiará el tema a fondo, “desde un punto de vista legal, tanto respecto de mi derecho al dominio como al respeto a mi persona”.
La viralización del video encendió no solo la crítica a la actitud de Pérez, sino que también generó algunas burlas, actitud que el abogado rechazó.

“La denostación que se me ha inferido a través de las redes sociales, esto es, con publicidad (lo que nuestra legislación sanciona con más severidad), tanto en forma directa como larvada, debe preocuparnos como sociedad. No solo porque suele ser artera, sino que además anónima, en la que ya ni siquiera se ataca a la persona, sino que a lo que ella representaría, donde influyen diversas pasiones y/o suposiciones, creando un clima hostil”, dijo.

Sobre este punto agregó que “en mi vida profesional me he preocupado de esto último, colaborando a crear jurisprudencia sobre dicha esfera, como consta en diversas revistas especializadas de derecho”.

La carta, de siete párrafos, concluye ofreciendo una conversación a las tres mujeres. “Solo espero poder conversar con las personas afectadas, sin grabaciones subrepticias, y aclarar cualquier diferencia que pudiera haber habido en nuestras posiciones”, señaló.

Picnic

El caso no solo despertó críticas, sino que también manifestaciones públicas. Un grupo de personas llamó a realizar un “picnic” en la orilla del lago Ranco, en el mismo lugar donde ocurrió la discusión.

Aunque la convocatoria en Facebook contaba con 10 mil inscritos, hoy llegó solo una treintena de personas. “Instalaron una carpa y tocaron guitarra. Fue todo súper pacífico, había una patrulla de la Armada”, dijo Osvaldo Soto, del Diario Lago Ranco, quien asistió al evento.

Seguir leyendo