Guía práctica para entender y sacarle partido a la Nube

Futuristic design of a cloud network computing

Conocidas por ser un gran depósito de datos en internet, los servicios de cloud computing prestan servicios en tiempo real en cualquier parte del mundo, tanto para empresas como usuarios. Aquí te explicamos en 7 pasos en qué consiste, cuán segura es y, lo más importante, cómo trabajar en ella.


En tiempos de trabajo remoto, el servicio de la nube o cloud computing es vital. Así lo sintetiza Paulo Colomés, ingeniero en Redes y Ciberseguridad de la empresa Nis.cl, quien detalla que el Cloud va mucho más allá de guardar archivos, sino que apunta a una diversidad de servicios, que tradicionalmente se utilizaban de forma local, ya sea por usuarios o empresas, y que ahora pueden ser ejecutados desde internet, sin tener que depender de servidores físicos ni de inversión en infraestructura.

“Las personas ya no necesitan pagar a alguien que les instale una solución completa de servidores de correos o de respaldos de archivos importantes”, explica Colomés, apuntando que la existencia de la nube computacional ayuda a flexibilizar el trabajo, porque no es necesario que los usuarios estén físicamente en sus oficinas para poder operar como habitualmente lo hacen.

Dentro de las características esenciales, los servicios Cloud ofrecen la posibilidad de no depender de la mantención, administración, implementación o mejoras de la infraestructura necesaria para ejecutar las aplicaciones de los clientes, sino que esos costos se traspasan a un proveedor que se hace cargo de eso, entregando estándares de seguridad y menor riesgo en la continuidad operacional de las aplicaciones y sistemas, entregando soporte y ayuda de especialistas que pueden gestionar múltiples clientes con altos estándares y certificaciones de la seguridad y confianza en los procesos.

Marco Zúñiga, director de la Alianza Chilena de Ciberseguridad y director ejecutivo de Chiletec, señala que ya no es necesario comprar software, sino las aplicaciones necesarias para el rubro, y así pagar solo por los servicios en la nube utilizados, de tal forma que lo ayude a reducir los costos operativos, a ejecutar la infraestructura con más eficacia y a escalar a medida que cambian las necesidades de su negocio.

“Antes una empresa de contabilidad compraba un sistema, hoy adquieren un servicio que tenga aplicaciones ligadas al área, tecnología o consultoría”, ejemplifica Zúñiga, dando paso a que parte de los servicios en la nube pueden variar desde la creación e implementación de aplicaciones nativas de la nube, almacenar datos, crear copias de seguridad de los mismos y recuperarlos, e incluso análisis de datos entre equipos, divisiones y ubicaciones en la nube.

¿En qué consiste la Nube? Aquí te lo explicamos en 7 preguntas:

1.¿Qué es la Nube?

En palabras simples, es poder trabajar con diferentes aplicaciones e información disponible en internet, sin tener que depender de un formato físico como pendrives o memoria externa para utilizarse. El concepto hace referencia a servidores, computadores, en el cual encontramos muchos servicios, desde almacenar información en línea y después acceder a ella desde cualquier lugar, usando cualquier dispositivo que nos permita conectarnos a internet, permitiendo descargar un documento, acceder a información guardada en determinado servidor ubicado en cualquier parte del mundo.

2. ¿Qué servicios puedes encontrar en la nube?

El más común es para almacenar archivos en servidores de internet y después acceder a ellos desde cualquier lugar, usando un dispositivo con conexión a internet. Con esto no es necesario que tus archivos estén guardados en tu computador y no corres el riesgo de perderlos en caso de que el equipo sufra algún daño. Las plataformas disponibles son intuitivas y funcionan como una carpeta gigante, con cierta cantidad de espacio gratuito, pero si necesitas más, puedes adquirir pagando planes mensuales o anuales.

En la nube puedes guardar archivos, fotos, contactos, documentos, música, películas y documentos electrónicos, entre otros. Además, puedes compartir lo que almacenas ahí con otras personas sin tener que enviar la información por correo electrónico, simplemente apretando una de las opciones para compartir a través de correo, permitiendo así trabajar a distancia documentos o descargando material pesado sin tener la necesidad que descargarlo y enviarlo por mail.

Otro servicio es infraestructura, almacenando aplicaciones como hardware o máquinas necesarias para procesar datos. Empresas que antes requerían de apps para contabilidad o servicios de delivery, hoy pueden pagar por servicios para contar con herramientas para todo un equipo de trabajo.

3. ¿Puedo trabajar documentos a distancia?

Sí, la nube te permite crear, editar y guardar textos, hojas de cálculo o presentaciones, usando programas clásicos como Word, Excel o PowerPoint, porque puedes ingresar, ver y actualizar tus documentos, mediante cualquier dispositivo, sin tener que cargar tu computador a donde vayas, incluso desde un teléfono ante emergencias. Para hacerlo, debes utilizar la opción “compartir”, que permitirá obtener un link para enviar a la persona con la que quieras escribir al mismo tiempo, o agregar a través de correo electrónico. Así, ambos podrán editar o eliminar lo que vayan escribiendo o trabajando.

4. ¿Existe más de una nube?

Existen nubes privadas, que son las que implementan las empresas de forma interna en sus infraestructuras, para dar soporte a sus propias necesidades, sin requerir el pago a un tercero, y que, generalmente las usan para dar servicios internos. Ejemplo de esto es una empresa que necesita enviar correos a todos sus clientes, y utilizan la nube de Amazon Lightsail, que permite enviar correos masivos sin la necesidad de descargar una aplicación, solo utilizando el servidor de internet.

Las empresas pueden implementar estas soluciones internamente con sus propios departamentos de TI o bien con la asesoría experta de una empresa externa, ya que en Chile existen proveedores locales ligados a compañías de comunicaciones quienes se encargan tanto de monitorear que los datos se transmitan y que almacenan de manera segura desde el servidor externo hasta los equipos conectados.

Por otro lado, están las nubes públicas, que pueden ser consumidas desde internet y cualquier usuario puede adquirir sus servicios. Un ejemplo de esto último serían los servicios de Google Drive, Microsoft OneDrive o Claro empresas con su pack de Smart Working, que ofrece Claro Drive, Office 365, Gsuite, correo empresarial con alta capacidad de almacenamiento o Microsoft Teams con planes que van desde los $3.200 + IVA los primeros seis meses. A la lista se suman otras conocidas como Amazon Drive, Mega, Apple iCloud o MediaFire, las cuales pueden ser una opción dependiendo del servicio operativo favorito del usuario. A la hora de elegir una nube pública, Paulo Colomés indica que hay que fijarse en el precio respecto al servicio que proveen, ya que no todas ofrecen lo mismo por el mismo valor.

También existen nubes híbridas, una solución que combina una nube privada con uno o más servicios de nube pública, con software exclusivo que permite la comunicación entre cada servicio distintivo. Una estrategia de nube híbrida proporciona a las empresas una mayor flexibilidad transportando cargas de trabajo entre soluciones de nube según fluctúen las necesidades y los costos.

5. ¿Cómo puedo adquirir una nube pública?

Dependiendo de tus necesidades, para utilizar los servicios en la nube basta conectarse a internet, elegir uno de los servicios que ofrece la nube, abrir una cuenta que siempre es gratuita -y con opción para agrandar espacio-, para lo cual debes ingresar tus datos personales, una contraseña y tu dirección de correo electrónico. La más popular es Google Drive, donde inicias sesión con tu cuenta de gmail, para luego desplegar un menú. Las nubes pueden ser ordenadas por carpeta, y para subir archivos, basta con solo tomar este con el mouse, para luego “lanzarlo” dentro de la carpeta que decidas.

6. ¿Se pueden perder archivos?

No. Al estar guardados en la nube, solo el usuario puede acceder. Al subir una foto u archivo, este se mantendrá hasta que el usuario decida eliminarlo. En caso de eliminar archivos, las nubes cuentan con papeleras que mantienen hasta 30 días el archivo borrado.

7. ¿Las nubes son seguras?

Si, pero siempre es necesario mantener las contraseñas y accesos seguros, porque al estar expuestas a internet, generalmente son blanco de ataques a los usuarios. Otra cosa importante: para poder trabajar con la tecnología de nube se debe contar con conexión a internet estable.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.