Cable vs Bluetooth: Quién domina el mercado de los audífonos

Aumentando sus horas de autonomía y abreviando casi al 100% la latencia, los audífonos inalámbricos han conseguido una sofisticación que les hace competencia directa a la mayoría de los audífonos con cable que hay en el mercado. ¿Cuál es mejor? Dos expertos opinan sobre los pro y contras de cada uno.


La noticia llegó hace algunas semanas y, si bien son números mayores, no sorprendió tanto al mercado porque era de esperarse entre sus competidores. Apple se convirtió en la primera compañía en alcanzar una capitalización en el mercado de 3 billones de dólares, a pesar del complejo panorama mundial por la pandemia y la crisis económica. Su logro está basado principalmente en el avance tecnológico que han representado no solo sus teléfonos y computadores, sino que, en gran parte, sus gadgets más famosos como los Apple Watch y, sobre todo, los AirPods, que marcaron una tendencia que fue imitada por otras compañías y que hoy representan una de las más importantes fuentes de ingreso para la empresa.

Apple, sin embargo, no fue la primera empresa en crear una línea de audífonos que funcionan por medio de Bluetooh y que no necesitan cable. El primero fue hecho por Ericsson en 2001, y era un manos libres que iba directo a la oreja. Tras décadas de intentos y avances tecnológicos, estos audífonos fueron tomando forma para ser lo que conocemos ahora. De acuerdo con Android Central, los primeros audífonos Bluetooth stereo fueron unos llamados Dash, en 2014, hechos por la empresa alemana Bragi. Desde entonces otras compañías, como Onkyo en 2015, intentaron replicar el modelo con diferentes fallas, como estabilidad de conexión y baterías con poca vida útil, algo que fue mejorando junto al mercado tecnológico.

Hoy, el mercado está completamente dividido entre los audífonos con cable y los audífonos bluetooth, con un amplio porcentaje del público apuntando a este último. Sin embargo, aún existe un grupo que se resiste al cambio por diferentes razones.

Moda versus calidad

A finales de 2021, una tendencia muy clara se hacía notar en las nuevas plataformas de redes sociales como TikTok, noticieros como NZ Herald y en páginas de moda como Vogue. Una, es que los AirPods sí eran considerados un accesorio a la moda, y, en segundo lugar, que después de un reinado de la era inalámbrica por un corto período de tiempo, los audífonos con cable comenzaban a verse como un accesorio vintage a tal punto que su retorno (aunque nunca se hayan ido del mercado) era considerado una moda incluso más fuerte que los mismos AirPods.

Sucedió con celebridades como Kim Kardashian y Nicole Kidman, quienes fueron captadas usando audífonos con cable y rápidamente volvieron a estar en boca de todos, renovando la imagen del antiguo producto y posicionándolo como un competidor fuerte otra vez. Una batalla que mezcla moda y calidad.

Para Mario Saavedra, experto en tecnología, hay efectivamente dos elementos a considerar. Uno es la tendencia, lo que dicta la moda, y el otro es la calidad técnica. Para él, el mercado apunta 100% a un futuro sin cables en ambos elementos. “Actualmente, la calidad se puede conseguir tanto en audífonos con cable como con Bluetooh. Sin embargo, con audífonos como los AirPods Pro puedo escuchar a la máxima calidad que existe la música.

La moda, en este caso, va a la par con la tecnología, ya que, desde la existencia del bluetooth 2.0 en adelante, se permite que la conexión entre un audífono y un aparato emisor de la música tenga la capacidad suficiente para transmitir esos datos en la mejor calidad, explica Saavedra.

Estos formatos, que son soportados por la nueva versión de Bluetooth 5.0, consideran el formato FLAC, que es uno sin compresión y que son uno de los más finos formatos para escuchar música. “La conexión tiene que ser capaz de transmitir ese río de datos. Actualmente hay tecnologías y aparatos de alta gama que sí lo soportan, pero sigue habiendo otras que no”, afirma el especialista.

La evolución de la tecnología ha hecho que los audífonos inalámbricos le puedan hacer el peso a los clásicos de cable. Esto, en parte, por el avance que permitió cargas mucho más rápidas y duraderas, además de prescindir de baterías demasiado pesadas o grandes, características que sustentan su uso y lo masifican en las diferentes marcas más allá de Apple, como por ejemplo Samsung, LG, Bose, Logitech (Jaybird), Skullcandy, Sennheiser, Plantronics, Microsoft, Panasonic, Altec Lansing, Yamaha y otros.

“Hoy, todos los fabricantes tienen un audífono bluetooth”, afirma Hugo Morales, experto en tecnología. “Ha mejorado muchísimo en la transmisión de datos y calidad de audio. Ahora, con el bluetooth 5.0, se disminuyó la latencia casi por completo (lo que se demora en llegar el audio del dispositivo al auricular) y se reduce también el consumo de energía. El usuario común y corriente, que escucha música mientras camina o hace ejercicio, o sea, que tiene un uso recreativo de los audífonos, utiliza aproximadamente en un 90% este tipo de audífonos”, explica.

Para ambos expertos, los audífonos sin cable son una mejoría del servicio de audífonos. Y sentencian que el futuro es, justamente, sin cables, debido que se está optimizado el aparato para transmitir la mayor cantidad de datos posibles y no pierda calidad.

Aún con ese futuro en mente, los expertos especifican que todo depende del uso que se le quiera dar a ese audífono. El mercado es tan amplio que hay un audífono para cada gusto. Mario Saavedra explica que, si bien un cable siempre va a tener pérdida en la calidad del sonido, algunos audífonos con Bluetooth aún pueden presentar una latencia mayor a esa pérdida, algo que sólo un oído entrenado podría notar. En ese sentido, si el usuario los quiere ocupar para un fin no recreativo, tiene diferentes opciones para elegir.

“En el lado más pro, de gente que trabaja en cosas de edición, por ejemplo, actualmente se ocupan los dos. Si bien la latencia es cada vez menor, con la creación de aparatos más sofisticados, aún existe un porcentaje que, por ejemplo, puede escuchar desfasado del video”, afirma Saavedra. Esto puede ocurrir con más frecuencia en espacios como reuniones de zoom e instancias laborales de esas características.

Los precios que mueven el mercado

Lo que está cambiando para siempre el panorama de los audífonos es el precio. En el pasado, era muy complicado encontrar uno de buena calidad a un precio accesible, por lo mismo existía en el ciudadano promedio una cierta reticencia al cambio de cable a inalámbrico. Hoy, la variedad es tan grande que es posible encontrar audífonos de buena calidad, con cargas duraderas y sin latencia a un precio bajo.

“Puedes encontrar a 18 mil pesos unos que son perfectos, igual que los de 600 mil”, afirma Saavedra. El avance de la tecnología Bluetooth, que tiene a la mayoría del mercado ocupando su versión 5.0, es cada vez más común, entregando al usuario promedio conexiones en tiempo real con latencias de milisegundos tan discretos que el oído no es capaz de percibir.

Hugo Morales comenta que es tan amplia la gama de marcas, que están concentrando sus esfuerzos en tener audífonos inalámbricos, sobre todo para hacerle competencia a Apple, que por lo mismo su precio en el mercado bajó considerablemente.

“Hay tanta competencia que puedes encontrar audífonos en el retail a 20 mil pesos de marcas como Samsung, Xiaomi y otros fabricantes de smartphones. Para una buena base no tienes que gastar tanto, de hecho, si gastas mucho mejora muy poco la calidad, no hay tanta diferencia entre uno y otro en la actualidad”, señala Morales.

Portabilidad

Hay factores que optimizan y pavimentan el camino para que el futuro sea efectivamente sin cables. Uno es la compatibilidad. La mayoría de los teléfonos vienen seteados para funcionar con audífonos sin cable e incluso modificaron su anatomía para que esto se llevara a cabo. “Viene de la mano con la minimización de los puertos en los teléfonos. Cuando se restó el puerto para cable auxiliar Jack 3.5 (el más típico dentro de los cables de audífonos) por entradas específicas para cada teléfono y luego sin entradas, esa es una tendencia que se copió entre las marcas”, dice Hugo Morales.

El otro factor es la portabilidad. Desde que Apple cambió el juego para la industria, se mostró el uso de auriculares con Bluetooth como una experiencia completa que va de la mano con la portabilidad, la manera en que están presentados e incluso la manera en que se pueden llevar o almacenar. “Cuando la experiencia de uso se complementa tan bien con la funcionalidad, creas un producto que termina modificando la forma en que se consume ese producto”, agrega el experto, y es un punto que está asociado también al factor seguridad, ya que su tamaño y discreción es atractivo para quien no quiere mostrar que los lleva puestos.

Uno de los más importantes factores es el avance tecnológico en sí mismo. Dentro de la categoría audífonos se han posicionado los TWS, un tipo de audífono inalámbrico que crea un sistema de sonido estéreo sin latencia, donde cada audífono tiene una conexión única y directa al dispositivo y se sincroniza cada uno por separado desde el teléfono y no necesariamente entre ellos.

Esa autonomía mejora la calidad significativamente. Por otro lado, el mercado ya se está moviendo con otros tiempos de carga y duración de batería. Lo que comenzó con dos horas de conversación y hasta 5 horas de reproducción en AirPods avanzó rápidamente a 11 horas de conversación y 18 a 24 horas de reproducción. Incluso, la marca HyperX recientemente hizo historia al presentar los primeros audífonos inalámbricos gaming con 300 horas de autonomía.

Un informe de Grand View Research, que hizo una proyección desde 2017 hasta la actualidad, adelantaba que los avances tecnológicos, como la aparición de teléfonos inteligentes iba a impulsar el crecimiento de los auriculares inalámbricos durante el período de pronóstico. Además “se esperaba que la creciente inclinación de los consumidores hacia diseños elegantes, atractivos y simples impulsaría las ventas de estos auriculares”, sobre todo por la necesidad de cancelación de ruido y comunicación de campo cercano, donde estos interactúan con otros gadgets tecnológicos de moda.

Si bien estas son tendencias del mercado, aumentadas por su calidad técnica y las modas pasajeras, el panorama sigue siendo un empate entre ambas, con una disponibilidad inmensa de ambos tipos de audífonos, para todos los gustos y bolsillos.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.