Con solo una muestra de sangre se podrá detectar el alzheimer en Chile

A partir de este año se podrá utilizar esta técnica en centros de salud del país.

“El estudio partió hace 20 años con una investigación global del alzheimer que comencé en Estados Unidos y continué en Chile. Queríamos responder a la ciencia, a la comunidad médica y a la gente en general, el cómo detectar y poder diagnosticar el alzheimer”, cuenta el doctor Ricardo Maccioni, director del Centro Internacional de Biomedicina y líder del proyecto que permitirá detectar la enfermedad con un examen de sangre en Chile.

Según cifras de la Corporación profesional de alzheimer y otras demencias, el 1,06% de la población padece de alguno de estos males en el país y se estima que para el 2050 la cifra suba a 3,10%, es decir, más de 600 mil personas.

Junto a un grupo de médicos de la U. de Chile y otros de la U. de Pittsburg, Maccioni descubrió que la proteína Tau alterada estaba presente en pacientes con alzheimer, mientras que en los pacientes sin la enfermedad, no existía o se mostraba en niveles muy bajos.

“Luego de esto, descubrimos que existía una correlación con el nivel de deterioro cognitivo del cerebro. La tercera fase demostró en imágenes una disminución del volumen cerebral en ciertas áreas en las personas con alzheimer y eso se relacionó con la presencia alterada de la proteína”, explica Maccioni.

Los investigadores realizaron cuatro estudios clínicos para comprobar que lo que ocurría en la sangre, ocurría al mismo tiempo en el cerebro. Según Maccioni, hicieron un seguimiento a unos 400 pacientes -con y sin alzheimer- de la Unidad de neurología cognitiva y demencia del Hospital del Salvador.

“El procedimiento es bastante simple, tomas una muestra de sangre y la sometes a un proceso de aislamiento de plaquetas, rompes la membrana y recuperas la parte soluble -donde están las proteínas- y se analiza la proteína Tau. Los resultados se tienen en 24 horas”, explica Maccioni.

El científico destaca que esta técnica permite detectar tempranamente la enfermedad, antes de que comiencen los síntomas que, por lo general, surgen a los 65 años.

“También ayudará a la industria farmacéutica con la creación de nuevas drogas para el tratamiento”. Agrega que la licencia de la técnica ya se está negociando con laboratorios chilenos para que este año pueda utilizarse .

Andrea Slachevsky, también parte de la investigación, explica que esta técnica no revelaría la existencia del gen presente en personas con alzheimer y que el riesgo genético corresponde a un pequeño porcentaje de las causas.

“La mayoría de las causas se deben al envejecimiento, y de ahí surgen una serie de factores de riesgo que tienen que ver con problemas cardiovasculares, hipertensión, sedentarismo, dietas, entre otros”, señala la investigadora.

El descubrimiento fue tal que la revista internacional, Journal of Alzheimer’s Disease, lo consideró la investigación más importante del 2016.

Seguir leyendo