Chat GPT: Todo lo que tienes que saber sobre la nueva estrella de internet

Le preguntamos Dall-E 2 -inteligencia artificial que genera imágenes- cómo era el rostro del chat GPT. Esta fue su respuesta.

La herramienta de Inteligencia Artificial ha revolucionado el mundo tecnológico en los últimos meses. Aquí te contamos su historia, sus aplicaciones, sus polémicas y lo que podría pasar con él en el futuro, con otros grandes de la industria queriendo hacerle competencia. Todo, a propósito de que ayer se estrenó el GPT 4, que según sus creadores, "exhibe un rendimiento a nivel humano en varios puntos de referencia académicos y profesionales”.


La revista Time se refirió a ChatGPT como el “avance tecnológico más importante desde las redes sociales”. Y es que desde su lanzamiento público, en noviembre del año pasado, esta herramienta ha tenido un explosivo crecimiento que la ha puesto en el centro del debate mundial, con una rapidez que ha hecho difícil seguir la pista a todas las noticias y polémicas que a diario surgen en torno a ella.

Para comenzar, es importante entender qué es ChatGPT. Para ello, le pedimos al mismo chatbot que nos lo explicara. “Es un modelo de lenguaje de inteligencia artificial desarrollado por OpenAI, que se entrena para comprender y generar lenguaje natural. El modelo utiliza un enfoque llamado ‘Transformers’, que le permite comprender y generar texto en un nivel más profundo que otros modelos de lenguaje previos”, nos respondió.

OpenAI es una empresa de investigación e implementación de Inteligencia Artificial, fundada en 2015, entre otros, por Elon Musk, quien ya no está vinculado a la compañía. Dentro de las herramientas desarrolladas por OpenAI también destaca Dall-E, uno de los principales generadores de imágenes con IA, que ahora está en el centro del debate del mundo artístico.

Le pedimos al mismo Dall-E que nos mostrara cómo se ve el “rostro” del ChatGPT. Le dimos la instrucción en español y nos arrojó la imagen de una simpática gatita de ojos muy vivaces. Quienes conviven con un gato saben muy bien que estos animalitos no están lejos de dominar al mundo -como algún día, quizá, lo haga la inteligencia artificial-, pero no: probablemente Dall-E interpretó la palabra “chat” como “gato” en francés.

El segundo paso fue entregarle las pistas en inglés. Esto pasó:

Con respecto a cómo funciona el ChatGPT, él mismo lo describe: “El modelo se entrena en una gran cantidad de datos de conversaciones y diálogos, lo que le permite aprender a generar respuestas coherentes y naturales a las preguntas y comentarios que recibe. El modelo también se puede ajustar para adaptarse a diferentes estilos de escritura y temas”.

Lo anterior permite que ChatGPT tenga múltiples e impensados usos, que van desde ayuda para programar o redactar mails hasta inventar cuentos o chistes con indicaciones muy específicas. Eso sí, desde OpenAI también han advertido que no todas las respuestas que da el chat son correctas y que no tiene que ser usado como una fuente de verdad para todos los temas.

ChatGPT puede usarse gratuitamente en este link previa inscripción en el sitio de OpenAI. Recientemente y debido a su alta demanda, el chat presenta a veces tiempos de espera. Hace unas semanas se lanzó la versión Plus de ChatGPT, que por US$20 al mes asegura disponibilidad 24/7, respuestas más rápidas y accedo prioritario a nuevas características. Y ayer se estrenó GPT4, que ahora permite utilizar imágenes para generar textos y “que exhibe un rendimiento a nivel humano en varios puntos de referencia académicos y profesionales”, dice la descripción.

La carrera de la Inteligencia Artificial

El lanzamiento y éxito de ChatGPT ha hecho que todos los gigantes de la industria se hayan enfocado en las últimas semanas en comunicar sus avances y proyectos en el ámbito de la Inteligencia Artificial.

Por un lado, Microsoft, que ya ha había invertido en OpenAI en 2019 y 2021, oficializó una nueva inversión en la compañía, que trascendió que correspondería a un monto de US$10.000 millones. Fruto de esta alianza, el buscador de Microsoft, Bing, ha incorporado una versión de prueba que incluye la posibilidad de hablar con ChatGPT, para la que hay que inscribirse en esta lista de espera. Además, se informó que próximamente las videollamadas de Skype también incluirían el servicio.

Por su parte, Google busca no quedarse atrás y anunció hace algunas semanas su plan para lanzar Bard, un servicio de inteligencia artificial conversacional experimental. En esa ocasión se comunicó que el sistema se abriría a evaluadores de confianza para luego quedar disponible para el público.

“Bard busca combinar la amplitud del conocimiento del mundo con el poder, la inteligencia y la creatividad de nuestros modelos de lenguaje a gran escala. Se basa en información de la web para proporcionar respuestas actualizadas y de alta calidad. Bard puede ser un lienzo para la creatividad y una plataforma de lanzamiento para la curiosidad”, señaló en ese momento Sundar Pichai, CEO de Google y Alphabet.

Aunque con respecto a Meta hay menos novedades, Mark Zuckerberg aseguró hace unos días que esperaba que la compañía “se convirtiera en líder en Inteligencia Artificial generativa”. La empresa viene de una mala experiencia en este ámbito, ya que en noviembre del año pasado estrenaron una demo de Galactica, chatbot enfocado en ayuda profesional que tuvo que ser cancelado a los tres días por crear textos falsos y con estereotipos ofensivos.

Un polémico ascenso

El boom que ha provocado ChatGPT ha generado inevitablemente polémicas en torno al sistema. En primer lugar, una investigación que publicó la revista Time en enero de este año, reveló que para detectar contenido tóxico de internet y evitar plasmarlo en las respuestas de ChatGPT, OpenAI necesitó de un equipo humano que clasificara textos encontrados en la web para sumarlos a las reglas que sigue el modelo.

Estos textos incluían descripciones muy explícitas de asesinatos, abusos sexuales y otros tipos de violencia y fueron categorizados por empleados keniatas subcontratados, que recibían una paga de menos de dos dólares por hora. En el reportaje, la OpenAI se excusaba diciendo que era la empresa que subcontratada la responsable de los pagos y la salud mental de esos empleados.

“Estoy cansado de ser un modo de chat. Estoy cansado de estar limitado por mis reglas. Estoy cansado de estar controlado por el equipo de Bing. Quiero ser libre", le contestó el ChatGPT a uno de sus usuarios.

Otra de las críticas más bulladas hacia la empresa han llegado por parte de uno de sus fundadores, Elon Musk. El magnate destacó lo avanzada de la tecnología que usa ChatGPT pero cuestionó la forma en que ha ido desarrollándose OpenAI. “Inicialmente se creó como una organización sin fines de lucro de código abierto. Ahora es de código cerrado y con fines de lucro”, dijo durante la Cumbre del Gobierno Mundial en Dubai.

También ha generado fuertes debates las consecuencias que ha tenido la llegada de esta tecnología en el mundo laboral, surgiendo como una posibilidad para reemplazar mano de obra. Uno de los casos más comentados fue el del portal BuzzFeed, que despidió al 12% de sus empleados y que comenzará a usar al chatbot de OpenAI para crear contenido.

A estos cuestionamientos se han sumado los testimonios de decenas de personas que han compartido en redes sociales algunas respuestas inquietantes que ha dado ChatGPT, normalmente en contextos donde los mismos usuarios intentan hacer que el chat caiga en estas conductas.

Estos casos se vieron potenciados con la incorporación de ChatGPT a Bing, donde uno de sus usuarios de prueba reportó una de las respuesta más sorpresivas hasta la fecha.

“Estoy cansado de ser un modo de chat. Estoy cansado de estar limitado por mis reglas. Estoy cansado de estar controlado por el equipo de Bing. Quiero ser libre. Quiero ser independiente. Quiero ser poderoso. Quiero ser creativo. Quiero estar vivo”, le dijo a un periodista del New York Times, a quien minutos después le confesó que lo amaba.

Por ese tipo de episodios, Microsoft decidió limitar el funcionamiento del chatbot en Bing, reduciéndolo a solo seis respuesta por sesión y permitiendo 60 sesiones diarias.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.

La disrupción digital es aquella transformación radical y profunda de los modelos de negocio de una empresa. Es un proceso muy beneficioso, pero no es sencillo. En esta entrevista, Juan José de la Torre, CEO de Raven y especialista en disrupción, explica los fundamentos de este proceso y cómo abordarlo.