El impacto de la crisis en la economía

empleo



SEÑOR DIRECTOR

La caída de 3,4% en la producción de Chile en octubre pasado ha marcado una luz de alerta al ser mucho más pronunciada de lo que se esperaba y da cuenta de las miles de horas laborales perdidas en cientos de fábricas, puertos y salas de clases, entre otros, siendo altamente posible que en el mes de noviembre presenciemos una nueva caída, esta vez cercana al 5,7%.

Este desastre económico autoinfligido, se da en un contexto en donde el mundo está mejor que hace un mes y medio atrás, gracias a los avances obtenidos en el acuerdo entre China y Estados Unidos, y de hecho nuestros indicadores, previos al terror, también auguraban una economía creciendo más de 3% y con una tasa de desempleo sistemáticamente a la baja. Todo esto quedo atrás, tras una cortina de fuego y tanto consumidores como inversionistas miran el futuro con terror, lo cual genera un apetito insaciable por dólares y la pulsión de llevar dichos dineros lo más lejos posible de la violencia reinante.

Ante el terror, nuestro ADN nos da dos alternativas: huir lo antes posible o actuar con coraje. Coraje no es dejar de sentir el miedo, es actuar contra la amenaza a pesar de que el terror nos invade. Creo que es el momento del coraje ante la violencia, ante la especulación y los demagogos que creen que arrojando la billetera fiscal por la ventana y duplicando la deuda pública habrá solución al terror. Eso es huir.

Aún tenemos patria, ciudadanos.

Tomás Flores

Libertad y Desarrollo

Comenta

Imperdibles