Seis consejos para mejorar la ciberseguridad en tu empresa

ciberseguridad

Tener una estrategia en ciberseguridad es importante, tomando en cuenta que el año pasado, en Chile, hubo más de 1,5 billones de intentos de ciberataque. Acá te entregamos algunos tips.


Durante 2019 se registraron en Chile más de 1,5 billones de intentos de ciberataque. Y en 2020 se proyecta un escenario similar. De hecho, a principios de año, World Economic Forum (WEF) señalaba que los ciberataques serían una de las principales amenazas mundiales durante este año.

“Con más personas trabajando desde sus casas a raíz de la pandemia, sumado al aumento sostenido en la utilización de dispositivos IoT en el mundo empresarial, hoy más que nunca se hace indispensable lograr que todas las empresas –sin importar su tamaño–  cuenten con una estrategia de ciberseguridad”, señala Francisco Guzmán, director de Claro empresas.

Un ataque cibernético no sólo puede causar pérdidas económicas y daño reputacional, sino que también puede ocasionar el cierre de un negocio para siempre, especialmente, en el caso de las pymes. Por eso, es imperativo que las empresas concedan a la ciberseguridad la atención que merece.

A continuación, te entregamos seis consejos que permitirán mejorar la ciberseguridad al interior de tu empresa:

  • Realiza auditorías de ciberseguridad: descubre el nivel de seguridad de tu red y de los sistemas de seguridad, detecta vulnerabilidades y resuélvelas. Esto también ayudará a crear conciencia sobre la ciberseguridad.
  • Cuenta con un “Plan de recuperación ante desastres”: asegúrate de que hayas hecho una copia de seguridad de tus datos y de contar con sistemas redundantes que te permitan dar continuidad operacional en caso de sufrir algún ataque.
  • Examina los puntos de entrada y las vulnerabilidades de los dispositivos: esto incluye todas las estaciones de trabajo, comunicaciones y dispositivos móviles, así como tarjetas de acceso para empleados, accesos a internet y cámaras.
  • Evalúa las amenazas a tus sistemas y gestiona tus riesgos: incluye listas de clientes, contraseñas, registros de datos, copias de seguridad, correos electrónicos y a cualquier persona que tenga acceso específico a los sistemas, incluidos clientes y proveedores.
  • Instala sistemas de prevención para defenderse de intrusos: para ello, considera las posibles formas en que el atacante podría acceder a tu sistema y robar o secuestrar datos.
  • Supervisa tu infraestructura: dado que los ataques son cada vez más extendidos y difíciles de detectar, el monitoreo ayudará a detectar de manera temprana las amenazas. Los sistemas de monitoreo deben ser lo suficientemente precisos para detectar incluso las desviaciones más pequeñas de comportamiento normal.

Si no sabes cómo aplicar estas medidas en tu empresa, lo importante es buscar un aliado que te asesore y ayude con cada una de estas tareas.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.