Piscina Tupahue abrirá en dos bloques horarios y con 140 personas por turno

Este lunes se efectuaron las últimas sanitizaciones generales a todo el recinto.

El tradicional recinto de 82x25 m y ubicado en el cerro San Cristóbal recibirá público entre las 10.30 y 17.30 horas.




Este martes en la tarde, y bajo exigentes protocolos sanitarios, comenzará a funcionar la piscina Tupahue, en el Parque Metropolitano. Entre las medidas que regirán se dispuso un aforo reducido y la venta de entradas online, las cuales deberán ser adquiridas con antelación.

La piscina, de 82x25 metros e inaugurada en 1966, es uno de los espacios públicos más concurridos del cerro San Cristóbal, recinto que comenzó a retomar sus actividades en agosto pasado, luego de varios meses de confinamiento.

“Queremos que las familias disfruten los espacios públicos este verano, pero con todos los cuidados y medidas para garantizar su seguridad y evitar contagios. Esta será una temporada distinta en las piscinas, para la cual ya llevamos varios meses preparándonos”, afirmó el ministro de Vivienda y Urbanismo, Felipe Ward.

El secretario de Estado explicó que ya no habrá venta presencial de tickets, sino que los interesados tendrán que adquirir sus entradas solamente vía online.

En cuanto al aforo permitido en el lugar, el director del Parque Metropolitano, Martín Andrade, detalló que podrán ingresar 140 personas en la mañana y otras 140 en la tarde; es decir, existirá un tope de 280 asistentes por jornada. Antes de la pandemia llegaban hasta 1.400 personas por día al recinto de verano.

La piscina funcionará de martes a domingo, con dos bloques horarios. El primero, entre las 10.00 y 13.00 horas. Luego habrá un receso, en el que se realizará una sanitización. El segundo turno es desde 14.30 a 17.30.

Tras ello, se realizará una nueva higienización de los espacios comunes con amonio cuaternario. También habrá control para ingresar a los baños, y los camarines estarán siempre cerrados.

El ministro Ward agregó que se aplicarán los protocolos definidos por el Ministerio de Salud, que indican que se tomará la temperatura al ingresar al parque, no habrá reposeras y los asistentes se deberán guardar distancia (se sugieren cinco metros en el pasto y un metro dentro de la piscina), con el fin de evitar el contacto.

Los visitantes también deberán acudir con botellas de agua para hidratarse, pues no se habilitarán los bebederos públicos. Se definió que la mascarilla se usará al interior del recinto, pero no en el agua. Los precios para acceder al lugar son de $ 4.000 para los adultos y los niños pagarán $ 2.500, valores más bajos que los años anteriores, dada la reducción de horarios.

Comunas

En las comunas también se prepara el funcionamiento de las piscinas municipales.

La ubicada en el Parque O’Higgins podría reabrir a mediados de diciembre y funcionará con visitas previamente agendadas con las juntas de vecinos locales, para evitar aglomeraciones.

“Los camarines no se van a poder utilizar y los aforos serán hiper reducidos”, dijo el alcalde Felipe Alessandri.

También operará con un bloque horario en la mañana y otro por la tarde, para que los grupos de asistentes ingresen.

Asimismo, la Corporación de Deportes de Ñuñoa informó que se trabaja en un plan piloto para reabrir la piscina del polideportivo, ubicada en calle Juan Moya.

A mediados de diciembre se espera que comiencen a dar clases, pues no se trata de un recinto recreativo. Además, se instalarán cubículos para cambiarse de ropa, pues tampoco tendrá funcionando camarines.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.