Ex ministro Ravinet apuesta a la geotermia, la minería y el vino

A través de Geotec incursiona en la minería, con presencia en Chile, Perú, México, Brasil y Colombia. En geotermia realiza exploraciones en el Norte Grande y en el Maule.<br />




En la segunda fila de la política, en la primera fila de los negocios. Así es el presente del ex ministro de Defensa y Vivienda y otrora alcalde de Santiago Jaime Ravinet de la Fuente. Porque tras perder las elecciones por el municipio de Santiago, el político DC se volcó de lleno a sus empresas, las que maneja desde su oficina de Global Consult, en Avenida Kennedy. Con larga trayectoria minera, su foco reciente está en la geotermia. También explora hacer una bodega de vinos.

En minería, su apuesta mayor es Geotec Boyles, firma especializada en exploraciones, donde participa junto a sus amigos y correligionarios Guillermo Atria y Pedro Butazzoni, en alianza con la estadounidense Boyles. Este último explica que la diversificación les permitió sobrevivir a los duros meses en que el precio del cobre se desplomó, paralizándose faenas.

En Chile, Geotec trabaja en todo tipo de proyectos, grandes y chicos, y fueron los primeros, en especial los realizados para Escondida, Collahuasi y Codelco, los que mantuvieron el negocio en los meses más duros. Además, operar en otros países de la región, como Perú, México, Brasil y Colombia, le hizo la coyuntura menos complicada, dice Butazzoni.

Esta empresa, señalan en el mercado, factura sobre US$ 100 millones, pero no es la única que tienen estos socios en minería. También han incursionado en la venta de repuestos mineros con la firma Christensen. Y ahora van por la geotermia. A través de GeoEstrella, el ex edil de Santiago y sus socios participan en exploraciones en este sector.

En Apatache, en el Norte Grande, realizan sondajes para el consorcio Enap-Enel y, en el Maule, para la canadiense Magma Energy Corp. Y las perspectivas parecen buenas. El negocio puede crecer debido a que las prospecciones hasta ahora han sido altamente favorables, indican ejecutivos que saben de esta actividad.

Ravinet preside desde 2006, además, Layne Energía Chile, consorcio formado por Geotec y Layne -que tomó control de Boyles en el mundo- para explorar gas metano en 300 mil hectáreas en el Golfo de Arauco. Si bien allí han encontrado reservas, aún son insuficientes para pensar en su explotación económica, explica Butazzoni. Pero, dice, siguen trabajando.

Con cautela maneja Ravinet un negocio que puede convertirse en su favorito: quiere construir una bodega de vinos en la zona central. Experiencia en el área agrícola tiene, porque produce fruta de exportación en la zona de Buin y su socio Pedro Butazzoni tiene tierras en el Valle del Elqui. Aunque ambos han querido ampliar este negocio agrícola, el precio del dólar ha frenado sus ímpetus.

PATRIMONIO MINERO
Desde la Fech, a fines de los 60, Ravinet encabezó el movimiento universitario que decía no a la "chilenización" del cobre y llamó la atención del ministro del ramo, Alejandro Hales, quien lo nombró jefe de gabinete. De allí pasó a Enami. Tras estudiar en EE.UU. se asoció con Boyles. Y en Perú, en los 70, la dupla Geotec Boyles inició exploraciones mineras con éxito. Como premio, la estadounidense transformó al trío de chilenos en socios de sus operaciones en la región y Ravinet asumió como vicepresidente. La política lo llamó nuevamente a fines de los 80.

Comenta