Parcelaciones: planificación y nueva normativa




SEÑOR DIRECTOR:

El aumento de parcelaciones en Chile requiere nuestra máxima atención. Es una opción para familias que buscan mejor calidad de vida, pero la falta de regulación pone en riesgo a quienes llegan y a quienes están, colapsando a las comunas que los reciben. Aunque la ley no lo permite, miles de familias vivieron o viven en parcelaciones mediante proyectos habitacionales que usan el Decreto Ley 3.516, creado en 1980, para dividir predios agrícolas, forestales o ganaderos. Una distorsión normativa privada avalada por el Estado.

Hace 30 años esto no significaba un problema, pero hoy, con una migración desatada desde el centro al sur del país, la situación está fuera de control, dando pie a condominios de hasta 400 parcelas sin regulación. ¿Se exige algún tipo de planificación? No. Se urbanizan zonas volcánicas, de aludes, de alto valor ecológico o agrícola. ¿Servicios sanitarios? De manera deficiente, con fosas, pozos o saturando al APR local. ¿Estudios viales? No. ¿Normativa ambiental? Se intervienen ecosistemas sin evaluación ambiental. ¿Recolección de residuos? Se solicita la recolección al municipio. ¿Permiso de edificación? No. ¡Se construye sin autorización municipal!

Vivir fuera de la ciudad es legítimo. Pero hagámoslo de manera responsable y regulada, no reiterando la distorsión normativa y el descontrol actual. Eso requiere colaboración entre el sector público, privado y la sociedad civil, regularizar lo existente y acordar estándares mínimos. No contribuyen las campañas del terror o difundir información falsa que hemos visto, porque los municipios debemos hacer cumplir la ley, asegurando el desarrollo sostenible de nuestras comunidades. Nuestra labor no es por voluntad, es obligación.

Tomás Gárate Silva

Alcalde de Puerto Varas

Comenta

Los comentarios en esta sección son exclusivos para suscriptores. Suscríbase aquí.