La startup chilena que desarrolla apps para ciudades inteligentes

FOTOS: PABLO SANHUEZA

En solo cuatro años, Communis y su software que busca democratizar el acceso a aplicaciones en los municipios del país llamó la atención de Govtechlab, una iniciativa que busca soluciones tecnológicas para fortalecer a entidades públicas y ayuntamientos en Madrid, siendo uno de los cuatro emprendimientos tecnológicos latinoamericanos seleccionados como finalistas. Esta es su historia.


Communis Software, la startup local seleccionada entre los 20 finalistas del Govtechlab de Madrid, es tan interesante como su creador. Pedro Berríos (38) nació en Santiago, creció en una toma en Lo Errázuriz, para luego vivir durante su infancia y adolescencia en distintas regiones del país, logrando encontrarse con las diferentes realidades que presenta Coyhaique o Chillán.

Berríos estudió en cinco colegios, pasando por la educación pública, particular subvencionada y privada, para luego estudiar cinco carreras universitarias, algunas ligadas a ingeniería y tecnología, que no pudo terminar. Pero el conocimiento queda y él asegura que emprendió porque necesitaba pagarse sus estudios. Cuando decidió dedicarse al desarrollo de aplicaciones, recordó su experiencia trabajando con gobiernos locales, donde dice que se “enamoró” no sólo del servicio público, sino la posibilidad de poder mejorar la calidad de vida de las personas.

Fue así como decidió levantar un software dedicado a crear desarrollos tecnológicos que puedan servir en municipios, independiente de su tamaño o distancia, buscando impactar en comunas con menos de 4 mil habitantes a través de modelos Smart City; un concepto que resume la necesidad de implementar tecnología para crear ciudades sostenibles económica, social y medioambientalmente.

Cuando se enfrentó al tema, aceptó que Santiago y las comunas del sector orientes eran las únicas ciudades inteligentes del país, por lo que la solución que debía crear debía servir en sitios que no signifiquen un servicio costoso para cada administración, siendo también útil para el funcionamiento de cada ciudad, ya sea postulando a algún beneficio o entregando información relevante para la toma de decisiones.

Diferentes consideraciones que Berríos junto a su equipo comenzaron a forjar, creando en 2018 Communis, que logró levantar un capital de 200 mil dólares en sus inicios gracias a un inversionista ángel. “Le dijimos que queríamos profundizar en un hub de ciudad y pensar en un software base para empezar a construir la ciudad como smart”, asegura el actual CEO.

Creación de apps

Communis cuenta con 3 aplicaciones “estrellas”: Mejomunicipio, Tiendacerca y Gobcity, las que son usadas por miles de personas en Chile y Latinoamérica, con cerca de 50 ciudades que disponen de los servicios. La gracia de cada una de las apps es que los municipios las pueden ajustar a sus propios intereses y necesidades, ya sea para el seguimiento de pacientes, alertas ciudadanas, e-commerce para comercio minorista o votación electrónica en caso de hacer plebiscitos comunales.

Frente al último punto, para 2019 Gobcity trabajó con 33 municipalidades en una votación electrónica previo al proceso constitucional, donde a diferencia de su competencia, que estaba cobrando 200 pesos por persona en el padrón, la app de Communis cobraba 10. En ese sentido, Pedro Berríos considera que su principal fortaleza al compararse con otras aplicaciones gob tech dispersas por el gran Santiago, es que la suya disminuye el valor del trato e incluye los servicios de otras app si así lo considera el gobierno comunal. Por ejemplo, su software ha incluido un botón para acceder a Sosafe si el municipio ya trabaja con esa empresa.

Asimismo, el creador agrega: “Cada vez van apareciendo más iniciativas en Smart City, pero se centran en un foco. Nosotros tratamos de entregar la mayor cantidad de herramientas a las ciudades para que en sus procesos de digitalización sean más cortos”.

Communis cuenta con 3 aplicaciones “estrella”: Mejormunicipio, Tiendacerca y Gobcity, que son usadas por miles de personas en Chile y Latinoamérica, con cerca de 50 ciudades que disponen de los servicios.

El hub de Smart Cities ha avanzado de tal manera desde su creación, que han llegado a administrar y analizar la data territorial de los municipios, categorizando la cantidad de los permisos de circulación, dónde están los pagos de derechos de aseo, cuál es la inversión territorial a través de un inventario de ciudad, accediendo desde la aplicación a ese tipo de servicios.

El primer municipio que confió fue Huechuraba, que de la mano de su alcalde Carlos Cuadrado, desarrollaron herramientas que han ido potenciando las tareas de los servicios municipales. Luego vino Lo Prado, Puente Alto, Portezuelo o Chonchi en la isla de Chiloé, sumando más de 18 mil horas de programación entre los cerca de 30 municipios con los que trabajan, cifra que para su creador se traduce en entregar condiciones que dan valor y sentido al capital social, es decir que las personas que viven en Vitacura poseen el mismo valor de las que reciben los beneficios de la app en Primavera en Tierra del Fuego.

Las solicitudes de los mismos ediles les han permitido innovar y adaptarse a las necesidades de la pandemia. Tan solo en 2020 crearon una app para El Bosque y Lo Prado que procesaba la información territorial de contagios para poder prevenir y ayudar a las personas que tenían Covid positivo.

Al mismo tiempo, nació Mercados de Ciudad, plataforma de marketplace que no cobra comisión a los emprendedores para vender en el mundo digital. Las ciudades administran sus comercios, y los emprendedores pueden vender sus productos, llegando a alcanzar a la fecha 20 mercados y 3 mil tiendas disponibles, vendiendo cerca de US$120000 trazados en la plataforma, sin publicidad de por medio. Una solución que ha llamado la atención de ayuntamientos de Colombia, Ecuador, México y El Salvador, con quienes tienen un listado de apertura de por lo menos 600 tiendas.

Tan solo en 2020, la app liderada por Pedro Berríos creó una app para El Bosque y Lo Prado que procesaba la información territorial de contagios para poder prevenir y ayudar a las personas que tenían covid positivo

Finalista en España

La digitalización de los mercados fue lo que llamó la atención de Govtechlab de Madrid, un bootcamp de startups que busca soluciones tecnológicas para fortalecer a entidades públicas y ayuntamientos de la comunidad de la capital española, con servicios digitales enfocados en las personas y en la gestión del territorio.

En su última edición seleccionaron a 20 finalistas, entre estos Communis, para que puedan probar sus soluciones tecnológicas en situaciones reales, implementándolas en 14 ayuntamientos madrileños, los que pagarán por estos pilotos a las startups. Los emprendedores, además, reciben mentorías de expertos de reconocidas empresas y organizaciones, como Airbus, Microsoft o Glovo, por mencionar algunas.

“Estamos muy contentos por el hecho de estar entre los 20 finalistas y es un orgullo enorme el ser los únicos chilenos que han sido seleccionados en esta iniciativa”, señala Pedro Berríos sobre su emprendimiento, que es apoyado por CORFO e Incuba UdeC, y que está a la espera de los resultados finales a entregarse en septiembre, cuando Govtechlab seleccionará a 5 empresas que firmarán contratos para realizar trabajos con los municipios.

Mientras pasan las semanas de cara a lo que sucede en Europa, donde ya comenzaron a implementar sus sistemas, Berríos ha mantenido conversaciones con otro ecosistema importante como lo es México. Allí, están prontos a integrar su serie de aplicaciones en el municipio de Durango, región ubicada en el centro-norte del país azteca que tiene más de 560 mil habitantes. Lo mismo ocurre en Argentina, donde las gobernaciones de Rosario y Neuquén también utilizarán esta tecnología con sus ciudadanos .

Pese a que aún queda tiempo para la premiación, Berríos mantiene sus esperanzas intactas. Frente al proceso de adaptabilidad al mercado español, el CEO considera que a diferencia de otros emprendimientos, Communis es uno “de los más maduros en cuanto a cantidad de clientes, usabilidad, data, y el que tiene más presencia en ciudades”. Mientras espera también el cierre de rondas de inversión durante el último trimestre del año, cree estar logrando lo que alguna vez soñó, buscando soluciones innovadoras que permitan un correcto uso del servicio público. “Nosotros hacemos la tecnología, pero quien le empuja al usabilidad de las personas son los gobiernos locales y sus autoridades”, concluye.

Comenta

Por favor, inicia sesión en La Tercera para acceder a los comentarios.